Inteligencia naval detecta evasión fiscal en venta de combustible en Veracruz

Ciudad de México / 23 marzo.- La estructura de inteligencia de la Marina-Armada de México detectó la operación de un grupo delictivo dedicado a la evasión fiscal en la venta de combustible diesel en el estado de Veracruz.

El secretario de la Marina-Armada de México (SEMAR), ALMIRANTE Rafael Ojeda Durán, explicó en la conferencia de prensa mañanera en Palacio Nacional los detalles del Programa de Recuperación en Aduanas Portuarias y habló de una investigación de inteligencia naval en el recinto portuario de Tuxpan, en donde se hizo seguimiento durante dos semanas a un caso de evasión fiscal en la venta de diesel.

El almirante dio solo algunos detalles del caso, señalando que en diciembre del año pasado se les informó que había irregularidades en el puerto de Tuxpan, Veracruz y el presidente Andrés Manuel López Obrador dio instrucciones para investigar qué estaba ocurriendo. Entonces entró la Unidad de Inteligencia Naval a hacer un trabajo de más o menos dos semanas y se detectó, en efecto, que había evasión, no había robo de combustible, evasión fiscal en el puerto de Tuxpan, dijo el secretario.

De estos hechos y sus detalles obtenidos mediante el despliegue de elementos de inteligencia naval ya fue informada la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y otras dependencias encargadas de estos temas.

Ojeda Durán explicó mediante gráficas la manera de operar de los evasores fiscales, mostrando por donde deberían de circular todas las pipas.

“Aquí está el barco y de ahí se deberían de seguir por esta línea azul, que aquí es donde está el recinto fiscalizador. Bueno, lo que hacían estos elementos: entraban las pipas, las dejaban en esta área y en la madrugada, más o menos, entre 2:00 y 5:00 de la madrugada, cargaban aquí en el muelle y de ahí salían directamente sin pasar por el recinto fiscalizador”.

Ya cuando se implementó este operativo, que fue más o menos a partir de marzo, dijo, se llegó a la conclusión es lo siguiente: había barcos, llegaban más o menos entre dos y tres barcos por mes, su pedimento de carga ellos manifestaban que iban a descargar 50 mil litros de combustible, es diesel sobre todo, 50 mil litros de diésel, y realmente descargaban entre 200 y 300 mil litros, indicó el almirante.

Los evasores pagaban 322 mil litros o barriles de combustible y pagaban más o menos 50 millones. Cuando se implementó este operativo, la primera vez pagaron 250 millones de pesos, todo lo que se escapaba, destacó el secretario de Marina.

A partir de la fecha ha arribado un solo buque y ya se le cortó todo ese tipo de cuestiones ilegales que hacía, incluso hubo un buque que iba arribando cuando le informaron que ya no se podía hacer eso, y se trasladó ese buque vía Panamá hasta Lázaro Cárdenas, añadió. 

En Lázaro Cárdenas el buque está fondeado, y Lázaro Cárdenas no es un puerto que esté autorizado para hacer este tipo de descarga de diésel, de combustible. La administración portuaria empezó a trabajar para lograr cumplir con todos los requisitos que deberían existir y ya están descargando ese combustible, después de dos meses de que ese barco se fue, de ese tamaño era el negocio. Eso es lo que podemos informar, dijo Ojeda Durán en su intervención.

Indicó que este programa de recuperación de aduanas portuarias está establecido donde están la Marina, Comunicaciones y Transportes, el SAT, Aduanas, la Unidad de Inteligencia Financiera, la Policía Fiscalizadora y la Secretaría de la Función Pública.

Se trata, dijo, de un grupo multidisciplinario que está yendo a diferentes puertos para poder lograr o ver si están haciendo este tipo de cosas.

El programa se ha aplicado en los puertos de Manzanillo y Altamira, y se va a aplicar también en el puerto de Progreso, Yucatán. 

De esta manera es la forma en la que se está evitando lo que existía, que era realmente un gran robo, una gran corrupción en los puertos, por eso la importancia que Marina tome el control de la seguridad de los puertos, enfatizó.

El almirante secretario no quiso hablar más del tema cuando se le preguntaron detalles sobre quién o quiénes se quedaban con el dinero obtenido como ganancia.

La “Unidad de Inteligencia Naval siguió a las pipas a donde iban a descargar; no les puedo decir los lugares exactos dónde pero ya se le dio toda esta información a la Unidad de Inteligencia Financiera y cada una de estas secretarías está haciendo lo suyo, y dentro de poco se les va a pedir el reporte que hagan, qué es lo que han concluido para poderlo anunciar”, concluyó.

Jorge Medellín / @JorgeMedellín95 /EstadoMayor.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *