Conmemoran Día de la Marina con sana distancia

Ciudad de México/ 1° junio.- A veces a metro y medio de distancia, por momentos a un par de pasos y luego cerca, demasiado cerca.

 Así transcurrió la conmemoración del 103 aniversario del Día de la Marina Nacional entre el gabinete de seguridad y funcionarios que acompañaron al presidente Andrés Manuel López Obrador en el reinicio de sus giras.

En medio de una pandemia que no cede, que se encuentra en Fase 3 y que marcó de manera irremediable una jornada que hace unos años implicaba una romería informativa, el presidente y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas encabezó el Día de la Marina Nacional que fue también un acto de reconocimiento a quienes luchan contra el coronavirus y han fallecido a causa de esa enfermedad

En Palacio Nacional, a un par de metros de distancia entre sí, el secretario de Marina, almirante Rafael Ojeda Durán, y el secretario de Comunicaciones y transportes, Javier Jiménez Espriú, encabezaron la primera parte de la ceremonia en la que el alto mando naval reconoció que “esta ocasión será recordada por el contexto significativamente distinto en el que se desarrolló”.

Ojeda señaló que desde inicios de 2020, el mundo entero ha padecido la pandemia del Covid-19, y México no ha sido la excepción, “sin embargo, es con valentía, unión, disciplina y responsabilidad, que el pueblo mexicano ha hecho frente a esta crisis sanitaria”.

El secretario de Marina hizo un reconocimiento especial al personal de Sanidad Naval, servicios generales y trabajo social de la Secretaría de Marina-Armada de México, quienes se encuentran luchando arduamente para salvar vidas y restaurar la salud de las personas, como parte de las tareas de auxilio del Plan Marina, marinos navales quienes lo están dando todo por la Nación al atender con Honor, Deber, Lealtad y Patriotismo a miles de familias mexicanas que se han visto afectadas por esta pandemia actual.

En este difícil contexto, el personal naval destacado por sus acciones y entrega en el combate a la pandemia fue ascendido, condecorado y recibió menciones honoríficas.

Ojeda se refirió también al trabajo de la Marina en coordinación con otras instituciones para operar los recintos portuarios del país en una nueva era en la que la secretaría ha asumido poco a poco el control de zonas portuarias que antes eran supervisadas por civiles.

En este sentido, “el Gobierno de México ejerce la Autoridad Marítima, a través de la Secretaría de Marina, en franca coordinación con el personal de la Marina Mercante Nacional y con el apoyo absoluto de los Mandos Navales en funciones de Guardia Costera”, aseguró Ojeda.

Esto fortalece la seguridad y la protección marítima y portuaria de México, además de generar capacidades que nos permiten estar a la altura de los puertos más desarrollados y seguros del mundo, así como generar el crecimiento y desarrollo sostenible de los puertos nacionales; para lo cual nos capacitamos permanentemente, consolidando así nuestros resultados desde la Unidad de Capitanías de Puerto y Asuntos Marítimos, aseguraba el almirante.

El pronunciamiento se dio en medio de una fuerte disputa mediática entre la Marina Mercante y la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR) por el control de los 103 recintos portuarios que desde el año pasado tiene la institución, en unan de las ultimas disposiciones del ex presidente Enrique Peña Nieto.

Sobre la pandemia y su repercusión en el país, Ojeda dijo que el Covid-19 nos ha puesto a prueba en cada una de estas actividades. “Sí, ha sido difícil, pero para las y los marinos mexicanos nada es imposible”.

Más tarde, en las instalaciones de la Quinta Región Naval de Isla Mujeres, Quintana Roo, el presidente López Obrador y el almirante Ojeda, acompañados por el secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval, el Gobernador de Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín González, y el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, estuvieron al frente de una rápida ceremonia en la que se entregaron de manera simbólica ascensos y reconocimientos al personal naval “méritos especiales”, así como el distintivo “Para Servir a México”, al personal de Sanidad Naval, por su apoyo de manera incondicional a la población civil durante la emergencia sanitaria.

Allí, la Capitán de Corbeta del Servicio de Sanidad Naval, Enfermera Pediatra Neonatal Selene del Carmen Martínez Polito, agradeció los reconocimientos recibidos.

En cuanto al distintivo “Para Servir a México”, este se creó Acuerdo Secretarial de fecha 1 de junio de 2020, para reconocer al personal naval que participe en el Plan Marina, cuando éste se implemente para atender desastres y situaciones de magnitudes catastróficas que afecten gravemente a la población, como es la contingencia sanitaria que actualmente se vive en el país.

Ese distintivo se otorgó al personal que ha realizado actividades de apoyo dentro de los hospitales con atención a pacientes contagiados con COVID-19.

El presidente López Obrador y sus acompañantes se dirigieron luego al muelle naval para abordar varias patrullas interceptoras Polaris y Acuario, para arrojar al mar una ofrenda floral en honor a quienes han fallecido en cumplimiento de su deber y ahora para quienes han fallecido por el COVID-19.

El presidente López Obrador y el almirante Ojeda Durán lanzaron la ofrenda desde la borda de la Patrilla Interceptora ARM “Procyon” PI-1111, una embarcación de alta velocidad encargada de operaciones de vigilancia e intercepción antidrogas en alta mar.

Esta parte final de la ceremonia se dio en medio de una dinámica complicada en la que todos los asistentes rompieron de manera irremediable la sana distancia recomendada para evitar posibles contagios de COVID.

Jorge Medellín / @JorgeMedellín95 /EstadoMayor.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *