Casi medio millón de militares bajo el mando de AMLO en 2022

México, 25 de noviembre.- Antes de que concluya su gobierno, el presidente y comandante supremo de las fuerzas armadas mexicanas, Andrés Manuel López Obrador, tendrá bajo su mando al Ejército más numeroso de Latinoamérica, que estará integrado por cerca de medio millón de efectivos, superando en número –no en poderío– a los de Brasil, Argentina, Colombia, Perú, Ecuador, Venezuela y Portugal.

Anuncios


Este año las fuerzas armadas cerrarán con un estado de fuerza de 420.015 efectivos, integrados por 244.499 tropas del Ejército y Fuerza Aérea; 74.591 tropas de la Marina-Armada de México y 101.773 de la Guardia Nacional, de acuerdo con los informes Analíticos de Plazas de las primeras dos secretarías y el informe mensual de seguridad presentado en la conferencia mañanera del pasado 22 de noviembre, respectivamente.

Para el 2022 esta fuerza crecerá significativamente cuando la Guardia Nacional, una vez incorporada o no a la estructura de la Defensa Nacional, alcance la cifra de 140.000 elementos que debió haber logrado en 2021. El Informe de Actividades 2020 de la Guardia Nacional señala en su página 22 que “la meta proyectada es contar con 140 mil integrantes al finalizar el año 2021”, la cual no se cumplió.

El próximo año el presidente Obrador habrá conformado una fuerza militar y naval compuesta por 478.215 elementos, que englobará a tropas del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada. Se llegará a ese estado de fuerza cuando la Guardia Nacional haya reclutado a los 40.000 elementos que le faltan.

Pero al final del sexenio, si el gobierno federal no altera sus planes de atención al problema de la inseguridad y contención de la violencia, la Guardia Nacional deberá tener 150 mil efectivos, lo que le agregará 10 mil elementos a los que habrá en 2022, es decir que antes de que termine el sexenio las fuerzas armadas mexicanas estarán compuestas por al menos 488.215 elementos.

Midiendo fuerzas

El Ejercito latinoamericano más numeroso, según sus propios datos y proyecciones, es el de Venezuela, con 365.315 efectivos –Ejército Bolivariano, 120.000 elementos; Armada, 50.000 elementos, Fuerza Aérea, 15.500 elementos, Guardia Nacional, 87.800 elementos, y Milicia Bolivariana, formada por 500.000 civiles, según los datos disponibles al 2020–.

En teoría, en caso de una invasión extranjera, las fuerzas armadas venezolanas serían apoyadas por medio millón de civiles armados y entrenados, para un total estimado en 865.000 elementos.

Le siguen las fuerzas armadas de Brasil, integradas por 391.946 efectivos de la siguiente manera: Ejército, 234.500 elementos; Fuerza Aérea, con 77.000 elementos; Marina, con 65.446 elementos, Fusileros Navales, con 15.000 elementos.

Las fuerzas armadas de Colombia cuentan con una estructura integrada por 272.291 efectivos agrupados de la siguiente manera: Ejército, con 221.875 elementos; Armada, con 35.920 elementos, y Fuerza Aérea, con 14.496 elementos.

Las fuerzas armadas del Perú tienen 133.600 efectivos, formados por 85.000 del Ejército, 33.600 de la Armada y 15.800 de la Fuerza Aérea. Le siguen las fuerzas armadas de Argentina, con 84.305 efectivos distribuidos así: Ejército, 52.843; Armada, 18.555, y Fuerza Aérea, con 12.907 elementos.

Luego está Ecuador, con sus 43.918 tropas distribuidas en el Ejército (30.918), la Armada (6.000 elementos) y la Fuerza Aérea (7.000 elementos).

Por último, está Portugal como integrante de la comunidad latinoamericana, con sus 30.116 tropas integradas en el Ejército (14.467 elementos), la Armada (8.997 elementos) y la Fuerza Aérea (6.652 elementos). Los datos sobre el estado de fuerza de cada uno de estas fuerzas amadas aparecen en el Anuario Latinoamericano de Defensa 2020, editado por la revista y portal Defensa.com, de España.

¿Cuántos hay?

En cuanto a México, la información sobre su estado de fuerza militar procede de fuentes oficiales, es variada y no muestra uniformidad. En su portal de internet, la SEDENA muestra datos sobre la incidencia del COVID en sus tropas, con información de marzo del 27 de marzo de 2020 a la fecha. En ese cuadro informativo se indica que el “efectivo total de integrantes del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos es de 214.517” elementos.

En los informes mensuales de seguridad de las conferencias de prensa mañaneras se menciona que el efectivo real de la SEDENA es de 160.936 elementos, el de la Marina es de 54.002 elementos y el de la Guardia Nacional es de 101.773 elementos. Dicho estado de fuerza real suma 316.711 efectivos, según el más reciente documento del 22 de noviembre de este año.

El mismo informe señala que la Fuerza Operativa de estas tres armas es de 236.626 elementos (SEDENA, 102.642; Marina, 34.038 y Guardia Nacional, 99.946 elementos). El texto indica que e4l Efectivo Desplegado es de 91.737 (el 89%) de SEDENA; Marina, 28.932 (el 85%) y Guardia Nacional con 89.951 (el 90%).

Este Efectivo Desplegado da un total de 210.620 elementos, que equivale al 89% de la fuerza real disponible.

Pero las cifras de los Presupuestos de Egresos de la Federación (PEF) para la SEDENA y la SEMAR dicen otra cosa. El Analítico de Plazas de la SEDENA para este 2021 señala que la secretaría tiene registrados ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a 244.499 efectivos, mientras que la SEMAR tiene a 74.591 elementos registrados como plantilla activa. Los datos sobre el número de integrantes de la Guardia Nacional surgen del seguimiento a los informes mensuales de seguridad presentados en las conferencias mañaneras. El dato más reciente, como se señaló arriba, es del 22 de noviembre pasado, en el que se señaló que la corporación cuenta con 101.773 elementos.

Estas tres cifras dan un total de 420.863 militares como actual estado de fuerza de las fuerzas armadas mexicanas, cantidad con la que se supera a países como Brasil, con sus 391.946 efectivos, Venezuela, con 365.315 integrantes –sin contar al medio millón de civiles preparados para resistir una eventual invasión–, Colombia, con sus 272.291 militares, y Perú, con sus 133.600 efectivos.

Un extraño enemigo

Pero el crecimiento militar mexicano puede compararse más allá incluso con lo que presentan sus pares en Europa. Un artículo publicado el 2 de noviembre por la organización Atlantic Council (Buscando la adhesión de México, por Christopher Skaluba and Gabriela R. A. Doyle https://www.atlanticcouncil.org/content-series/nato20-2020/buscando-la-adhesion-de-mexico/ ) revisa los pros y contras de sumar a las fuerzas armadas mexicanas a la estructura de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a partir de una premisa central: evitar que México sea atraído y seducido por Rusia y China, cuya influencia en el continente americano es creciente.

En su análisis, los autores señalan que “México tiene más personal en servicio activo que los 13 miembros más recientes de la OTAN. En términos de personal en servicio activo, México supera a todos los nuevos miembros de la OTAN hasta Hungría (1999), con 236,450 efectivos frente a los 228,000 de Macedonia del Norte, Montenegro, Albania, Croacia, Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, República Checa y Hungría juntos, indica el texto.

Los analistas Christopher Skaluba y Gabriela R. A. Doyle citan un estudio del Wilson Center elaborado en 2016 para mostrar la evolución de los militares mexicanos a partir del incremento en las capacidades de sus cuerpos de fuerzas especiales.

“En la última década, las fuerzas armadas mexicanas se han convertido en un ejército fortalecido y más profesional, experto en la guerra de cuarta generación, que opera en todo el espectro del conflicto, desde misiones quirúrgicas de las Fuerzas Especiales de pequeñas unidades hasta las operaciones de estabilidad a nivel de división en áreas comparables en tamaño a Bélgica.”

Al igual que la mayoría de los nuevos aliados o socios, no se esperaría que México fuese un contribuyente significativo a las misiones de la OTAN de forma inmediata, aunque en teoría, el tamaño y la capacidad de sus fuerzas armadas—que cuentan con un amplio historial de misiones de Ayuda Humanitaria/Apoyo en caso de Catástrofes en todo el mundo—lo hacen capaz de contribuir, añaden Skaluba y Doyle.

Luego abordan aspectos como el porcentaje de gasto bélico anual, para preguntarse ¿Cómo se compara México con los nuevos miembros de la OTAN?

“Con sólo un 0.5%, México es el país que menos gasta en defensa como porcentaje del PIB real de todos los nuevos miembros de la OTAN desde 1982 (España). Sin embargo, incluso con un 0.5%, el gasto en defensa de México es superior al de los siete miembros más recientes de la OTAN juntos (hasta Letonia), con 5,090,000,000 dólares”.

En términos reales y relativos, México aportaría importantes recursos a la Alianza. Luego de haber gastado algo más de 5,000 millones de dólares en defensa en 2019, México se situaría en la mitad superior de los miembros de la OTAN, aunque con un gasto en defensa del 0.5% del PIB, ocuparía el último lugar de la OTAN proporcionalmente, reconocen los especialistas.

Jorge Medellín / @JorgeMedellin95 / EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.