Cuarteleras

Ciudad de México, 2 de julio.- También en los pasillos de Palacio Nacional espantan. Los que se creían idos, regresan y le dan sustos al presidente. Trascendió que la declaración de AMLO diciendo que si por él fuera desaparecería al ejército, caló muy hondo en un grupo de poderosos militares a los que todos creían retirados y hasta ocultos

Anuncios

Según transcendió, uno de ellos, ni más ni menos que un ex titular de la Defensa Nacional, un ex DN-1, se hizo escuchar fuerte, cara a cara. Cuentan que el ex DN-1 le dio un cordial apretón de manos al Comandante Supremo y, sonriente, le advirtió que le bajara de volumen a su transmisión, porque pretender deshacerse del ejército era más que una locura o un despropósito, una traición, y eso le causaría graves problemas a él y al país.

Supone que estas voces también comentaron que la idea de convertir a todos los militares en policías significaba también, muy en el fondo, pisotear la historia, la sangre y el esfuerzo de héroes de ayer y los de estos tiempos, metidos en la lucha contra el narco y contra delincuentes de todo tipo, no en balde los 549 soldados y pilotos muertos en operaciones contra el narcotráfico tan solo entre el 1° de diciembre de 2006 y el 1° de junio de 2019.

Esto sin sumar los fallecidos desde 1976, año en el que oficialmente el ejército y la fuerza aérea entraron en el combate al narcotráfico con las operaciones Cóndor y Canador (Cannabis-Adormidera).

Dicen que el presidente lo pensó dos veces y por eso matizó el tema, diciendo que esa era su idea, pero que no era realizable porque había mucha oposición. Lo que no dijo fue de quién o de quiénes. Pero ya se supo…dicen.

Calladitos

Otro transcendido fue que le colmaron el plato a la Sedena; prohibido criticar al Comandante Supremo. La otra nota relevante de la semana fue la orden del alto mando, el general secretario de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval, para que los militares retirados dejen de criticar y atacara en redes sociales -o en cualquier otra plataforma o medio masivo- al presidente López Obrador, Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas.

El general dispuso la medida amenazando a quienes insistan en criticar o burlarse del presidente con proceder en su contra aplicando las leyes militares correspondientes y quitándoles sus derechos y prestaciones ganados ante el ISSFAM.

El tema no es nuevo y no se limita a las críticas o desacuerdos con el presidente, sino que va más a fondo y tiene que ver con el uso de las redes sociales y su impacto en la vida militar, dentro y fuera de los cuarteles y con las inconformidades de la tropa y algunos oficiales hacia la manera en que el comandante supremo lleva las riendas del país.

Este asunto de las redes sociales y el manejo que hacen de ellas los soldados siguen siendo un verdadero dolor de cabeza para el alto mando y plana mayor, quienes ya no saben cómo mantener al personal a raya, porque directivas van y directivas vienen y la tropa y algunos jefes en retiro no cesan de criticar y arengar a los suyos cuando las cosas no se hacen bien, especialmente en la cuestión de los derechos humanos y la odiada –por los militares– CNDH.

Redacción / EstadoMayor.mx

Anuncios

  1 comment for “Cuarteleras

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *