Los 106 años de la Fuerza Aérea Mexicana

Ciudad de México/ 08 febrero.- La Fuerza Aérea Mexicana (FAM) cumple 106 años de existencia en un contexto nuevamente complicado, marcado por las exigencias de la austeridad republicana de Andrés Manuel López Obrador y por los efectos de una pandemia que obligó a reencauzar misiones en un contexto en el que se esperaban, además, importantes adquisiciones de material aéreo que deberán esperar mejores momentos.
La FAM sigue operando con una flota de 352 aeronaves de ala fija y ala rotativa (222 aviones y 130 helicópteros), sumando a esta fuerza otros 24 RPAS (Remote Piloted Aircraft System) para misiones de alto impacto, vigilancia estratégica y seguridad perimetral, para un total estimado de 376 unidades.

Anuncios

Con sus 19 Bases Aéreas Militares (BAM), 9 Estaciones Aéreas, 2 Alas Aéreas, 6 Grupos Aéreos y 23 Escuadrones Aéreos, comprendidos en 4 Regiones Aéreas, la FAM opera un estado de fuerza humana 12 mil 864 elementos, con una estructura de mando de 7 generales de División, 20 Generales de Ala, 35 Generales de Grupo y 87 Coroneles que varía cada año.
La FAM ha capacitado a más de 3,100 pilotos y especialistas en sus planteles y bases áreas en las que se desarrollan actividades de Vigilancia Aérea, Transporte, Ayuda Humanitaria, adiestramiento, y misiones conjuntas con otras Fuerzas Federales.

De 2013 a la fecha, se han construido, ampliado y readecuado ceca de 80 para albergar a las mujeres que se siguen sumando a las filas de la Fuerza Aérea. Al final de la anterior administración la FAM reportó haber efectuado 1, 220 operaciones aéreas, evacuando a 2, 951 personas y trasladando 3, 700 toneladas de víveres y medicamentos en zonas afectadas por diversos fenómenos naturales.

Estos escenarios de austeridad, de doble exigencia ante la pandemia del COVID-19 y las respuestas ante los desastres naturales son enfrentados desde el 1ª de septiembre de 2020 por el nuevo Comandante de la FAM, el general de División Gerardo Vega Rivera, quien fue designado para sustituir al general Manuel de Jesús Hernández, quien pasó a retiro.

El general Vega Rivera se graduó como Licenciado en Administración Militar por la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea (UDEFA) en el año 2000. En 2006 ascendió a General de Grupo PADEMA, en 2011 a General Ala, y en 2018 a General División.

Es un experto en todo lo que tenga que ver con los jets F-5E/F. Fue piloto del Escuadrón Aéreo 401 (EA-401), de estas aeronaves, ha sido Comandante del 7o Grupo Aéreo Jet de Pelea; Comandante del Escuadrón Aéreo 401 (EA-401) de los cazas F-5E/F Tiger II; Jefe de Estado Mayor del Ala de Combate; Comandante de la Base Aérea Militar Número 3 (BAM-3, El Ciprés, Baja California); fue Jefe de las Secciones 2ª (Inteligencia), 3ª (Operaciones), 4ª (Logística) del Estado Mayor de la Fuerza Aérea, entre otros. Fue director del Colegio del Aire en el año 2015. También fue subjefe operativo de la FAM en 2009.

El general se mueve hoy entre las aguas del recorte presupuestal que amarra al arma del aire a las políticas de restricción financiera y al mismo tiempo la coloca en los terrenos de una posible reactivación de adquisiciones estratégicas en el segundo tramo de este sexenio.

Lo anterior por dos razones fundamentales: el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 (PEF-2021) de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), que es de 112 mil 557 millones, 168 mil 656 pesos, destina 7 mil 940 millones, 187mil 980 pesos; de esa cantidad deberían surgir los recursos para cristalizar 13 de los 14 Proyectos de Inversión que conforman los planes de compra de la FAM este año y tal vez el resto del mandato.

El PEF 2021 de la SEDENA muestra que de los 14 proyectos con asignación presupuestal, 13 son para la FAM. Otros 9 proyectos, estos sin asignación de recursos, corresponden a obras, adquisiciones y ampliaciones diversas planteadas por la SEDENA para este año.

Sin embargo, y pese a lo declarado en abril de 2019 por el entonces Comandante de la FAM, el general Manuel de Jesús Hernández, en el sentido de que no habría más compras de jets de combate para ir sustituyendo a los F-5E/F durante el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, lo cierto es que el engrosamiento del Fideicomiso Público de Administración y Pago de Equipo Militar (FPAPEM) revelado hace unos días por un medio nacional, mantiene viva la posibilidad de comprar todos o algunos de los 16 helicópteros UH-60M o algunos de los 8 aviones C-295W o los cuatro Hércules C-130 que se necesitan.

El diario Reforma dio a conocer que el FPAPEM pasó de 5 mil 040 millones de pesos en 2007 –año de su creación a iniciativa de la SEDENA, a 48 mil 779 millones de pesos en el segundo año del mandato de López Obrador.
Este solo hecho abre las puertas a la posibilidad de que la FAM pueda adquirir alguno de los materiales aéreos que requiere para ampliar sus capacidades operativas, de acuerdo con lo planeado en el sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando el general Salvador Cienfuegos anunció el Plan 2030 para modernizar a la FAM.

Jorge Medellín / @JorgeMedellin95 /EstadoMayor.mx

Anuncios

  1 comment for “Los 106 años de la Fuerza Aérea Mexicana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *