Cae el Chapo Guzmán en Mazatlán

PGR PRESENTA A JOAQUÍN GUZMÁN LOERA "EL CHAPO". Foto: EspecialLa operación de un cuerpo especial de la marina fue quirúrgica y no ameritó ningún disparo. La mañana del pasado sábado la noticia de la captura de Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como el Chapo Guzmán, actualizó el papel clave que tiene la información de inteligencia y el hermetismo con el que se manejó la estrategia que desembocó en la captura. Un mes después de cumplir 13 años de que se fugó del penal de Puente Grande, en el inicio de los gobiernos panistas, el Chapo duerme desde la noche del sábado 22  en el penal de máxima seguridad del Altiplano. 

Anuncios

México, 23 de febrero.- El aviso de que la secretaría de Gobernación haría un anuncio importante se hizo temprano por la mañana del pasado sábado. Al paso de las horas el llamado de Gobernación a la prensa se suspendió y pasado el medio día, un nuevo aviso citaba a los medios a la una de la tarde en el hangar de la secretaría de Marina en el aeropuerto de la ciudad de México. El motivo de la llamada era dar a conocer la captura durante la madrugada del 22 de febrero de Joaquín el Chapo Guzmán, realizada por un equipo de fuerzas especiales de la armada en el hotel Miramar de Mazatlán.

Desde temprana hora los accesos a la zona de hangares estaban fuertemente custodiados por un pelotón de infantes de marina. Llegar a esta zona por el lado oriente del aeropuerto, donde se encuentra la terminal dos, implicaba que todos los representantes de los medios de comunicación debían pasar un puesto de control y acreditarse. Una vez franqueado el paso, ya en el hangar los reporteros eran colocados a distancia de la zona de aterrizaje por una valla metálica. Desde ahí eran como unos 30 metros a donde se colocarían los funcionarios del gabinete de seguridad quienes, se dijo, estarían en el anuncio.

Poco antes de las 14 horas apareció Arturo Sánchez, vocero del gobierno federal, acompañado por el secretario de Marina, el almirante Vidal Soberón, el secretario de la Defensa Nacional el general Salvador Cienfuegos Cepeda, el comisionado de seguridad pública federal el doctor Manuel Mondragón y Kalb, el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam y el director del Cisen, Eugenio Imaz. De ellos el único que tomó la palabra para hacer el anuncio fue el procurador Murillo.

Dijo que la captura fue el resultado de una operación que se trabajó durante varios meses, “en una coordinación plena entre todas las instancias del gobierno federal que han concurrido de manera importante en este trabajo”.

El procurador relató que a la detención había sido a las 06:40 de la mañana, aunque desde temprano circularon versiones difundidas por la agencia AP de que la captura había durante la madruga del sábado. Murillo explicó que en la operación que la marina realizó durante la semana pasada en Culiacán y comunidades cercanas, hubo varios momentos en que estuvieron cerca de capturarlo, sin embargo para no afectar a la población civil se decidió mantener la prudencia y esperar. “Esta operación, en el último mes, tuvo momentos más definitivos para lograr la captura, entre el 13 y el 17 de febrero fueron localizados algunos domicilios en los que acostumbraba a estar y en algunos de ellos, inclusive, lo que dificultó la detención se encontró que estaba conectado por medio de túneles con siete casas, ubicadas no sólo por túneles sino también utilizando el propio drenaje de la ciudad”.

Murillo explicó que las puertas de la casa en las que realizaron incursiones los marinos, estaban reforzadas con acero, lo que retrasó la operación pues tardaron para abrirlas, lo cual sirvió a Guzmán para escapar por los túneles. El cerco se achicaba y tenían la certeza de que estaban cerca de atraparlo. “Y después de ese día hubo varios momentos en que pudo haber sido aprehendido, pero la prudencia y el sentido común hizo que evitáramos hacer la detención en un lugar en donde pudiera ser afectada la ciudadanía y preferimos no ponerla en riesgo y esperar el momento más adecuado que fue justamente el momento en que se dio con una enorme eficiencia y sin un solo disparo”.

En su mensaje, del que no se aceptaron preguntas de la prensa, el procurador resaltó que la coordinación fue entre todas las agencias mexicanas de seguridad, y resaltó el papel clave que tuvo la información que proporcionó de tiempo atrás la DEA, la cual ha colaborado de forma directa con la marina, relegando a un segundo plano al ejército, la institución que en los últimos siete años realizó varias operaciones infructuosas en la sierra de Sinaloa y Durango para capturarlo.

“Logramos con esta detención uno más de los objetivos prioritarios que nos hemos fijado, es decir, se han realizado 75 detenciones y seguiremos trabajando en todo el país para poder consolidar el esfuerzo, para lograr la seguridad y la paz. Solamente quiero decirles que en razón de este operativo hemos asegurado a 13 personas y se han asegurado 97 armas largas, 36 armas cortas, dos lanzagranadas, un lanza-cohetes, 43 vehículos, de los cuales 19 eran blindados, 16 casas y cuatro ranchos hasta este momento” concluyó Murillo.

Para evitar suspicacias subrayó que la identidad de Guzmán estaba plenamente corroborada después de los exámenes de ADN que peritos de la PGR le habían practicado. Al concluir el mensaje, el cual duró apenas seis minutos, y luego de que los cinco funcionarios y el vocero se retiraran, una puerta metálica del hangar se abrió y aparecieron dos elementos de la marina con pasamontañas, seguido de una tercera persona vestida de civil también cubierto de la cara. Por ambos lados llevaban sometido al Chapo Guzmán, quien apareció vestido con un pantalón negro, camisa blanca de manga larga, iba encorvado con las manos esposadas por atrás. Su imagen era la de un hombre sometido, traía el bigote recortado, el pelo lacio se notaba con marcas de calvicie, su tez blanca lucía las huellas del paso del tiempo, aunque era notorio que en estos 13 años había pasado al menos una ocasión por cirugía plástica.

Esa era la imagen del hombre que desde enero del 2001 cuando se fugó, y durante los dos gobiernos panistas que estuvo libre y se encumbró como el capo más poderoso del continente, apareció de paso ante las cámaras de los medios. A unos pasos detrás iba el doctor Mondragón y otros funcionarios del área de seguridad, quienes lo escoltaron al avión donde esa misma tarde fue llevado al penal del Altiplano, su antigua cárcel donde fue recluido por primera vez en el verano de 1993.

Juan Veledíaz

@velediaz424

Estado Mayor

Anuncios

  5 comments for “Cae el Chapo Guzmán en Mazatlán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.