Los uniformes militares 4T y el enojo del almirante

CUARTELERAS
Ciudad de México/24 mayo.- Fue inesperado el revuelo en las redes sociales por la información sobre la propuesta del general Carlos César Gómez López –director general del Arma de Infantería del Ejército Mexicano– para que la tropa y oficiales compraran pastillas Mariposa Color Verde Ultramar 667 para teñir sus desgastados uniformes de campaña.

Anuncios

La propuesta del general, acompañada de un documento con fotos e instrucciones para llevar a cabo el teñido en nueve pasos y 45 minutos, fue hecha al comandante de la I Región Militar, el general Juan Arturo Cordero Gómez, para que lo apoyara en la realización de una encuesta o muestreo o muestreo o algo parecido para que la tropa de la IRM se expresara a favor o en contra de la idea.

El resultado de la encuesta o sondeo debe estar listo el 25 de mayo. Es la fecha límite propuesta por el general Gómez López para saber si la tropa lo apoya en el desembolso de 30 pesitos, costo de la bolsa del colorante Mariposa, o si la solución se va a las barracas, a la reserva, mientras el mando territorial encuentra cómo resolver el problema del desgaste acelerado de los uniformes de campaña del Ejército.
Todo este embrollo es el resultado dela aplicación, tabla rasa, de las políticas de “austeridad republicana” ordenadas por el comandante supremo de las fuerzas las fuerzas armadas, el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien no suelta para nada la idea de recortar recursos para redirigirlos a sus prioridades sexenales.

El Tren Maya, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), la refinería de Dos Bocas y otras obras más –incluyendo a la Guardia Nacional– concentran la atención y los recursos financieros de la administración federal y la SEDENA y la SEMAR o están exentas de esto.

Fue tal el eco y la reacción por lo revelado en cuanto a la idea de sondear a la tropa para saber si estaba de acuerdo en lo de teñir sus uniformes, que la SEDENA de plano emitió una Nota Informativa para aclarar la situación, pero sin tocar el fondo del asunto, aunque confirmando lo que se publicó dentro y fuera del país.

La aclaración de la secretaría es la siguiente:
“Nota Informativa respecto a las publicaciones sobre el teñido de uniformes militares.
“Recientemente en diferentes medios de comunicación ha sido difundido un documento en el que supuestamente se ordena que los soldados usen un determinado colorante comercial para el teñido de ropa, con el fin de revitalizar los colores de los uniformes que, con el paso del tiempo, han perdido su coloración original.

“En el documento presentado, no se menciona que es un estudio del Director General de Infantería, no un procedimiento establecido por la Secretaría de la Defensa Nacional, mismo que fue hecho a iniciativa del Comandante de una unidad operativa con sede en el estado de Guerrero, sin consultar a los especialistas en la materia.

“La Secretaría de la Defensa Nacional no adquiere uniformes con empresas privadas, sino mediante un sistema de abastecimiento establecido a través de su fábrica de vestuario y equipo que los confecciona con tela resistente al rasgado, por lo que se somete a un proceso de teñido y estampado empleando colorantes especiales de uso militar que permiten que los uniformes mantengan su tonalidad hasta por 50 ciclos.

“A las Unidades del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos se les entregan 2 o 3 uniformes al año por cada integrante, de acuerdo a los procedimientos establecidos, dependiendo de la zona en la que operan y las actividades que realizan; asimismo, se mantiene otro adicional como uniforme de presentación (denominado como de percha) para su empleo en ceremonias y eventos especiales”.

La nota informativa de la SEDENA señala que la propuesta surgió “del Comandante de una unidad operativa con sede en el estado de Guerrero, sin consultar a los especialistas en la materia”. El documento publicado indica otra cosa.

Agrega que cada año la secretaría entrega dos o tres uniformes a sus integrantes dependiendo de la zona en la que operan, pero no menciona si en la actual administración se han entregado estas prendas de vestir, en qué fechas, cuántos juegos, de qué tipo, en cuáles regiones y zonas militares.

Y para completar el panorama, están declaraciones del almirante secretario Rafael Ojeda Durán, a quien se le fueron las cabras al monte en una de las recientes conferencias mañaneras del presidente López Obrador.

El alto mando naval reventó contra el Poder Judicial, al cual cañoneó desde Palacio Nacional con la venia del presidente durante la presentación del informe mensual de seguridad, en el que el almirante soltó algo de metralla al acusar a uno de los poderes de la unión de estar del lado de los malos, de ser el “enemigo” dentro de la estructura del Estado Mexicano.

Por supuesto que la declaración del almirante tuvo respuesta, desde el propio Poder Judicial y desde otros frentes, aunque no faltaron quienes intentaron justificar el exceso, el protagonismo ya como un personaje activo de la política, del mando de la Marina.

Redacción / EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *