General Audomaro, ¿primer general retirado como titular de la Sedena?

México, 7 de septiembre.- El penúltimo desfile militar del 16 septiembre inaugura los tiempos sucesorios en las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina-Armada de México.

Aunque los primeros en la lista -por encabezar la próxima parada militar- son el general Gilberto Hernández Andreu, subsecretario de la Defensa Nacional, y el Vicealmirante Víctor Manuel García Macedo, director de la Heroica Escuela Naval Militar, la verdad es que no saldrá de esa combinación la pareja que ocupará el máximo cargo militar en cada dependencia.

Lo que nos explican los hombres de verde y de blanco sobre la sucesión en los cuarteles, es que ahora más que nunca el fiel de la balanza estará afuera de las barracas militares y navales, incluso afuera de la casa presidencial peñista.

Ahora, la decisión final dependerá del ganador de las elecciones presidenciales en el 2018: del mismísimo Andrés Manuel López Obrador.

El Peje, quien nunca se ha llevado bien con el estamento castrense y muchos menos en los últimos tiempos, cuando quiso defender a la milicia del manipuleo gubernamental y acabó señalando a la tropas y a sus jefes de cometer atrocidades, de masacrar al pueblo, sabe que bien las fuerzas armadas siguen siendo institucionales y no han cedido a la tentación golpista pese a las torpezas y vacíos del régimen, él, como probable presidente de México, no tiene fans entre la milicia de tierra, aire y mar.

Si el Peje llega a Los Pinos, como todas las encuestas hacen ver, tendrá que buscarse generales y almirantes para Sedena y Semar, fuera de la Sedena y la Semar.

Será por eso que personajes como el general retirado Audomaro Martínez Zapata se placea en la Sedena y a la menor provocación deja correr la versión de que la designación del siguiente DN-1 marcará un verdadero hito en la historia moderna del país -historia civil y militar- ya que será un general en retiro quien suceda a Salvador Cienfuegos.

Ese general en retiro, dicen quienes lo han escuchado al placearse, seré yo.

Audomaro es un militar en retiro, un dragón perteneciente al arma de caballería nacido en Cunduacán, Tabasco. Con amplia trayectoria en el ejército, al que ingresó en 1965, fue comandante de la 35 y 44 Zonas Militares, así como de los Regimientos Blindados 21, 25 y 26, pertenecientes a la Segunda Brigada Blindada.

Tuvo mando de tropas y fue instructor de varias antigüedades en el arma Blindada y de Caballería. Conoció a López Obrador en 1980 y durante años mantuvieron comunicación en la medida en que el Peje crecía como político de oposición y Audomaro se acercaba a él por el cambio que representaba.

En 2006 fue el Peje quien le solicitó a la Sedena -entonces encabezada por el general Clemente Vega García, acérrimo enemigo de todo lo que oliera o se pareciera a dragón– que su jefe de escoltas fuera el general Audomaro, y el general, quien entonces era Director General del Arma Blindada, se unió a la campaña de Obrador al mando de 15 elementos que formaron su cuerpo de seguridad.

Audomaro regresó a la Sedena, en donde fue nombrado Director General de Transportes. En diciembre de 2011 pasó a retiro con el grado de General de División y se unió en definitiva a la actividad política de López Obrador, pero sin dejar de lado otros frentes de lucha.

En marzo de 2012 trascendieron algunos detalles sobre la reunión que Andrés Manuel y 25 generales en retiro sostuvieron en la casa de Audomaro para ir delineando el regreso gradual del Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina a sus cuarteles.

Esto deberá ocurrir de manera gradual, no de golpe, para no dejar a la población indefensa, les decía el Peje a los reporteros que cubrían sus actividades. El encuentro fue organizado, por supuesto, por el general Audomaro Martínez Zapata.

En ese año, el dragón tabasqueño fue nombrado Secretario de Seguridad Pública del Estado de Tabasco bajo el gobierno del ex priista y neo perredista Arturo Núñez. Audomaro duró en el cargo solo dos años.

Hoy, el dragón de Cunduacán se placea dentro y fuera de la Sedena, atrayendo adeptos y anunciando que será el primer general en retiro en ocupar el máximo cargo en la secretaría, posición para la cual su jefe y su partido necesitarán verdadera institucionalidad para romper cotos de poder cimentados en el feudo de la dictadura perfecta.

Audomaro, nos cuentan, es dragón y también pastor.

****DATO CURIOSO****

En la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, específicamente en su Artículo 16, aclara:

“El Alto Mando del Ejército y Fuerza Aérea lo ejercerá el Secretario de la Defensa Nacional, el cual será un General de División del Ejército, hijo de padres mexicanos; y que, con objeto de establecer distinción respecto del resto de militares del mismo grado, se le denominará solamente General”.
Dicha Ley Orgánica no deja en claro si es obligatorio permannecer en el activo dentro de las fuerzas castrenses para poder aspirar al cargo de titular de la Sedena.

  13 comments for “General Audomaro, ¿primer general retirado como titular de la Sedena?

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *