Jefe del Comando Sur de EU viaja a Chiapas

Una aeronave de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos aterrizó en Tapachula, Chiapas, con tres funcionarios de alto nivel del gobierno de Trump.

Anuncios

México, 2 de febrero.- El Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, el almirante Kurt Tidd, así como el encargado de América Latina en el consejo de seguridad nacional, Craig Deare, y la embajadora norteamericana en México, Roberta Jacobson, viajaron a Tapachula, Chiapas, para conocer de cerca el trabajo fronterizo que realizan las fuerzas federales mexicanas.

La visita fue programada hace meses, durante el mandato del ahora ex presidente Barak Obama, y pese a ello dependencias mexicanas como la Secretaría de Marina-Armada de México, intentaron negarla o dijeron no saber nada sobre ella.

El viaje de los funcionarios norteamericanos a la ciudad de Tapachula se hizo en un avión de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) que fue recibido por personal de la Marina y de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM).

El jet Gulfstream IV (C20-F) de la USAF aterrizó alrededor de las siete de la mañana del martes 31 de enero, procedente de los Estados Unidos, carreteó hasta los hangares militares y fue recibido por personal militar y naval quienes explicaron a los visitantes cuál es la situación de seguridad y control migratorio en la frontera con Guatemala.

Luego de conocer los detalles del trabajo de seguridad fronterizo de las fuerzas federales mexicanas, la embajadora Roberta Jacobson, quien encabezó al grupo de funcionarios norteamericanos, sobrevoló el Rio Suchiate.

La delegación visitó después la Estación Migratoria Siglo XXI, considerada la más grande de América Latina, con una capacidad para albergar a mil personas.

La visita de los mandos y funcionarios norteamericanos coincidió con la conversación telefónica entre los presidentes de México, Enrique Pela Nieto, y de los Estados Unidos, Donald Trump, en la que hablaron sobre temas migratorios y de seguridad fronteriza.

De acuerdo con un reporte especial de la periodista Dolia Estévez, corresponsal en Washington de diversos medios mexicanos y colaboradora en la revista Forbes, durante la conversación, el presidente Trump lanzó una amenaza velada a Peña Nieto diciéndole que si los militares mexicanos no podían combatir a los cárteles de la droga, entonces él (Trump) tendría que enviar tropas de su país a solucionar el problema.

El empresario le habría reiterado al presidente Peña Nieto que México pagaría por la construcción del muro o de lo contrario Estados Unidos gravaría con un 35% los productos de origen mexicano.

Mientras esto ocurría en la conversación telefónica presidencial, en Tapachula, Chiapas, el Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos visitaba por primera vez la frontera de México con Guatemala, acompañado de varios funcionarios de seguridad nacional acompañado de la embajadora Jacobson.

En México, voceros y funcionarios de la Marina negaron la versión de la visita de la embajadora y del jefe del Comando Sur. Horas más tarde, voceros y mandos navales indicaban que no podían negar ni afirmar la información.

Ya entrada la tarde, la embajada de los Estados Unidos emitió un breve comunicado en el que informaba sobre el viaje de funcionarios de su país al sureste de México.

Una de las voceras de la embajada firmaba el comunicado en el que se señalaba lo siguiente:

. No ofrecemos detalles sobre las conversaciones del Presidente.

  • La visita a la frontera sur fue planeada desde hace meses y le brindó a las autoridades de los Estados Unidos la oportunidad de conocer de primera mano los retos que México enfrenta al proteger sus fronteras.
  • Valoramos enormemente la relación entre fuerzas militares de la que gozan nuestros dos países.
  • Cada día, soldados, pilotos, marineros y marinos mexicanos ponen su vida en riesgo cumpliendo su vital tarea de desmantelar las organizaciones del crimen transnacional.
  • Tenemos una sólida cooperación con las fuerzas armadas de México y les brindamos apoyo en el tiempo y la forma que nos lo solicita el gobierno de México.

V.Vázquez”.

El texto no señalaba quiénes viajaron a Tapachula, pero tampoco negó las versiones periodísticas ni lo escrito por la periodista Dolia Estévez.

Versiones surgidas en la ciudad fronteriza con Guatemala aseguraban que el avión Gulfstream IV de la USAF fue sido recibido por personal naval y que incluso se estacionó en un hangar de la Marina.

Consultada para aclarar y precisa este punto, la oficina de Comunicación Social de esa secretaría se limitó a contestar que no tenía esa información. Más tarde indicó que se estaba rastreando el dato. Al cierre del día los esfuerzos para confirmar la llegada del avión fueron estériles.

Mandos navales de primera línea dijeron desconocer cualquier dato acerca del viaje de la embajadora y de las contrapartes navales norteamericanas a Tapachula.

Una foto muestra a la aeronave estacionada ante un hangar en el que al menos 15 elementos de la Marina aguardan o están con los ocupantes del C20-F.

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estado Mayor MX

 

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.