Marino preso en Campo Militar denuncia ataque de otro recluso

Estado Mayor/21 de noviembre de 2022

Anuncios

Jorge Alejandro Medellín

El capitán de fragata Raúl Sánchez Labrada, preso en el Campo Militar Número 1 de la Ciudad de México desde hace seis años, denunció haber sido atacado con una pala por otro recluso, el sargento Hugo Sánchez León, quien lo agredió cerca de su dormitorio el pasado 18 de noviembre por un problema relacionado aparentemente con mascotas.

El capitán Sánchez Labrada lleva seis años y ocho meses preso, acusado de la desaparición forzada de Armando Humberto del Bosque Villarreal, cometida en el poblado de Colombia, Nuevo León, junto con otros cinco marinos de la Unidad de Operaciones Especiales (UNOPES).

El viernes 18 de noviembre el sargento Hugo Sánchez León fue a la zona de dormitorios en donde está el espacio del capitán Labrada –17-A‑‑ y le vació la basura que llevaba en una pala. Cuando se retiraba, el capitán salió a reclamarle por el tiradero.

‑‑¿Qué le hiciste a mis gatos?, le contestó el sargento a grito abierto. Me la debes, por andar levantando informes en mi contra por tener gatos. Me la debes, le repitió.

Ya había antecedentes de que el sargento Sánchez tenía la costumbre de dejar basura, comida, en la zona en donde el capitán recibe a sus visitas los fines de semana. Por eso el reclamo violento del sargento que terminó en un ataque directo.

Te voy a romper tu madre, le dijo el sargento al capitán Labrada, que se puso en guardia. Sánchez León se le fue encima con la pala. El marino recibió varios golpes estando en el suelo. Logró cubrirse de algunos y le quitó la pala al sargento para aventarla lejos, del otro lado de una cerca perimetral.

Los gritos y amenazas continuaron. El sargento dejó de golpearlo y se alejó del lugar hacia el área general de los dormitorios 16 y 17. Golpeado y con dificultad para caminar, el capitán Sánchez Labrada regresó a su dormitorio para alertar a la guardia y denunciar la agresión de la que no hubo testigos.

Ese mismo día, el 18 de noviembre, el capitán Sánchez Labrada denunció la agresión en un escrito dirigido a la Tercera Visitaduría de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que encabeza Hilda Téllez Lino.

El Interno 11033 –número con el que está registrado el capitán Raúl Sánchez Labrada en la Prisión Militar—presentó la denuncia por “Agresión Física” señalando, entre otras cosas, que el sargento tenía antecedentes de agresividad hacia muchos otros internos, incluido el general Guadalupe Arias Agredano –preso desde 2011 por encubrir el asesinato del civil Jethro Ramsés Sánchez Santana ocurrido en Cuernavaca, Morelos‑‑.

En su denuncia asegura que nunca ha causado problemas, que casi no convive con el resto de la población penitenciaria militar y no tiene antecedentes de cometer hechos violentos contra nadie durante su reclusión.

Labrada no se explica cómo es posible que un interno tenga acceso a una pala, que puede ser un arma para causar daño, y responsabiliza al director de la prisión militar, el coronel Juan Antonio Aranda Flores, de las agresiones que pudiera sufrir y a quien le ha pedido cita en v arias ocasiones para denunciar diversas irregularidades, pero nunca lo ha recibido.

Lo mismo ha sucedido con el coronel Claudio Luna González, encargado de la disciplina y nombrado Comandante del Batallón de Internos. Este jefe militar no preguntó ni trató de averiguar nada sobre lo ocurrido el 18 de noviembre con la agresión del sargento Hugo Sánchez León, señaló el capitán Labrada en su denuncia.

En el camino se encontró de nuevo con el sargento Hugo Sánchez León quien lo volvió a confrontar: “no sea puto y aguante vara”, le dijo y se fue de ahí, porque ahora sí había reclusos y vigilantes presenciando la escena.

@JorgeMedellin95

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.