Con la sombra de Reynosa llega a Guadalajara

Lucino Carlos Piedra Lezama. Foto: EspecialSe le recuerda por aquel episodio donde en un retén en Tamaulipas soldados bajo su mando dispararon contra una familia muriendo en el lugar dos niños. El general Piedra Lezama viene del norte del país, donde la situación arde desde hace años, llega a la 15 zona militar, cuyo escenario no luce nada bien para los próximos meses.

Anuncios

México, 11 de febrero.- No había llegado a su primer trimestre al frente de la octava zona militar, con cuartel general en Reynosa, Tamaulipas, cuando el nombre del general de brigada Lucino Carlos Piedra Lezama quedó señalado como uno de los mandos cuyas tropas habían abatido a menores inocentes. Cuando en enero del 2010 arribó a Tamaulipas, la situación atravesaba por una de las etapas más críticas de los últimos años. El 5 de abril, en las inmediaciones de Nuevo Guerrero, soldados que dependían de su mando, dispararon en un retén contra una camioneta en la que viajaba una familia entera, en el lugar quedaron sin vida los niños Bryan y Martín Almanza Salazar, de 5 y 9 años de edad, respectivamente, mientras los padres resultaron heridos.

Este episodio, catalogado como uno de los más bochornosos y lamentables de los últimos años contra el ejército, se suscitó cuando el mando de la cuarta región militar, que abarca los estados de Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí, recaía en el general de división Guillermo Moreno Serrano. Cuestionado en su momento por éste y otros episodios, donde murieron civiles como el caso de los dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey, abatidos en una aparente “confusión” a las afueras del campus, el divisionario ocupa hoy el puesto de Inspector y Contralor en la Defensa Nacional tras su paso por la comandancia de la novena región en Guerrero, a donde llegó tras unos meses fuera de foco después de su estancia en el norte del país.

Antes de su arribo a Reynosa, al general Piedra Lezama se le recuerda en los medios de comunicación por haber estado al frente de la 22 zona militar con cuartel general en Toluca y jurisdicción en el Estado de México. Años atrás, en 2004, había sido agregado militar en la Embajada de México en Bogotá, Colombia. De las pocas ocasiones en que llegó a hacer declaraciones a la prensa durante su estancia en la capital mexiquense, se le recuerda por aquel dicho de que en el combate a la delincuencia organizada no se tolerarían abusos de la tropa, afirmación que cambió de raíz tiempo después tras su arribo a Tamaulipas.

Desde principios del pasado mes de enero, cuando fue nombrado comandante de la 15 zona militar con cuartel en Guadalajara y jurisdicción en 111 municipios de los 125 que tiene Jalisco, el general Piedra Lezama arribó a una zona donde la violencia ha alcanzado tales niveles que se prevé se agudicen a lo largo de este año.

Nacido en Puebla, se graduó en 1974 como oficial de caballería en el Colegio Militar. De su hoja de servicios se desprende que arrancó su carrera en el 15 regimiento, donde permaneció cuatro años, posteriormente postuló por un sitio en la Escuela Superior de Guerra, de la que se graduó como Diplomado de Estado Mayor en 1982. Dos años después fue comisionado al Estado Mayor Presidencial, donde estuvo una década; regresó al servicio en 1994 para meses después irse al Colegio de Defensa Nacional.

Quienes lo conocen, contemporáneos suyos con los que coincidió en la comandancia de la zona 38 en Tenosique, Tabasco, y en la 33 de Campeche, subrayan cierta “falta de pericia” para ejercer el mando, sin embargo, reconocen que es un militar preocupado por la situación social y de seguridad de cada entidad donde le ha tocado estar.

Piedra Lezama realizó la maestría en administración militar para la seguridad y defensa nacional, en el Colegio de Defensa, en los meses del verano del 2000, cuando Vicente Fox fue electo presidente de la República. Al igual que otros generales que en este 2013 han sido comisionados al frente de zonas militares donde el fenómeno de la violencia del narcotráfico se ha desbordado, cuando tenía el rango de coronel estuvo al frente del “Agrupamiento Piedra”, entre 1996 y 1998, en la llamada Fuerza de Tarea Arcoíris, que fue como se le denominó al despliegue militar en la zona del conflicto zapatista en Chiapas. De su experiencia contra la guerrilla a la violenta realidad del narcotráfico, el nuevo titular de la zona 15 recibe una encomienda que se vislumbra complicada.

Juan Veledíaz

Estado Mayor

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *