Fallece mando del puesto militar de Querobabi por COVID-19

Ciudad de México/26 mayo.- El Teniente Coronel de Infantería, Ricardo N, Segundo Comandante en el Puesto Militar de Seguridad (PMS) instalado en Querobabi, Sonora, falleció este lunes 25 de mayo a causa del coronavirus.

Anuncios

El Teniente Coronel fue diagnosticado hace unos días con la enfermedad y fue enviado al Hospital Regional Militar de Hermosillo, Sonora, para ser atendido de urgencia debido a la insuficiencia respiratoria que presentaba. Allí falleció por las complicaciones del COVID-19 del que era atendido.

A principios de mayo, el mando militar se vio involucrado en un escándalo suscitado al conocerse en redes sociales y luego en medios locales algunos detalles sobre el brote de coronavirus ocurrido en el Puesto Militar de Seguridad de Querobabi, en donde al menos 15 elementos de tropa habían resultado positivos para la portación del COVID-19.

Fue una Subteniente de Sanidad, una médica militar, quien alertó primero al Teniente Coronel y luego al general de Brigada, Cruz Isaac Muñoz Navarro, Comandante de la 4 Zona Militar de Hermosillo, Sonora, sobre la situación, señalándoles que el brote podría ser más extenso y que era necesario practicar más exámenes a los elementos del 73 Batallón de Infantería perteneciente a la zona.

Versiones periodísticas y un audio grabado supuestamente por la médica militar –a quien nunca se identifica– señalaron que, como respuesta, el general habría ordenado su arresto por causar escándalo y no haber detenido el contagio. En tanto, el teniente coronel trató de calma la situación dándole la razón a la médica, pero no pudo evitar su arresto por 15 días, ordenado por el general Cruz Isaac Muñoz.

En un audio difundido en redes sociales, la médica militar narra a algunas amigas lo que le ocurrió entre el 9 y el 30 de abril en el puesto militar de Querobabi, lapso en el que diagnosticó correctamente al menos 10 casos de COVID-19 y alertó sobre mas contagios y la necesidad de exámenes urgentes.

Llegó a pedir incluso que se cerrara el puesto de revisión de Querobabi debido a los niveles de contagio de la enfermedad que había detectado entre la tropa. Durante su comisión en el PMS de Querobabi revisó a más de 250 elementos del 73 Batallón de Infantería. Al menos 20 estaban contagiados de la enfermedad y fueron enviados al Hospital Regional Militar de Hermosillo.

De acuerdo con notas periodísticas locales basadas en parte del audio de la médica militar, el comandante de la 4ª Zona Militar, el general Cruz Isaac Muñoz Navarro, respondió a la emergencia sanitaria ordenando el arresto de la subteniente con el correctivo correspondiente a su grado, que fue de 15 días.

La doctora dijo en el audio que compartió con sus amigas que el general la había señalado por alarmista y por escandalizar a la gente del batallón con sus señalamientos. El comandante habría solicitado incluso que la quitaran de ahí y que en su lugar le enviara a un mayor médico militar, no a una subteniente.

“Se los dije…”

En poco más de siete minutos, la médica militar explica que a pesar de las reiteradas muestras de que los militares de Querobabi estaban en malas condiciones y pese a que ella les dijo a sus jefes en ese sitio que eran necesarios más exámenes, porque muchos de los elementos presentaban síntomas de COVID-19, la respuesta fue negativa.

Entonces le dijo al coronel que estaba al mando, “disculpe, pero yo soy un médico, y yo no tengo por qué exagerar ni inventar que el personal viene mal; por favor…” Pese a los reclamos de la médica, los militares decidieron hacerles tomografías a los soldados para descartar lo que les decía la doctora.

Con los resultados en las manos, los mandos tuvieron que reconocer que todo lo que había dicho la doctora era cierto y que al menos los primeros seis elementos revisados daban positivo para coronavirus. Todos tiene neumonía, excepto la doctora, la radiografía de la doctora está normal, le dijeron al coronel. El esto, los seis que trajo ella, todos tienen neumonía y uno de ellos ya presenta dificultad para respirar, les dijeron a los mandos de Querobabi.

Ante esa situación, la doctora pidió un estudio de brote, para que especialistas epidemiólogos determinaran sin margen de error que en el puesto militar se estaba dando un brote de COVID-19. Un capitán epidemiólogo y un teniente coronel del Hospital Militar Regional de Hermosillo fueron a Querobabi “y se fueron de espaldas de cómo estaban las instalaciones, y yo le dije, “¿ya ve jefe? Ahora sí que no me gusta decir esto, pero se los dije”, narra la doctora en el audio compartido con sus colegas.

Los médicos y mandos que llegaron vieron cómo estaba el personal, vieron cómo estaba el lugar. El capitán y el teniente coronel fueron informados de que todas las pruebas solicitadas por la subteniente médico militar dieron positivo para COVID. Ese momento es descrito por la propia doctora como de un “silencio incómodo”, en el que el teniente coronel, subdirector del Hospital Militar Regional  de Hermosillo, reconoció que ella tenía la razón, que no solo había seis soldados con coronavirus, sino que en el Puesto Militar de Seguridad de Querobabi había ya un brote de COVID-19 entre los elementos de 73 Batallón de Infantería.

La disculpa por haber minimizado la situación descubierta sobre el brote de coronavirus en el puesto militar no le sirvió de mucho a la subteniente, porque el general al mando ni dudó en ordenar su arresto por 15 días, como correctivo disciplinario por causar alarma con lo de los contagios.

Para colmo, una vez separada de la comisión a la que fue enviada en el puesto militar, la doctora tuvo síntomas de resfriado severo; fiebre, tos seca, dolor muscular, pero no resultó positiva para COVID-19. Las cosas no pararon ahí. En el arresto, comenzó a recibir llamadas a su teléfono celular pidiéndole todos los datos y detalles posible de los militares a los que revisó y diagnosticó como posibles enfermos de coronavirus.

Todo, todas las hojas de referencia, de persona sin fiebre que ella ordenó trasladar para estudios más detallados y que al final sí resultaron conCOVID-19, pero fueron ignorados por el mando, todas las hojas con el resumen clínico de los pacientes sencillamente estaban perdidas, no aparecieron por ningún lado.

La boleta de arresto ordenada por el general Cruz Isaac Muñoz Navarro fue elaborada en contra de la doctora por no haber tomado las medidas necesarias para evitar el contagio y brote del coronavirus en el puesto militar.

Un Teniente Coronel le dijo a la doctora que lamentablemente el general no entendía de procedimientos técnicos, le aseguró que ella hizo lo correcto al avisar sobre la situación y tratar de prevenir mayores daños entre el personal pidiendo incluso cerrar el puesto militar.

Lo único que el general quería era que el coronavirus no entrara al puesto y ya, pero eso es algo imposible, porque el personal militar estaba en constante cercanía y contacto sin protección con la gente, con los civiles. Era imposible que no se contaminaran, explicaba la doctora a sus colegas en el audio.

Al final, les dice la médica militar, los pacientes son los que le están callando la boca al general, para que vea que realmente por qué alerté y por qué informé.

“Llegué el 9 de abril; pues 10 días después o antes yo ya estaba informando que aquí había un posible brote y que solicitaba mil acciones, incluso que se cerrara el puesto.

“Todo lo informé y tengo sellos de recibido por el archivo, sellado, y hasta el día de ayer, 30 de abril, fue que hicieron caso a mis recomendaciones y a mis informes. Todo eso me lo voy a llevar para, en un futuro no muy lejano, hacer el parte correspondiente”, dice al final del audio la subteniente médica militar.

La doctora conservó copia de todo lo hecho, de todos los partes de referencia y resúmenes clínicos elaborados en la revisión y chequeo de más de 250 militares del puesto militar de Querobabi, en donde, hasta el 30 de abril, había 14 soldados y oficiales confirmados de tener COVID-19.

Uno de ellos era el Teniente Coronel Ricardo N, fallecido la tarde del lunes 25 de mayo en el Hospital Militar Regional de Hermosillo, Sonora.

Jorge Medellín / @JorgeMedellín95 /EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *