Persisten violaciones a los derechos humanos por parte del Ejército y la Guardia Nacional, advierten

Estado Mayor/30 mayo 2022

Anuncios

Jorge Medellín

Activistas defensores de derechos humanos señalaron que las fuerzas armadas mexicanas continúan cometiendo abusos de todo tipo contra la población civil en el norte del país, lo que se ha traducido en al menos seis denuncias presentadas por familias de los afectados ante el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo (CDHNL), instancia que encabeza Raymundo Ramos y que ha documentado los casos más recientes ocurridos en este año.

De acuerdo con los datos aportados ante la CDHNL, el primer caso documentado en este año corresponde al acto de intimidación y molestias al periodista Amador del Ángel Herrera, conductor de una canal de televisión local.

Un grupo de militares allanó el estacionamiento de la televisora en la qu trabaja el comunicador y revisaron el interior de su automóvil particular sin tener una orden judicial para tal acción.  Este abuso de autoridad ocurrió al mediodía del martes 25 de enero , siendo el propio periodista quien tomó fotografías y videos de la presencia del personal del Ejército Mexicano revisando el interior de su carro y quienes al verse sorprendidos intentaron justificar el abuso señalando que era una “revisión de rutina”.

El periodista del Ángel Herrera presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y solicitó su acceso al Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

En otro caso, integrantes de la Guardia Nacional lesionaron a balazos a un herrero mientras terminaba de pescar a orillas del río Bravo, debajo del puente internacional Uno, el miércoles 26 de enero. Pedro Eduardo Bartolo se dirigía a su domicilio cuando quedó atrapado en medio de una persecución entre elementos de la Guardia Nacional y un civil, ingresando posteriormente a un hospital privado para su atención médica.

El 24 de marzo, en terrenos de la colonia del ISSSTE, dos jóvenes resultaron heridos con arma de fuego por parte de un grupo de militares que, sin haber motivo, les dispararon desde unidades de la SEDENA en movimiento. Carlos Eduardo Orozco, Alfredo Rodríguez Torres y Francisco Javier Espinoza, además de ser agredidos, fueron ingresados al Hospital General en medio de un fuerte despliegue militar que atemorizó a pacientes, personal médico y de enfermería, señala la CDHNL.

El miércoles 27 de abril, una mujer y su hijo menor de edad fueron hostigados por soldados del Ejército Mexicano mientras estaban sentados en las bancas de la Presidencia Municipal. La víctima, Jessica V.R y su hijo Gerardo, esperaban ingresar al edificio gubernamental para solicitar ayuda de medicamentos a las autoridades municipales.

Jessica y su hijo Gerardo tienen medidas cautelares solicitadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y aceptadas por la Secretaría de la Defensa Nacional dentro del expediente de queja CNDH/2/8078/2019/Q y aún sí fueron víctimas de los militares que se trasladaban en al menos dos camionetas tipo pick up y una unidad blindada, con los números económicos 0916350 y 0916598 y la leyenda EJERCITO MEXICANO.

En la noche del viernes 29 de abril, en el crucero de Porfirio Díaz y Coahuila del Fraccionamiento Riveras del Bravo, el joven Alexis Sánchez García de 25 años, fue herido de bala mientras conducía una camioneta Nissan Kiks, color blanco. Entre las unidades participantes se logró identificar la número 0916546 y 0916585, además, integrantes del Comité de Derechos Humanos constató que el personal militar tardó casi tres horas en informar de estos hechos a la Fiscalía General de Justicia, tiempo que aprovecharon para manipular el vehículo de la víctima.

Alexis Sánchez García quedó sin vida frente al volante de su camioneta luego de una persecución por varias calles de la colonia Guerrero causando malestar entre vecinos y familiares, pues Alexis en ningún momento agredió al personal de SEDENA, solamente intentaba llegar a un lugar iluminado para evitar ser arrestado o incriminado como ha sucedido en otros casos de abuso de autoridad.

Finalmente, el domingo 5 de mayo, soldados del 16º Regimiento de Caballería Motorizada (16ª RCM) torturaron a una persona de nombre José Rogelio frente a las instalaciones del Cuartel Militar “Macario Zamora” y le causaron daños a su vehículo particular, quedando este abuso de autoridad grabado en video como evidencia. Uno de los militares agresores fue identificado como el sargento segundo, Alfonso Guillermo Méndez.

La esposa de la víctima, identificada como Perla Jazmín, solicitó la intervención del Comité de Derechos Humanos para denunciar que un grupo de militares pretendían secuestrarlos e ingresarlos al Cuartel Militar y al no lograrlo despojaron a la pareja de veinte mil pesos que traían para pagar un salón de fiestas donde festejarían a su hijo y después los dejaron en libertad bajo amenazas de ejecutarlos extrajudicialmente si denunciaban los hechos.

@JorgeMedellin95

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.