El Ejército ni busca protagonismo ni “anhela ningún poder”: Luis Cresencio Sandoval

Ciudad de México, 20 de noviembre.- En uno de los discursos más largos del General Secretario Sandoval González, con varias reiteraciones de la lealtad del Ejército y las Fuerzas Armadas, el Secretario de la Defensa Nacional afirmó que el ejército ni “anhela ningún poder” ni “jamás ha buscado ni buscará protagonismo” durante la ceremonia del aniversario de la Revolución Mexicana.

Anuncios

Un año separa a ceremonias completamente diferentes en situaciones completamente distintas. Mientras que el año pasado para conmemorar el aniversario de la Revolución Mexicana hubo un desfile con más de 5,000 caballos, un biplano, locomotora y cientos de militares recreando las principales batallas y hechos de la Revolución ( Revista del desfile del 20 de Noviembre https://www.estadomayor.mx/99453 , Cuerpo de acrobacia en el desfile del 20 de noviembre https://www.estadomayor.mx/95097 , Desfile del 20 de noviembre; espectáculo y reconciliación con el pueblo y la milicia https://www.estadomayor.mx/94952 , Contingente Revolución en el desfile del 20 de noviembre https://www.estadomayor.mx/95048 ) , este año en contingencia de salud por el COVID, y con la detención del ex secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos,por supuestos cargos vinculados con el narcotráfico aún en la memoria colectiva, se realizó una ceremonia frente al Monumento a la Revolución sin invitados ni público y con cubrebocas para todos los asistentes, incluidos quienes personificaban personajes históricos.

El Instituto Armado jamás ha buscado ni buscará protagonismo porque nuestra esencia es servir a la Patria. Así pues, es evidente que no anhelamos ningún poder porque nuestra razón de ser está alejada de pretensiones políticas o de otro tipo . Es evidente que no anhelamos ningún poder porque el poder supremo de la Federación se divide en legislativo , Ejecutivo, y judicial, perfectamente definidos en nuestra Carta Magna. Es evidente que no anhelamos ningún poder porque dependemos del Ejecutivo a cuya autoridad nos subordinamos por ley y por las decisiones democráticas del pueblo de México, pero sobre todo por convicción. Con esa subordinación al poder civil cumplimos las misiones generales que tenemos asignadas y trabajamos en proyectos prioritarios encaminados al desarrollo de nuestro país sin que ello signifique perder nuestra naturaleza o razón de ser“.

General Secretario Luis Cresencio Sandoval González

Extrañamente el evento comenzó cinco minutos antes de lo previsto. La entrega de condecoraciones fue lo primero en el programa. El distanciamiento social presente en todo momento, no hubo entrega de las condecoraciones ni saludo del presidente a los galardonados. A más de 10 metros de distancia en plena plaza, cada uno de los galardonados recogió su condecoración y reconocimiento de unas mesas. Desde esta distancia, saludaron al presidente y los secretarios.

Este año se reconoció en conjunto al personal civil de salud con el personal militar y naval, por su desempeño y labor al atender pacientes de COVID-19, con la presea Miguel Hidalgo.

En su discurso, el General Secretario, Luis Cresencio Sandoval González, además de recordar que cada condecoración trae consigo el reconocimiento del pueblo, sentenció la lealtad y honorabilidad de los integrantes de las Fuerzas Armadas, “condecoraciones que llevan implícito el reconocimiento del pueblo al trabajo, esfuerzo y perseverancia, méritos profesionales y preparación constante de las mujeres y hombres leales, honorables y comprometidos que integran las Fuerzas Armadas“.

Sandoval González reiteró la lealtad del Ejército y las Fuerzas Armadas en varias ocasiones en los casi 20 minutos de discurso. Más de un siglo de lealtad fue otra idea que reiteró: “Nuestra Lealtad Institucional es a toda prueba. 107 años de institucionalidad desde el nacimiento de las actuales Fuerzas Armadas de la Nación hablan por sí solos y nos dan la luz sobre la alta responsabilidad de pertenecer a ellas“, “por eso, hoy que conmemoramos el 110 Aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, de dónde surgieron nuestras Fuerzas Armadas actuales, refrendamos nuestro compromiso de seguir siendo institucionalmente leales a la Patria“.

En otro momento de su discurso, hizo hincapié en la importancia del Ejército Mexicano para nuestra sociedad y refrendó la lealtad del mismo a las instituciones y al Presidente: “pero sobre todo esos 107 años de lealtad institucional nos dan luz respecto al pilar que representamos a para la estabilidad y desarrollo del país, en este sentido sirva la conmemoración de la Revolución Mexicana para refrendar nuestra lealtad a la institución presidencial que usted representa, basada en el deseo del pueblo de México y las leyes que nos rigen“.

Al inicio del discurso, Luis Cresencio Sandoval González habló del antiguo ejército previo a la Revolución Mexicana, cómo sus mandos estaban distanciados del pueblo y obedecían a intereses políticos y de grupo. “La ideología de algunos de sus mandos, que estaban enfocadas en aspiraciones políticas, intereses personales y de grupo, mandos con una formación aristocrática distanciados del pueblo y que se identificaban más con la clase económica privilegiada“, declaró.

Aquella idea regresaría en pleno argumento sobre la esencia del ejército actual, “nuestra institución nació del pueblo, se nutre del pueblo y trabaja por el pueblo“, recalcó el secretario de la Defensa.

Esa fue la antesala para declarar que el Ejército no busca el poder ni ambiciones políticas. La subordinación al poder civil y del Presidente, ante todo por la ley y la democracia, pero también por convicción. El General Secretario afirmó: “El Instituto Armado jamás ha buscado ni buscará protagonismo porque nuestra esencia es servir a la Patria. Así pues, es evidente que no anhelamos ningún poder porque nuestra razón de ser está alejada de pretensiones políticas o de otro tipo . Es evidente que no anhelamos ningún poder porque el poder supremo de la Federación se divide en Legislativo , Ejecutivo, y Judicial, perfectamente definidos en nuestra Carta Magna. Es evidente que no anhelamos ningún poder porque dependemos del Ejecutivo a cuya autoridad nos subordinamos por ley y por las decisiones democráticas del pueblo de México, pero sobre todo por convicción. Con esa subordinación al poder civil cumplimos las misiones generales que tenemos asignadas y trabajamos en proyectos prioritarios encaminados al desarrollo de nuestro país sin que ello signifique perder nuestra naturaleza o razón de ser“.

La Guardia Nacional estuvo presente en la conmemoración y también recibieron reconocimientos sus integrantes, a la par que soldados y marinos. La integración de la Guardia Nacional al esquema ejército y marina, se hizo presente tanto en actos durante la ceremonia como en el discurso de Sandoval González. Incluyó a la Guardia Nacional cuando mencionó el “Espíritu de Cuerpo” de las Fuerzas Armadas y resaltó la imposibilidad de enfrentamientos entre sus integrantes: “Sigamos pues unidos siempre el Espíritu de Cuerpo que ha sido factor fundamental en nuestro Instituto Armado. Un Espíritu de Cuerpo que no permite confrontación entre compañeros, porque es sinónimo de empatía y solidaridad, en el trabajo conjunto que se realizan todos los integrantes las Fuerzas Armadas y de la Guardia Nacional“.

Una declaración para responder presuntos teorías de conatos y enfrentamientos al interior del ejército que también incorporó en esta “empatía y solidaridad” a la Guardia Nacional. Cabe recordar, la mayor parte de sus integrantes provienen del ejército y marina. “Tengan presente que la dignidad personal y el conocimiento cabal de los deberes es lo que conduce al soldado, marino o Guardia Nacional a actuar con honradez, probidad e integridad”, “Pueblo, soldados y marinos siempre hemos estado juntos por el bien de México y en estos momentos históricos que vive nuestro país se integra a ese objetivo la Guardia Nacional“, sentenció Luis Cresencio Sandoval.

El General Secretario hizo un reconocimiento, que incluyó a las Fuerzas Armadas y a la Guardia Nacional, para los medios de comunicación y particulares, por su apoyo ante cualquier circunstancia -pareciera que retumba el eco de la detención del ex secretario Salvador Cienfuegos- y su respaldo al ejército… en especial al Gobierno de la República: “Aquí quiero expresar a nombre de quiénes formamos parte de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Nacional nuestro especial reconocimiento y agradecimiento a los que hacen aún más solida esta fortaleza institucional con su respaldo ante cualquier circunstancia que afecta a nuestro instituto armado, me refiero al Gobierno de la República, a los diferentes sectores de la sociedad, a particulares y a medios de la comunicación, que de manera permanente demuestran su aprecio por nuestro trabajo. A todos, gracias por su empatía y valioso apoyo“.

Villa, Madero y Díaz con bigotes y barba sobre un cubrebocas con el rostro pintado de los personajes, una que otra selfie muy eventual, en una mañana nublada y ya con frío de invierno, se celebró una representación de los primeros años de la Revolución Mexicana. Representación que lamentablemente no tuvo público en vivo y niños que le aplaudiesen. La ceremonia junto con la representación fue transmitida vía digital en internet ( https://youtu.be/uh54Xv5GXo0 ). Transmisión que tenía todos los méritos para ocupar pantallas de televisión abierta y paga. Al igual que unos apartados con escenas de la revolución que sólo pudieron ver los medios que cubrieron el evento.

Una celebración muy distinta y en circunstancias muy diferentes. El General Secretario Luis Cresencio Sandoval cerraría su discurso reiterando la lealtad de las Fuerzas Armadas y ahora también, de la Guardia Nacional: “Hoy más que nunca, el Estado Mexicano puede confiar en la lealtad institucional que durante más de un siglo han hecho patente sus Fuerzas Armadas y hoy la Guardia Nacional“.

Bruno Cárcamo / EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *