Caso Cienfuegos. No se vale que Estados Unidos saque información de acá y no informen al gobierno, reclama AMLO

Ciudad de México/ 19 octubre.- Las reacciones del gobierno mexicano en torno a la detención del ex secretario de la Defensa Nacional, el general Salvador Cienfuegos Zepeda, no cesan y se han centrado en un tono de mesura que se combina poco con exigencias tibias y reclamos de respeto a la soberanía y demanda de datos sobre los detalles que llevaron a la captura del militar.

Anuncios

En su conferencia de prensa mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que no se debe iniciar un linchamiento contra una institución seria y confiable como el Ejército Mexicano y que hay que esperar para conocer muy bien las acusaciones y detalles del caso antes de hacer juicios sumarios.

Preguntado sobre la postura del gobierno de los Estados Unidos de no compartir información altamente sensible, en este caso por tratarse de un ex secretario de la Defensa Nacional, Obrador explicó que si bien ellos actuaron con independencia de acuerdo con sus leyes, “aquí lo importante es que nosotros también actuemos con independencia; lo que no se vale es de que ellos participen en México, incluso se vinculen a instituciones de México, sacan información y resuelven sin darla a conocer al Gobierno de México lo que están investigando”.

Es su derecho, porque se trata de un gobierno soberano, pero también nosotros tenemos que hacer lo mismo, agregó sin referirse directamente a la estrecha colaboración de que ha tenido la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR) con la Agencia Antidrogas de los Estadios Unidos (DEA), con la cual se diseñaron y ejecutaron las operaciones “Gárgola” y Cisne Negro” para recapturar a Joaquín Guzmán Loera, El Chapo.

En la mañanera, López Obrador no evitó el tema del general Cienfuegos y reconoció que tuvo que decirle al general Luis Cresencio Sandoval, “como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, Sandoval que se procure no estar declarando sobre este tema, ahora sí que como comandante supremo voy yo a ser el vocero, porque es un asunto muy delicado y yo quiero darle seguimiento, informar, para que no se preste a un golpeteo injusto contra la institución”.

El mandatario habló tres veces sobre el caso del general, lo que le tomó casi la mitad de la mañanera. Insistió en que no se puede permitir se juzgue a nadie si no hay pruebas, sólo por razones políticas o de otra índole, “eso no lo permitimos aquí ni lo permitimos en el extranjero, tratándose de un mexicano que, por cierto, cualquier mexicano que está siendo procesado o va a iniciar un juicio o tiene que enfrentar una acusación tiene asistencia del Gobierno de México, asistencia consular, como se dio en este caso al general Cienfuegos”.

No habrá tolerancia a la corrupción y en caso de que las acusaciones contra el general sean ciertas, se procederá contra los generales o los oficiales que hayan estado involucrados, dijo. Recordó que este martes 20 de octubre se definirá si sigue su proceso en libertad o si se le traslada a una corte una prisión de Nueva York para continuar con el proceso que puede tomar varios meses.

Si no tiene la libertad bajo fianza, inicia allá el proceso con las audiencias y la presentación de las pruebas para saber quiénes -en el caso de ser él responsable, culpable- quiénes participaron, además del secretario Cienfuegos, en esta pregunta protección al cártel del grupo que antes era de los Beltrán Leyva, pero que estaba ya comandado, dirigido por otra persona. Entonces, vamos a esperar el resultado, dijo el presidente.

Este tipo de cosas no las puede hacer una persona sola, se necesitan más personas, más gente para movilizar la droga, el dinero, todo lo que se relaciona con esas actividades. Debemos esperar a ver cómo vienen las acusaciones y qué otras cosas hay en la investigación, señaló.

Tenemos que cuidar a una institución tan importante como la Secretaría de la Defensa Nacional.
Yo creo, dijo, que se trata de un asunto que no puede descalificar de tajo la función tan importante de protección a la integridad del territorio, a los trabajos de protección civil como los planes DN-III, ahora que nos están ayudando tanto en la construcción del aeropuerto de la Ciudad de México.

No se puede, por un hecho como este, aun con todo lo lamentable y escandaloso que sea, no se puede desacreditar de tajo a una institución tan importante para el Estado mexicano como es la Secretaría de la Defensa, puntualizó al señalar que “esto no significa, de ninguna manera encubrir a nadie; cero impunidad. Si el general Cienfuegos resulta responsable, que se le castigue; si hay otros oficiales involucrados y se prueba, que se les castigue”.

El presidente recordó lo sucedido con el operativo Rápido y Furioso durante el gobierno de Felipe Calderón para permitir el tráfico de armas hacia México para des cubrir las redes de contrabando. La operación resultó un fracaso y evidenció la forma de operar de la DEA y de otras agencias norteamericanas en temas sensibles como este.

Al respecto dijo que “el gobierno de Estados Unidos nos debe, sobre este asunto, una explicación. Y se les solicitó la información porque ellos cerraron el caso, lo volvieron un asunto secreto y causó la muerte de muchas personas”.

Pero todo esto, porque no había frontera, todo este operativo en contra del general Cienfuegos como el operativo en contra de García Luna, fue manejado por la DEA, sobre todo en México. “Una cosa es que los detengan en Estados Unidos, pero la investigación, lo básico, se llevó a cabo desde el país”.

Entonces, vamos a esperarnos y vamos a ir actuando, cuidando a las Fuerzas Armadas, reiteró.

Jorge Medellín / @JorgeMedellin95 /EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *