Fallece por Covid19 el general Pedro Ramos Tavera

Ciudad de México/10 abril.- El general Brigadier (retirado) Pedro Ramos Tavera, falleció el pasado martes 3 de abril en el Hospital Central Militar (HCM) víctima del Coronavirus-19. Fue hospitalizado el 1° de abril por presentar un cuadro sintomático coincidente con el Covid-19. Pese a esto, se le clasificó como “sospechoso” de haber contraído y desarrollado la enfermedad. Murió dos días después de haber sido internado.

Su muerte es la primera de un militar en activo o en retiro y abre las estadísticas de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) de cara a lo que será la Fase 3, la más peligrosa y letal de la pandemia.

El general Ramos Tavera pertenecía el servicio de Intendencia. Fue de la misma antigüedad que el general de División Guillermo Galván Galván, ex secretario de la Defensa, con quien le fue ratificado el grado de coronel el 5 de septiembre de 1985 en el Senado de la República.

Un documento de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) fechado el 7 de diciembre de 1984 cita una nota del diario El Imparcial, de Sonora, en el que se informa sobre la incineración de 3.5 toneladas de mariguana como parte de la estrategia de combate a las drogas.

Al final se menciona que entre los testigos de la incineración estaban el general Gustavo León Cortez, el Coronel Pedro Ramos Tavera y José Antonio Valdivia, entonces integrante de la Cuarta Zona Militar.

El general Ramos Tavera pasó a retiro en 1995 y un año después trabajaba para la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), con el cargo de Subdirector de Control y Seguimiento de Órdenes de Aprehensión de la Policía Judicial del Distrito Federal (PJDF).

En 1996, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió la Recomendación 1/96, dirigida al entonces procurador José Antonio González Fernández, por el incumplimiento de decenas de ordenes de aprehensión por parte del personal de la entonces Policía Judicial capitalina.

La CDHDF incluyó al general Ramos Tavera en la lista de funcionarios con los que se entrevistó en octubre de 1995 para conocer las razones por las que no se había cumplido con órdenes de aprehensión. El general –cuyo grado no se menciona como tal– reconoció que la orden de aprehensión por la que se le preguntaba no se había cumplido.

La SEDENA hizo público su deceso hasta el 9 de abril sin explicarle a sus familiares por qué el retraso, cuando en estos casos el obituario se da a conocer el mismo día del fallecimiento o a más tardar un día después.

Así ha sucedido con el fallecimiento de los generales en retiro Roberto Bernardo Huicochea Alonso (fallecido el 23 de marzo y difundido el 24), Alejandro García Celis (fallecido el 12 de marzo y difundido el mismo día), Mario Luna Villalpando (fallecido el 23 de febrero y difundido el mismo día), Guillermo Quintero Amador (fallecido el 16 de febrero y difundido el 17), Antonio Mendoza Morales (fallecido el 9 de febrero y difundido el mismo día), Jorge Islas Marroquín (fallecido el 24 de enero y difundido el mismo día), Víctor Manuel Rodríguez Palacios (fallecido el 20 de enero y difundido ese día) e Ignacio Naval Cid, (fallecido el 20 de enero y difundido el mismo día), en una larga lista de militares con ese grado que se extiende hasta el 4 de noviembre de 2014, con el fallecimiento del general Carlos Niño Villarreal, el único del cual no se menciona cuando murió.

El reporte “Situación de casos del personal militar y derechohabiente”, elaborado por la SEDENA y por el Gobierno de México, revelado por Estado Mayor, ubica su caso como “sospechoso” y no como el de un “confirmado”, en el primer listado sobre lo que ocurre con los militares activos, en retiro y derechohabientes que se elabora en el contexto de la crisis sanitaria por la pandemia del Covid-19.

El documento muestra que, por lo menos hasta el 6 de abril, en las filas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos se documentaron al menos 14 contagios confirmados entre militares en activo y otros tres entre militares retirados.

Entre esos tres casos estaba el del general Ramos Tavera y el del teniente retirado Laurencio Alberto Osorio González, dado a conocer también por Estado Mayor.

El teniente Osorio González fue internado en el Hospital Militar del Campo Militar 37-B de Temamatla, Estado de México, a donde acudió con síntomas de Covid-19 y fue internado tras dar positivo a las pruebas aplicadas. De ahí fue enviado al Hospital General de Especialidades de Ixtapaluca, en donde quedó internado por 15 días hasta que se recuperó y fue enviado a su casa para estar bajo observación 14 días más.

La SEDENA publicó en su portal de internet la esquela por el fallecimiento del general, señalando que “lamenta el sensible fallecimiento de nuestro compañero y amigo el General Brigadier Pedro Ramos Tavera, a los 83 años de edad, ocurrido el 3 de abril de 2020, en el Hospital Central Militar.

“El General Ramos Tavera, ingresó al Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos el 1 de enero de 1956, pasando a situación de retiro el 16 de enero de 1995. Todos los integrantes del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos expresamos nuestro profundo pésame a la familia del General Ramos Tavera”, señala la secretaría.

En cuanto al general Pedro Ramos Tavera, vivía en Ensenada, Baja California, desde donde fue trasladado de emergencia para ser internado debido a los síntomas que presentaba.

Ramos Tavera fue antigüedad de mandos militares como los generales Guillermo Galván Galván, Juan Alfredo Oropeza Garnica, Carlos Humberto Bermúdez Dávila, Sergio Aponte Polito y Arturo Cardona Pérez.

Jorge Medellín / @JorgeMedellín95 /EstadoMayor.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *