Vuelve la ‘anarquía’ michoacana

Bloqueo Parácuaro. Foto: EspecialPrimer fin de semana del 2014  y la Tierra Caliente michoacana coloca “en jaque” la gobernabilidad en el estado. En 72 horas se registró la toma de un municipio más a manos de los grupos de Autodefensa, con lo que se elevó a 19 donde tienen presencia aunque de manera oficial se habla de nueve. Hubo bloqueos, choques armados, con dos militares muertos, y visos de que la descomposición social se acelera en el inicio de este año.

México, 7 de enero.- El nombre de Las Anonas estaba registrado por lo menos desde el año 2010 en el cuartel de la 43 zona militar en Apatzingán, Michoacán, como uno de los lugares donde un grupo de pistoleros de la delincuencia organizada le tenía “tomada la medida” a las fuerzas federales. En ese año un choque con la policía federal que se prolongó por dos días, se saldó con la muerte de 13 personas, cinco de ellos agentes federales. Ese poblado cercano a ésta ciudad, se encuentra en una región donde los autodenominados Caballeros Templarios, tienen una de sus bases sociales más arraigadas y donde es difícil transitar si no se conoce bien los caminos.

Al caer la noche del pasado domingo 5 de enero un convoy compuesto por dos pelotones del ejército fue emboscado por un grupo de la delincuencia organizada, muy cerca Las Anonas, lo que provocó un choque armado en el que se reportaron varios heridos. De manera oficial solo se informó que dos militares murieron en la refriega sin que se haya podido corroborar si del lado de los pistoleros se registraron bajas. El ataque se dio en el primer fin de semana del año, y reactivó las alertas sobre la descomposición social y la anarquía que prevalece en el conflicto entre los grupos de Autodefensas de la Tierra Caliente y los Templarios.

La emboscada al ejército se dio horas después de que Autodefensas y testaferros de los Templarios se enfrentaran en el poblado conocido como Bancos de Arena, perteneciente al municipio de Parácuaro. En ese enfrentamiento se reportó el deceso de dos presuntos integrantes de la delincuencia organizada uno de los cuales, de acuerdo a reportes de medios locales y corresponsales de medios nacionales, portaba una arma acondicionada con un tubo el cual se especuló podría tratarse de un lanzamisiles. Una foto que circuló por redes sociales y en algunos portales de noticias vía Internet, daba cuenta del artefacto encontrado junto al cadáver.

Al medio día del pasado domingo, las movilizaciones y enfrentamientos se agudizaron. A esa hora un grupo de pistoleros identificados con los Templarios incendiaron tres vehículos de las líneas de transporte de pasajeros que comunica Morelia con varios poblados de la Tierra Caliente. El suceso se registró en el tramo que comunica la población de Cuatro Caminos con Apatzingán, a unos metros de la desviación donde se localiza la entrada al poblado de Parácuaro, lo que interrumpió el paso de vehículos durante buena parte de la tarde del día 5 de enero.

Ofensiva de Autodefensas

La madruga del sábado una intensa movilización de vehículos con pobladores de diversos municipios de la Tierra Caliente comenzaron a arribar a la cabecera municipal de Parácuaro. En el transcurso de la mañana habitantes de este municipio se sumaron a lo que aparentaba ser una protesta, y que al paso de las horas se convirtió en la “toma” de la presidencia municipal, la detención de 15 efectivos de la policía local, y la proclamación de la creación del grupo de autodefensa de esta localidad.

Parácuaro está considerado, junto al municipio vecino de Apatzingán, una de las poblaciones donde los Templarios tienen una fuerte presencia, no solo por el arraigo de varios de sus integrantes, sino por los años de convivencia entre autoridades municipales y personeros del narcotráfico que han formado parte tanto de la Familia como del grupo que encabeza Servando Gómez, alias “la Tuta”.

La tarde del sábado 4 de enero, luego de que se conociera a nivel nacional la “toma” de Parácuaro por parte de los Autodefensas, uno de sus líderes el médico cirujano José Manuel Mireles, líder de los Autodefensas del municipio de Tepalcatepec, tomó una avioneta facilitada por empresarios locales simpatizantes de su organización, para trasladarse del municipio de Zicuirán, donde tuvo una junta con pobladores, hacia la Huacana. La aeronave se precipitó minutos después de su despegue y cayó muy cerca de ésta localidad, murió el piloto y cuatro de los tripulantes entre ellos Mireles, sufrieron heridas de consideración.

Fuentes de la policía federal señalaron que la caída de la aeronave pudo deberse a un sabotaje por parte de los Templarios quienes tienen el control de los caminos y parte de su gente en Zicuirán, está infiltrada en el movimiento de los grupos de Autodefensa. Mireles fue trasladado horas después, durante el domingo, para su atención médica en la ciudad de México por agentes federales a bordo de un helicóptero de la corporación.

El accidente de la avioneta donde viajaba uno de los líderes del Consejo de Autodefensas de Michoacán, se dio horas después de que en Apatzingán aparecieran varias mantas en la vía pública contra ésta organización firmadas por los Caballeros Templarios.

Los mensajes impresos en lonas fueron reportados en el puente de la avenida Constituyentes, la principal de este municipio, el monumento a Lázaro Cárdenas, en la entrada a la localidad, y en otras arterias de la ciudad. El mensaje, de acuerdo a reportes de la policía federal registradas por la prensa michoacana, decían:

“Las autodefensas se convirtieron en una gran decepción y amenaza. Esta esperanza se ha convertido en una gran decepción y amenaza para la misma población. Para muchos michoacanos las autodefensas eran la luz de esperanza para quienes sufrieron represalias por parte del cartel. (…) Pueblos ya levantados en armas se han decepcionado por completo al ver que en sus filas son manejadas por los mismos criminales despojadores que alguna vez o varias abusaron de su control, la intimidación y ahora portan una camisa blanca con la leyenda “policía comunitaria” pasean libremente con su rifle de alto poder y para el colmo escudado por la policía federal. Que ironía es ponerse una camiseta y más irónico es que aun así se atrevan”. Los mensajes hacían alusión a que entre las filas de los Autodefensas se encuentran varios integrantes del grupo denominado “los Viagras”, identificado con el llamado Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), a quienes solo llamaron por apodos como “el Hamburguesa” y “el Migueladas”.

Tensión entre pobladores y el ejército

Una patrulla del ejército, compuesta por un pelotón de soldados en dos vehículos, que circulaba el medio día de este lunes 6 de enero por la vía que comunica Parácuaro con Apatzingán fue retenida por habitantes de esta zona quienes tenían bloqueado el paso por la carretera desde temprano en protesta por la entrada de Autodefensas al municipio. Durante buena parte de la tarde del lunes a los soldados no se les permitió avanzar hasta que obligaran a los grupos armados, que entraron el sábado al municipio y retuvieron a la policía municipal, a abandonar la localidad.

Al paso de las horas la tensión, como en anteriores ocasiones, aumentó y tuvo que intervenir Lucía Barajas Vázquez, alcaldesa de Parácuaro para mediar en la petición del desalojo de los Autodefensas. La presencia militar se dio, de acuerdo a información del gobierno michoacano, para garantizar la libre circulación de los vehículos y autobuses de transporte de pasajeros, los cuales no pudieron realizar la conexión de los municipios de la Tierra Caliente con Morelia debido al bloqueo que imperó en esta carretera durante el fin de semana.

Al caer la tarde de manera oficial se anunció que los soldados, alrededor de 100 efectivos, habían sido “liberados” luego de que se llegara a un acuerdo sobre cómo garantizar la seguridad ciudadana y el tránsito de vehículos, que van y vienen de la capital del estado hacia esta región y en dirección al puerto de Lázaro Cárdenas. Pese a eso, la situación se presagiaba muy complicada para los siguientes días.

Juan Veledíaz

@velediaz424

Estado Mayor

  6 comments for “Vuelve la ‘anarquía’ michoacana

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *