Un especialista en ‘operaciones conjuntas’

José de Jesús Hernández Rivera. Foto: EspecialEs un caso atípico pero como comandante de zona militar —y no de región como lo implicaría su grado—el general de división José de Jesús Hernández Rivera le ha tocado mantener en calma relativa a la zona centro de Durango. Hace unos días fue nombrado comandante del Operativo Laguna, la región más explosiva en estos momentos en el país, donde le tocará ser puente entre la doceava y la cuarta región militar, que une a los estados de Sinaloa, Durango, Coahuila y Chihuahua.

Anuncios

México, 27 de febrero.- La alerta estaba en rojo cuando en febrero del 2012, hace un año, el entonces general de brigada José de Jesús Hernández Rivera asumió el mando de la décima zona militar con cuartel general en la ciudad de Durango. Días antes tropas de fuerzas especiales habían abatido en la sierra a Luis Alberto Cabrera Sarabia, jefe de “los Cabrera”, grupo ligado al cartel de Sinaloa que mantenía una disputa férrea con las organizaciones antagónicas que buscaban reposicionarse en la capital del estado.

Hernández Rivera, nacido en Aguascalientes, venía de ser director de infantería y relevó al general Germán Javier Jiménez Mendoza, quien regresó a la ciudad de México para hacerse cargo de ésta área. Al frente de la décima zona le tocó ser ascendido a general de división apenas en noviembre pasado, con lo que se convirtió en uno de los dos únicos mandos de zona que ostentan este rango que con regularidad corresponde a los generales de brigada. El otro divisionario al frente de una zona militar es el comandante de la octava, en Reynosa, Tamaulipas, el general Miguel Gustavo González Cruz.

Graduado en 1970 del Colegio Militar, el general Hernández Rivera se pasó sus primeros ocho años y 11 meses de servicio en el batallón 29 de infantería, que en la actualidad se encuentra en Colima. Solo dejó esa unidad cuando se fue a estudiar a la Escuela Superior de Guerra donde se graduó en 1982 como Diplomado de Estado Mayor. Regresó unos meses a terreno como oficial en el 25 batallón, después pasó poco tiempo en la dirección de educación militar y la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea, y en enero de 1984 quedó adscrito a la sección tercera, operaciones, del estado mayor de la defensa donde permaneció tres años.

Salió de la ciudad de México en 1987 para dirigirse a Chiapas, donde quedó adscrito como subjefe de estado mayor de la 31 zona militar, con sede en Rancho Nuevo, en los años en que se gestaba la aun incipiente rebelión indígena zapatista. Su currículum destaca que llegó al 67 batallón como segundo comandante y después como jefe del grupo de comando.

A principios del año 1991 fue enviado a la Embajada de México en Madrid, España, donde realizó el curso de Estados Mayores Conjuntos, en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional, parte del ministerio de defensa española. A su regreso a México ese mismo año fue ascendido a coronel y pasó comisionado a la Escuela Superior de Guerra donde impartió entre otras materias, estado mayor, táctica general, y coordinó la materia de operaciones conjuntas del ejército.

Salió de México en 1996 para dirigirse a Culiacán, Sinaloa, donde fue nombrado jefe de estado mayor de la novena zona militar. El año pasado que regresó a la región, conocía muy bien el terreno ya que en la segunda mitad de los noventas, las operaciones militares contra el narcotráfico se extendían hacia la sierra de Durango en la parte correspondiente al municipio de Tamazula. En 1997 cuando ascendió al generalato, ya tenía en su haber la maestría en administración militar para la seguridad y defensa nacionales en el Colegio de Defensa.

El general Hernández Rivera es visto por sus contemporáneos como uno de los militares más experimentados en operaciones conjuntas. Quizá por ello, al estar el centro del estado de Durango en calma relativa, fue nombrado hace unos días comandante del Operativo Laguna, que sustituye al Operativo Laguna Segura. Esto implicaría que como comandante de la décima zona militar, podrá operar en conjunto con tropas de la 12 región militar que tiene su sede en Torreón, Coahuila. Esta zona, donde se une éste municipio con los duranguenses de Gómez Palacio y Lerdo, está considerado por estos días como una de las zonas más explosivas del país por la disputa encarnizada que protagonizan los zetas y el cartel de Sinaloa.

Juan Veledíaz

Estado Mayor

Anuncios

  3 comments for “Un especialista en ‘operaciones conjuntas’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *