Abre la Sedena sitio para conocer impacto del COVID19 en sus filas

Ciudad de México/01 julio.- El Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana han perdido a 88 militares en el activo a causa del coronavirus, cifra que representa cuatro veces más el número de tropas fallecidas en el combate al narcotráfico en dos años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Esta cifra de militares fallecidos por COVID-19 es solo del personal en el activo, porque la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) no ha dado a conocer aún cuántos militares en retiro y cuantos derechohabientes han sido afectados por el coronavirus.

Datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) indicaban que, en 2014, la población derechohabiente del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM) fue de 869,075 personas, de las cuales 700,438 derechohabientes (80.6%) fueron de la SEDENA y 168,637 derechohabientes (19.4%), de la Secretaría de Marina. El 53.0% (461,015) correspondió al sexo femenino; el 35.6% (308,965), al masculino, y el 11.4% (99,095), no fue clasificado.

En cuanto a personal de militares (del Ejército y de la Marina) retirados y pensionistas, los datos del ISSFAM actualizados solo hasta agosto de 2018, indican que este universo estaba integrado por 86,370 individuos: 68,887 retirados y pensionados de ambos institutos armados (68,887 militares y 17,483 marinos).

En este contexto, la SEDENA abrió un micrositio en su portal de internet para informar de manera abierta sobre el impacto del coronavirus entre su personal en el activo, con la finalidad de terminar con las especulaciones y filtraciones sobre este tema, indicaron fuentes de la secretaría.

El micrositio, denominado “Situación del personal militar positivo, negativo, encamado y fallecido del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos por la contingencia COVID-19. Personal militar en activo confirmado por COVID-19”, fue activado el pasado 12 de junio, cuando la pandemia mostraba menos de 80 decesos en las filas castrenses mexicanas.

El 24 de junio la cifra era de 83 elementos fallecidos por la pandemia, principalmente en el Hospital Central Militar (HCM) de la Ciudad de México, en donde se concentra la mayoría de los casos por ser la región que mayor cantidad de tropas tiene desplegadas.

Para el viernes 26 de junio el número de muertes era de 86, con 2 mil 442 casos positivos y 661 negativos contabilizados, en un universo de 214 mil 157 integrantes del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, de acuerdo con datos del micrositio.

En el corte de las 23:00 joras del 27 de junio ya había registro de un deceso más (87), con 422 pacientes encamados, 667 sujetos negativos y 2,460 casos positivos.

Dos días después, el 29 de junio (corte de las 21:00 horas) se registraba el fallecimiento de otra militar para elevar los decesos a 88, con 395 encamados, 692 sujetos negativos y 2,513 casos positivos.

Lo anterior significa que en las últimas 48 horas disminuyó en 7 el número de encamados, pero aumentó en 53 el número de nuevos casos positivos detectados entre militares en el activo.

Al inicio de la pandemia en México, la SEDENA se negaba a revelar cuál era la situación de sus integrantes con respecto al coronavirus. En abril, el secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval, dijo en una conferencia de prensa mañanera que las cifra de fallecidos era de cinco elementos.

Semanas más tarde, un documento del gabinete de seguridad elaborado por la SEDENA reveló la magnitud del impacto del COVID-19 en el Ejército y Fuerza Aérea. El informe interno “Situación de casos del personal militar y derechohabiente”, mostraba en 27 páginas un listado con más de 200 casos militares, familiares y derechohabientes enfermos de COVID-19 o sospechosos de padecer la enfermedad.

En total había 17 militares contagiados (14 en activo y 3 en retiro), 3 recuperados (2 en el activo y 1 en retiro) y 170 sospechosos (133 en el activo, 2 en retiro y 35 derechohabientes (familiares de militares), indicaba el reporte.

A estas cifras se sumaban otros 33 casos que dieron negativo para Covid-19. El texto señalaba además que ningún militar en activo o en el retiro o alguno de sus derechohabientes había fallecido.

Semanas más tarde, otro documento interno de la SEDENA revelaba que entre el 11 de abril y el 29 de mayo habían fallecido 40 militares en el activo, sin contar los primeros cinco decesos de marzo y la primera semana de abril.

El pasado 17 de junio el presidente Andrés Manuel López Obrador y el secretario de la Defensa entregaron en la ciudad de Puebla ascensos postmortem a personal militar fallecido en acciones para combatir el COVID-19. Previo a la entrega de ascensos y reconocimientos al personal castrense, un mensaje de la SEDENA transmitido a los asistentes revelaba que el número de fallecidos en las filas militares era de 238 elementos (incluyendo activos, en retiro y derechohabientes).

Esto colocaría las cifras en 88 militares en activo fallecidos, 150 en retiro o derechohabientes también fallecidos, 2,513 casos positivos, 395 encamados y 692 sujetos negativos al COVID-19 al 29 de junio de 2020.

Jorge Medellín / @JorgeMedellin95 /EstadoMayor.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *