Mueren en promedio 12 narcos por 1 militar en la guerra a las drogas

México, 13 de mayo.- La cifra llegó a ser del triple en 2011, cuando, en promedio, murieron 32 delincuentes por 1 soldado en enfrentamientos.

Anuncios

¿Cómo andan los números de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en cuanto a enfrentamientos contra los cárteles de la droga?

La respuesta es ambigua, porque de acuerdo con las estadísticas de la Defensa Nacional, esta delicada agenda de la lucha contra los cárteles de la droga va muy bien, con una superioridad militar en cuanto al resultado de los enfrentamientos armados.

Los datos disponibles revelan que, en promedio, 12 narcos mueren en enfrentamientos armados con el Ejército, mientras que los militares pierden a un soldado en choques con el crimen organizado. La capacitación de la tropa en el campo de batalla de una guerra vigente, pero no declarada da resultados.

En la etapa más violenta de esta confrontación, los narcos han sacado la peor parte, perdiendo en promedio a 32 sicarios por 1 elemento de tropa muerto en acción o ejecutado en otras circunstancias.

Lo que sigue sin estar claro es la manera en que la Sedena procesa y difunde las estadísticas sobre este aspecto del combate al crimen organizado. En 2012 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reorientó los criterios judiciales para darle un nuevo sentido y límites al fuero militar.

Dos años después se reformó el Código de Justicia Militar, con lo que se apuntaló el criterio y la orden de que las fuerzas armadas están incapacitadas para actuar en contra de civiles o para conocer y juzgar hechos en los que personal castrense haya violado los derechos humanos de particulares.

Estos cambios hicieron que, por no ser ya de su competencia, el ejército dejara de elaborar estadísticas detalladas y completas sobre el número de bajas, heridos y detenidos que ha producido la guerra al narco en los dos frentes: el de los delincuentes y el de los militares.

Así, la propia Sedena tiene documentada en su sitio de internet la numeralia de la narco guerra desde el inicio del sexenio de Felipe Calderón (2006) hasta el final del 2011. Los datos del 2012 en adelante, hasta este año, aparecen incompletos, sin referencia acerca del número de muertos, heridos y detenidos civiles (narcotraficantes) pero con cifras de las bajas y daños sufridos por la tropa.

Los números de la secretaría revelan que desde 2007 hasta el 2016 (sin precisar el mes), los militares han sufrido 3 mil 813 agresiones armadas por parte de diversos grupos criminales. En estas casi cuatro mil agresiones han muerto 236 soldados y han resultado heridos 1,350 militares.

En contraparte, en los enfrentamientos contra el Ejército han muerto 2 mil 959 civiles agresores, señala la Sedena.

Pero esta proporción de efectividad ha llegado a ser abrumadora por parte de  los militares; en 2011, el último año que el que la Sedena generó estadísticas completas, por cada militar caído en combate al narco murieron en promedio 32 civiles agresores vinculados con el crimen organizado.

Los números revelan que en ese año fallecieron 40 soldados en enfrentamientos con el narco, mientras que 1,297 civiles pertenecientes a varias organizaciones criminales perdieron la vida al enfrentarse contra los militares.

Sin embargo, los datos completos sobre agresiones a militares y la capacidad de respuesta de la Sedena solo llegan al 2011. Esto significa que la proporción total de bajas entre el ejército y los narcos pudiera ser mayor a lo imaginado.

Otras bases de datos recabadas por la prensa a partir de respuestas de la Sedena a solicitudes de acceso a la información dan como resultado cifra distintas en los dos rubros: militares y civiles muertos en enfrentamientos.

En agosto de 2014, el sitio noticioso Unión (asociado con El Universal) publicó una nota con cifras del 2006 a agosto de 2014, destacando que en ese lapso fallecieron 423 militares no solo en enfrentamientos con el narco. La estadística, basada en informes de la Sedena, indicaba que las muertes ocurrieron por: ataque con armas de fuego (43%, 209 casos), en accidente automotriz (23%, 98 casos), accidentes aéreos (11.1%, 47 casos), por ahogamiento (3.1%, 13 casos), por atropellamiento (1.7%, 7 casos), por caídas (0.9%, 4 casos), por descarga eléctrica (0.9%, 4 casos) y ejecutados por la delincuencia organizada (7.3%, 31casos).

En marzo de 2015, el sitio Revolución tres punto cero, presentó cifras basadas en datos de la Sedena, señalando que en el periodo 2006 a 2014 el número de militares fallecidos en combate al narco ascendía a 437 elementos. Se señalaba que 394 elementos eran del ejército y 43 eran de la FAM.

En el recuento se agregaba que 60% de los militares eran soldados rasos, que 20% eran cabos y que otro 12% eran sargentos. Solo ocho por ciento eran oficiales. A esta cifra se agregaban 43 pilotos, copilotos y tripulaciones de la Fuerza Aérea Mexicana.

En abril de 2014, la Sedena contestó a la solicitud de acceso a la información contenida en el Folio 0000700058614, en la que se le pidieron datos sobre el número de personas que murieron en enfrentamientos con elementos de la dependencia (Sedena), de enero de 2006 a marzo de 2014.

La Unidad de Enlace de la secretaría contestó que en el lapso solicitado fallecieron 197 militares, mientras que 3 mil 902 civiles agresores perdieron la vida en combates con el ejército y 60 civiles no relacionados con los hechos habían muerto en el marco de operaciones contra el narcotráfico.

La estadística más reciente de la Sedena sobre este tema está en su sitio de internet y comprende el periodo del 1° de diciembre de 2006 al 1° de mayo de 2016.

La cifra de militares muertos en combate al narco es de 477 elementos. La numeralia incluye a los elementos de Fuerzas Especiales y al personal de la FAM que volaban en el Cougar 1009 derribado el primero de mayo con lanzacohetes por sicarios del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) en las inmediaciones de Villa Purificación y Casimiro Castillo, en Jalisco.

Cinco de los militares eran integrantes del Cuerpo de Fuerzas Especiales, dos eran parte del escuadrón aéreo que llevaba la operación de captura de Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del CJNG, misión que fracasó trágicamente aquel día.

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estado Mayor MX

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *