La DEA podría detener a López Obrador en un futuro… Escribe Jorge Fernández Menéndez.

Ciudad de México, 20 de octubre.- El columnista político y conductor de televisión, Jorge Fernández Menéndez ha sido una de las poquísimas voces que han salido en defensa del general Salvador Cienfuegos, anteponiendo su inocencia a la detención que sufrió en Estados Unidos.

Anuncios

En su más reciente columna, publicada el lunes 19 de octubre, presenta una tesis muy impactante: López Obrador podría ser detenido por petición de la DEA al terminar su gobierno, esto basado en que ordenó, y así lo dijo públicamente, que dejar en libertad a Ovidio Guzmán en octubre de 2019. En el caso que conocemos como “Culiacanazo”, cuando ya estaba detenido por las fuerzas armadas y la Guardia Nacional.

¿Puede esta decisión, que el Presidente ha explicado de todas las maneras, conformar un delito? De acuerdo a lo que escribe Fernández, basado en la acusación vigente contra el general Cienfuegos, sí, sería un delito de protección. Recordemos que existía una orden de aprehensión contra esa persona por parte de Estados Unidos.

Con este ejemplo, que cimbra muchos criterios que han culpabilizado a Cienfuegos en automático, el analista político ejemplifica lo que llama una acusación inverosímil que no tiene sentido.

En una defensa abierta de Cienfuegos, los argumentos de Fernández Menéndez tienen mucha justificación. De hecho, ratifica lo que hemos publicado en este espacio: Un Secretario de la Defensa Nacional no tiene capacidades operativas individuales. Y asevera: “No es verosímil que un secretario de la Defensa se involucre con el narcotráfico sin que lo haga también la columna vertebral de toda la institución. No es un general aislado que trabaja en una zona militar específica, es el secretario de la Defensa”.

De igual forma, asienta que Cienfuegos fue recibido por el ejército de Estados Unidos, con honores en Washington, hace dos años, en 2018, cuando según la DEA ya estaba siendo investigado por actividades criminales. Lo que, también nosotros lo escribimos aquí, es un absurdo.
Lo que veremos en las próximas semanas, meses, al darse a conocer las supuestas pruebas que tienen contra el general Salvador Cienfuegos, es un criterio de presunta protección a un supuesto narcotraficante, que de convertirse en razón para encontrar culpable a una persona estaría sentando un precedente que puede llegar hasta la orden de López Obrador para dejar en libertad al hijo del Chapo Guzmán, lo que sería gravísimo para el país. De este tamaño, con estas semejanzas, Fernández Menéndez, y muchos otros junto con él, ven un peligro, una intervención estratégica en contra de México en la detención del general Cienfuegos.

Redacción / EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *