La llegada de Del Real

México, 27 de febrero (La Razón).- En el peor momento para la seguridad de Nuevo León el gobierno de Rodrigo Medina logró que
el general Javier del Real Magallanes aceptara regresar al estado para hacerse cargo de la Secretaría de Seguridad Pública local.

Anuncios

El general Del Real había sido el jefe de la región militar en Monterrey durante el gobierno de Natividad González Parás, fue el hombre que logró contener los avances de la delincuencia en un contexto en el que resultaba ya evidente la corrupción de las fuerzas policiales. Antes el general del Real fue una de las principales opciones para llegar a la Secretaría de la Defensa Nacional al inicio de la administración del residente Calderón, quien en la última terna optó por el general Guillermo Galván, pero el prestigio  de Del Real quedó intacto.

Cuentan que al iniciar el gobierno de Rodrigo Medina los principales empresarios de Monterrey le ofrecieron formalmente a Javier del Real el hacerse cargo de la responsabilidad de toda la seguridad publica del estado. Le ofrecían los recursos y el apoyo logístico que considerara necesario. Pero el general dudaba de que existieran las condiciones políticas idóneas para hacerse cargo de esa tarea. Tenía en puerta además un nombramiento de la Secretaria de Seguridad Pública federal.

Desde el inicio del gobierno de Rodrigo Medina en otras dos oportunidades surgió el nombre de Javier del Real para hacerse cargo de la seguridad del estado. El general seguía reticente a aceptar esa responsabilidad porque continuaba considerando que no había condiciones idóneas para ello.

Algo muy grave seguramente sucedió para que decidiera aceptar el cargo, en un contexto en el que los reclamos por la renuncia de Rodrigo Medina eran más fuertes que nunca, y luego de los hechos de Apodaca, cuando fue evidente que la fuga de 29 reos y la muerte de otros 44, ocurrieron con la responsabilidad directa de todas las autoridades carcelarias. Ello colocó al gobierno estatal, de por sí débil, en la peor situación desde su inicio.

En estos momentos para el gobierno de Rodrigo Medina la llegada de del Real no constituye simplemente un cambio en las autoridades de seguridad locales, ni siquiera el esperado plan B del que muchos hablaban. La llegada del general constituye la última opción para sacar al estado del caos en que se encuentra. No lo hará utilizando métodos tradicionales.

Bibiana Belsasso

Justicia Inútil

[email protected]

Twitter:@TodoPersonal

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *