Entre Piaget y los memes de ‘El Chapo’: La construcción de la narcocultura en nuestros hijos



chapo4México, 20 de julio.- Mi hija y yo nos enteramos de la fuga de “El Chapo”, nos damos cuenta de los memes que empiezan a circular en redes sociales.Yo reflexiono sobre cómo una niña percibe esta información, qué sucede en su construcción moral. Me doy cuenta de la estructuración mediática que lleva a la fascinación de la narcocultura. Propongo acciones para establecer un análisis crítico, para y con nuestros hijos, de la realidad que nos está tocando vivir.

Anuncios

El domingo por la mañana estábamos desayunando en casa de mis papás. Ahí nos enteramos que “El Chapo” había escapado de la cárcel. Fue tal la sorpresa que se presentó la discusión del tema sobre la mesa, sin más. Sofía, mi hija, preguntó qué quién era “El Chapo” y qué había pasado. Cabe mencionar que en ese momento, todos los adultos de la mesa estábamos con nuestros dispositivos móviles para saber más de la nota, la inmediatez de la información. De un momento a otro salió la primer sátira visual, o meme de la fuga; después otro, después otro, después un desplegado de diferentes versiones y contenidos, devaluando a nivel risorio lo que había pasado.

Sofía estaba ahí, una niña de ocho años escuchando que alguien se había escapado y viendo imágenes de “Mi villano favorito” con la cara de otro señor, o del Chavo del Ocho con otra cara y el texto ” El chapo del ocho”. Personajes que a ella le gustan, que son parte de su realidad y que ahora los veía fuera de contexto. Información encontrada, contradictoria, que para una niña se vuelve percepción; establece una construcción de la realidad y crea una valoralización de los hechos y la información que recibe.

El biólogo y psicólogo Jean Piaget en su libro ” El criterio moral en el Niño”, establece que niñas y niños de dos a seis años entienden las normas morales, “lo bueno” y “lo malo”, como reglas concretas e imposibles de variar. Son un elemento importante y externo, porque están impuestas por los adultos. Cuando niñas y niños tienen de siete a once años, las normas ya no tienen su origen solamente en una autoridad adulta o exterior, sino que el respeto y la sensación de justicia entre sus iguales o amigos también es importante. En esta parte se desarrolla la honestidad y la justicia.

Entre Piaget y los memes del Chapo, encuentro dos puntos para analizar: Por un lado, es importante que los adultos informemos el hecho a nuestros hijos, y establezcamos dónde empieza y dónde termina la sátira. Si nosotros nos quedamos en el discurso de la sátira, el desarrollo o la construcción moral de nuestros hijos e hijas se establecerá desde ese nivel; donde en los juegos infantiles ahora prefieren ser narcos que policías, o juegan a la droga imaginando que los bloques de plástico que antes usaban para construir castillos, ahora son pacas de cocaína.

Desde ese nivel también niños y niñas pueden alzar la mano y protestar para que se prohiban los narcocorridos como sucedió en el 2011 en Sinaloa. Es desde ese nivel donde la narcocultura se ve fascinante e indefensa, lejana de la realidad que conlleva. No existe una diferenciación seria entre aquello que es correcto de aquello que no lo es. No hay una construcción moral, y esto hace que el primer eslabón del tejido social se encuentre en quiebra. ¿Cómo será el adulto que de niño jugó a que era narco? ¿En dónde quedan los arquetipos de superhéroes de la infancia que hacen valer la justicia y el orden? Como adultos los cuestionamos, pero para niños y niñas es importante que existan para su propia construcción moral.

Para niños y niñas, la autoridad absoluta en la primera y en parte de la segunda infancia (como lo establece la UNICEF) son las y los adultos; por lo mismo es importante desde qué nivel abordamos las noticias, porque nuestros hijos aprenden de nuestros actos en todo momento.

Con esto llego al segundo punto por analizar: ¿Cómo promover el uso de la información desde el análisis y la crítica? ¿Cómo ayudar a niños y niñas a construir una moral autónoma, madura? Esto es parte fundamental del trabajo en casa, hacernos responsables de las noticias que vemos, de los medios en donde los vemos y qué hacemos con los mensajes que nos llegan. Darnos cuenta que lo que se publica en los medios, ahora más que nunca, es directamente proporcional a nuestra calidad de vida.

Lo que vemos publicado nos afecta a todos los eslabones de la sociedad, ya no está alejado de nuestra realidad inmediata; eso implica tomar consciencia. Hacernos responsables como consumidores mediáticos, pero también como adultos de referencia para niños y niñas; ser guías y actuar desde un nivel crítico. Establecer un diálogo con hijos e hijas de lo que opinan, de lo que piensan o de lo que creen que sucede. Hablar, correspondiente a la edad de nuestros hijos, sobre lo que pasa en las noticias. Hablar de cómo nos sentimos al respecto, proponer soluciones a nuestro alcance para aportar un cambio, y cumplirlas. Pasar del discurso a la acción. Platicar las noticias, más en estos momentos de sobreinformación, que conllevan a una desinformación.

Desde esta reflexión, me senté con Sofía y platicamos de lo que estaba pasando. Hablamos sobre los memes que había visto y le resolví sus dudas. Seguimos desayunando.

Yo me quedo todavía cuestionando por qué los periódicos nacionales le dan un espacio a publicar los memes del día y cómo el #PosMeEscapo llegó a ser Trending Topic, o tendencia, sin ningún esfuerzo. Me parece que la fuga de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, se merece un análisis más serio,una crítica más de fondo…fichas de adulto como dirían por ahí.

Diana Medina: Comunicóloga, graduada con Honores por la Universidad Iberoamericana, con diploma de Cultura de Paz y Perdón por la Universidad Iberoamericana en México y la Fundación para la Reconciliación en Colombia. Tiene estudios en Primeros Auxilios Psicológicos por la Universidad Autónoma de Barcelona. Por más de diez años ha abordado temas sociales y culturales desde el ámbito literario, audiovisual y académico. Ha trabajado como guionista, investigadora, productora y asistente de dirección en radio y televisión; así como en documentales galardonados a nivel nacional e internacional. Es docente en la Universidad de la Comunicación y autora del blog PAPÁSDF.

PAPÁSDF es un blog que explora la relación de los niños con su realidad inmediata; su ciudad. Por otra parte, los padres tienen recomendaciones y anécdotas referentes al mundo de los adultos, que pueden compartir con sus hijos.

Link a PAPÁSDF aquí



Anuncios

  7 en “Entre Piaget y los memes de ‘El Chapo’: La construcción de la narcocultura en nuestros hijos

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *