Dos militares involucrados en el atropello y muerte de un joven en Xul-Ha, Quintana Roo

Quintana Roo, 19 de noviembre.- De acuerdo a información de fuentes policiales, dos elementos del Ejército Mexicano pertenecientes a la 34a Zona Militar, bajo efectos del alcohol, atropellaron a Juan Juárez Castro de 18 años de edad, en la comunidad de Xul-Ha, muy cercana a Chetumal, capital de Quintana Roo. Los hechos ocurrieron la madrugada del domingo 14 de noviembre de 2021. El joven murió a causa de las lesiones horas más tarde.

Anuncios

El reporte ingresó al servicio de emergencias 911. En dicho reporte se informó que dos militares en estado de embriaguez circulaban en un auto Altima con matrícula ZCM-381-B del Estado de Yucatán cuando atropellaron a un joven que circulaba en una motocicleta.

Al lugar arribó personal de la Policía Rural, quiénes acordonaron el área del percance y detuvieron al presunto responsable (conductor) y su acompañante (copiloto). En lugar de ponerlos a disposición del fiscal del Ministerio Público los presentaron ante un juez cívico. El juez determinó la libertad de ambos sujetos, ya que, de acuerdo a su falló, no cometieron una falta al Bando de Policía y Buen Gobierno de Othón P. Blanco.

Al tratarse de un delito imprudencial, los detenidos debían ser turnados ante la Fiscalía General del Estado, sin embargo fueron entregados a los mandos militares y a la 34a Región Militar con sede en Chetumal.

La madre del fallecido identificada con las iniciales A. A. C. manifestó: “Me mataron a mi hijo y no pusieron a disposición a los responsables… Los están protegiendo…Quiero se haga justicia”. Acusó que los responsables de la muerte de su hijo fueron los militares I. J. Z. G. y J. F. L. D. Como testimonio de los hechos y de la madre, habitantes de Xul-Ha filmaron y aportaron evidencias de lo ocurrido.

MANIFESTACION

Ante la supuesta protección de los dos militares involucrados, uno de ellos presunto responsable de la muerte del joven, casi toda la comunidad de Xul-Ha se unió para exigir justicia. Los inconformes marcharon desde el Museo de la Cultura Maya situado en una de las principales avenidas de Chetumal y frente a las instalaciones de la 11a Zona Naval, la avenida de Los Héroes, hasta llegar al acceso de la 34a Zona Militar, gritando consignas contra el Ejercito y demandando justicia.

“Asesinos”, “queremos justicia para Juan”, “pónganlos a disposición de la fiscalía”; fueron algunas de las consignas que los habitantes de Xul-Ha gritaron durante su trayecto hasta llegar a la puerta de la base militar.

El comandante del Séptimo Regimiento de Caballería Motorizada, Héctor Aldape Gallegos, se comprometió a coadyuvar con el deslinde de responsabilidades y aseguró que el procedimiento sancionador corresponde a un juez penal.

Aseguró que el día del accidente, uno de los presuntos responsables estaba de vacaciones y el otro en día de descanso. Aldape Gallegos dijo que no los puede retener porque incurrirá en delitos. Pero aclaró que los elementos estarán disponibles en cuanto sean requeridos.

Se comprometió a no cambiarlos de adscripción, toda vez que la FGE ya inició con la judicialización de la carpeta administrativa. El fiscal del estado, Oscar Montes de Oca, manifestó que se inició la carpeta administrativa OPB/ 11/ 5939/2021 por daños y lesiones.

INVESTIGACIÓN

Sólo a través de un ordenamiento judicial será entregado a las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) el militar, presunto responsable, señalado de conducir el vehículo que atropelló al joven que después perdería la vida, en la comunidad de Xul-Ha, informó el comandante Aldape.

Aunque los involucrados son dos, sólo uno es quien afrontará el proceso por la comisión de un delito imprudencial. Por lo pronto, permanecen en arresto administrativo en la 34° Zona Militar. Asimismo, se desarrolla proceso interno para definir si son sometidos al Consejo de Honor, aunque el comandante del Séptimo Regimiento de Caballería Motorizada, Héctor Aldape Gallegos, dijo que no serán juzgados dos veces por el mismo delito.

“No vamos a solapar a nadie, si Irving y Justin están involucrados en este hecho lamentable, tendrán que afrontar su responsabilidad, eso sí, sólo es uno el que es el responsable al ser el conductor, pero eso lo decidirá la autoridad competente”, explicó.

Mientras tanto, dijo que no puede entregarlos a la Fiscalía General del Estado porque no hay ninguna petición del juzgado.

Lo cierto es que toda una comunidad del municipio de Othón P. Blanco, está “hambrienta” de justicia, pues la vida de un joven llegó a su fin por la irresponsabilidad de un hombre que conducía bajo los efectos del alcohol.

Cesar Castilla / @ManCastilla / EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.