Eleva México su gasto bélico

_DSC0079México, 7 de octubre.- Entre los años 2013 y 2014, el gobierno de México gastó, proporcionalmente, más dinero que Rusia, Argentina y Lithuania en la compra de armamento y equipo bélico.

En el mismo lapso, países como Italia y los Estados Unidos redujeron su gasto militar entre un cinco y un diez por ciento de sus presupuestos para la rama de defensa.

La publicación británica especializada en temas militares Defence Industry Bulletin (DIB) dio a conocer un breve balance sobre el gasto en armas en el mundo, destacando dos listas de 19 países en los que este rubro creció y disminuyó en el periodo señalado.

En la primera de ellas aparece México, ubicado en el sitio 14 de las naciones que incrementaron su gasto bélico en los últimos dos años en aproximadamente un 11 por ciento.

La medición del DBI para determinar el porcentaje del gasto militar y su aumento o decremento, toma como base las propias cifras que en este renglón han presentado públicamente los países al dar a conocer sus presupuestos de Defensa y las compras de armas y equipo adicionales difundidas en los meses posteriores al anuncio del monto asignado para esos años.

Además, el DIB se apoya en las estadísticas del Instituto Sueco de Estudios para la Paz (SIPRI), que a su vez calcula el gasto militar a partir de lo que representa proporcionalmente en el Producto Interno Bruto (PIB) de cada nación analizada.

De acuerdo con las cifras del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de los años 2013 y 2014 asignado a las secretarías de la Defensa Nacional y Marina, ambas dependencias recibieron respectivamente 126 mil 047 millones, 520 mil 663 pesos (en el caso de la Sedena) y 46 mil 464 millones, 535 mil, 352 pesos (en el caso de Marina).

A la Sedena se le otorgaron en 2013 recursos por 60 mil 810 millones, 570 mil 686 pesos, y en el 2014 recibió 65 mil 236 millones, 949 mil 977 pesos.

A la Marina, la federación le entregó en el 2013 recursos por 21 mil 864 millones, 854 mil 169 pesos, mientras que en el 2014 recibió 24 mil 599 millones, 681 mil 183 pesos.

Las cifras indicadas en el PEF de cada secretaría no son cifras finales, ya que ambas dependencias (junto con otras del gobierno federal) suelen ejercer presupuestos mayores mediante mecanismos de endeudamiento o, como ha ocurrido en los últimos cinco años con el sector militar, a través de entidades como Nafinsa o Banobras mediante las cuales se compran aeronaves, transportes terrestres y blindados ligeros bajo condiciones de “arrendamiento financiero”.

Este término y la manera en que se ejercen los recursos para la compra de armamento liviano y pesado no ha sido detallado ni explicado de manera abierta por la Sedena, por la Marina o por la Secretaría de Hacienda o por la Presidencia de la República. En respuestas a solicitudes de acceso a la información, entidades como Banobras y la SHCP han negado proporcionar datos argumentando secrecía financiera.

 

Rearme sin freno

A pesar de la crisis financiera internacional y de los recortes presupuestales ordenados por el presidente Enrique Peña Nieto en toda la administración púbica, el gobierno de México elevó su gasto bélico en 2013 y 2014.

El breve análisis del DIB coloca a México por arriba de países como Rusia (en el sitio 18, con apenas un 8 por ciento de incremento en su gasto armamentista), Argentina (con un 9 por ciento de incremento en su gasto en Defensa), la República de Kyrgyzstán (con un 10 por ciento de crecimiento en compra de armas), y Lithuania (con un 5 por ciento de aumento en su gasto bélico).

Los cambios registrados en estos dos años en cuanto a compra de armas revelan no solo las tendencias de rearme por regiones, sino también los nuevos mercados que se abren para determinado tipo de material bélico, indica el texto.

El análisis del DIB también presenta la contraparte del fenómeno de la compra de armas, señalando que en 2013 y 2014 Venezuela redujo en un 35 por ciento la adquisición de armamento, mientras que potencias bélicas como los Estados Unidos e Italia, ubicados en los sitios 1 y 16 del ranking elaborado cada año por el sitio Global Fire Power, que revisa la situación de las fuerzas armadas de 126 países y en el que México aparece desde hace dos años en el lugar 31.

Los analistas británicos señalan que Venezuela redujo drásticamente su gasto militar debido a la crisis económica que vive luego dela muerte de su presidente Hugo Chávez. En cuanto al crecimiento del gasto militar en los países de África, de Europa del Este y del Este y Sudeste de Asia, así como de Oceanía, el DIB indica que la presencia y expansión del Estado Islámico explica estos cambios y la reconfiguración en las regiones que compran armas y en el tipo de material bélico que se está exportando e importando.

En el caso del rearme en algunos países de Centro América y el Caribe, el Defence Industry Bulletin señala que este se debe principalmente a la recomposición y reubicación de grupos del crimen organizado trasnacional.

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estado Mayor MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *