Teñir uniformes desgastados para conservarlos y elevar la moral de la tropa, perfila SEDENA

Ciudad de México/18 mayo.- Mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) podrían ordenarle a la tropa –por lo menos a los cerca de 50 mil elementos de la I Región Militar– teñir sus uniformes de campaña para mantener su pixelado, recobrar el color verde que tenían originalmente, prolongar su vida útil y, sobre todo, para fortalecer la moral y la imagen del instituto armado.

Anuncios

La medida podría adoptarse si las tropas consideran, como lo hizo el general Carlos César Gómez López, director del Arma de Infantería, que no es oneroso gastar 30 pesos en una bolsa de colorante de la marca Mariposa para teñir de color Verde Ultramar 667 sus uniformes, desgastados rápidamente por el uso excesivo en los últimos dos años.

Para solucionar esta problemática en temporada de inicio de lluvias en todo el país y de cara a la aplicación del Plan DN-III-E, el general Gómez López le acaba de proponer al Comandante de la I RM, general Juan Arturo Cordero Gómez, que sean los soldados los que se encarguen de teñir sus uniformes de campaña para mantenerlos en óptimas condiciones, porque, por lo menos en este año, no habría uniformes nuevos.

Los más de 870 millones de pesos destinados este año a la confección de uniformes para los 214 mil 517 elementos que integran las filas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos parecen no haber alcanzado para elaborar y entregar una nueva ministración a las tropas, oficiales y jefes militares.

En otros sexenios las y los militares mexicanos recibían dos y hasta tres ministraciones de uniformes de campaña para cumplir con todas las misiones encomendadas por el alto mando.

Al final del sexenio de Enrique Peña Nieto, la tropa recibió, en 2017, tres ministraciones, y en 2018 una más para seguir cumpliendo sus funciones orgánicas, que luego crecieron a más de 30 ya en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, gobierno en el que no han recibido ninguna.

Pero ante le llegada de la temporada de lluvias y las respuestas de emergencia que se verán reflejadas en el despliegue de tropas para aplicar en Plan DN-III-E, mandos de la SEDENA se anticiparon a escenarios en los que los soldados parezcan con ropas desgastadas y que le den mal aspecto a su presencia y labor.
Para tratar de corregir esto, el director del arma de Infantería, el general Carlos César Gómez López, propuso que la tropa tiña sus uniformes con un colorante comercial fácil de conseguir y con el que los uniformes conservarán el píxelado original y parecerán nuevos.

Teñir los uniformes no le costará a cada soldado más de 30 pesos, que es el precio de cada bolsita del colorante Mariposa, Color Verde Ultramar 667 propuesto por el general para ser aplicado a los uniformes de campaña que presentan un desgaste excesivo por las muchas misiones encomendadas.

Para conocer la opinión de los soldados sobre su propuesta, el general Gómez López le envió el 17 de mayo al Comandante de la Primera Región Militar (I RM), general Juan Arturo Cordero Gómez, un comunicado detallando la idea, enmarcada siempre en el principio ordenado por el Comandante Supremo, el presidente Andrés Manuel López Obrador, de “aplicar una política integral de austeridad y erradicación de la corrupción…”

Esta medida le será sugerida al general secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, siempre y cuando la tropa de Infantería de la I RM esté de acuerdo con ello. Lo fundamental de la medida tiene que ver no solo con el hecho de que el color verde ultramar del colorante Mariposa le dé más durabilidad a los uniformes pixelados, sino, sobre todo, que esto permitirá también elevar la moral de los soldados, según considera el general Gómez López.

En el comunicado el general plantea la solución de teñir los uniformes con colorante Mariposa, color Verde Ultramar 667”, para que la ropa militar recobre su color verde intenso, ya que se ha gastado rápidamente por las inclemencias climatológicas y esto ha hecho que los soldados y todo el personal castrense aparezcan ante los medios de comunicación “mostrando uniformes decolorados”.

Todo esto ha ido en detrimento de la imagen institucional, señala el general Gómez López, quien le comunica al general Cordero la idea de proponerle al Alto Mando (el general secretario Luis Cresencio Sandoval) “una solución inmediata para contrarrestar el efecto negativo provocado por el empleo de uniformes deteriorados por parte del personal militar”.

Una “posible medida” hallada por el general Gómez López es la de teñir a mano los uniformes de campaña tipo selva, de tela pixelada Rpstop, “por medio de una pastilla colorante que se asemeja al color que presenta un uniforme nuevo (sic)…”, señala el texto dirigido desde el Campo Militar 1-D, en Tecamachalco, a la comandancia de la I RM en Chivatito.

A continuación, el mensaje del general César Gómez López explica en cuartilla y media los 9 pasos seguir para lograr un teñido óptimo con el colorante Verde Ultramar 667 de la marca Mariposa, explicando que primero se hizo una búsqueda en el mercado de diversas pastillas para dar con el teñido que se acercara al color original de reciente ministración.

Lo más cercano fue el colorante de la marca Mariposa, color Verde Ultramar 667. Luego siguen los 9 pasos para obtener un uniforme verde ultramar que conserve el pixelado original o lo más parecido al que usan los 214 mil 517 militares, hombres y mujeres del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos que conforman hoy el estado de fuerza de la SEDENA en todo el país.

El general Gómez López concluye su mensaje pidiéndole al general Cordero Gómez su apoyo para que las unidades operativas de Infantería de la I RM se pronuncien al respecto de la propuesta a más tardar el 25 de mayo próximo para determinar lo siguiente:

  • El procedimiento de teñido del uniforme para elevar la moral de las tropas
  • El teñido no representa un gasto excesivo que impacte la economía del personal militar, ya que el costo de la pastilla colorante es de aproximadamente 30 pesos
  • Se puede comprar en cualquier centro comercial o ferretería del país
  • Este colorante permite prolongar su tiempo de vida útil sin perder el color y textura y contribuye a una mejor presentación del personal en las actividades operativas y administrativas

Lo anterior, añade el general Gómez López, con el fin de reunir los elementos de juicio necesarios para poner a consideración del Alto Mando el procedimiento señalado, para que, de autorizarse, se difunda en todo el país con la descripción gráfica correspondiente.

Minutos después de que comenzara a circular en redes sociales el mensaje sobre la propuesta para que los soldados tiñan sus uniformes, apareció el documento gráfico en el que se le enseña paso a paso a la tropa a aplicar el colorante Mariposa para obtener el Verde Ultramar 667, similar al original de sus uniformes.

En 27 fotografías se muestra el procedimiento de preparación, lavado, teñido, secado y el final de lo que sería esta medida emergente nunca antes usada para revitalizar los uniformes del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.

En tanto, la SEDENA ejerce este año un presupuesto de egresos de 112 mil 557 millones, 168 mil 656 pesos, de los cuales 1, 434 millones, 312 mil 968 pesos se han destinado a la Industria Militar.
De esta última cantidad, 879 millones 523 mil 205 pesos son para la Fábrica de Vestuario y Equipo (FAVE) de la Defensa Nacional.

Además, la secretaría ha visto incrementar los fondos del Fideicomiso Público de Administración y Pago de Equipo Militar (FPAPEM) en forma cuantiosa y poco clara. El FPAPEM fue creado en 2007 por las propia SEDENA en el marco de su participación en la guerra al narco impulsada por el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa.

En su inicio el FPAPEM comenzó con 5 mil millones de pesos y el manejo discrecional, sin rendir cuentas a nadie, que la SEDENA hizo de el en ese sexenio. Con Enrique Peña Nieto el fideicomiso para gastos militares superó los 20 mil millones de pesos y rebasó los 31 mil millones en el primer año del mandato de López Obrador, alcanzando los 48 mil millones de pesos.

Hoy, el fideicomiso está en 64 mil 600 millones de pesos, sigue creciendo sin medidas de transparencia ni rendición de cuentas mientras a la tropa y oficiales se les propone gastar en el teñido de sus uniformes de campaña.

Jorge Medellín / @JorgeMedellin95 / EstadoMayor.mx

Anuncios

  2 comments for “Teñir uniformes desgastados para conservarlos y elevar la moral de la tropa, perfila SEDENA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *