Las “bajas” que la guerra en Ucrania ha causado en las flotas de los Mi-17 rusos de México

Estado Mayor/13 abril 2022

Anuncios

Jorge Alejandro Medellín

La invasión de Rusia a Ucrania ha causado tres bajas momentáneas entre las fuerzas armadas mexicanas. Una parte de la magra flota aérea militar de México ha resentido la guerra que cumplió ya más de un mes de haber estallado.

La más cercana y notoria de estas bajas se registra en la Marina-Armada de México (SEMAR), que se ha visto obligada a mantener en tierra a tres de sus helicópteros rusos Mi-17 que estaban por recibir mantenimiento en una planta de Ucrania.

Foto: Bruno Cárcamo

Esto ocurre justo cuando inicia la temporada de incendios forestales en diversos puntos del país y la presencia de los Mi-17 se vuelve urgente y necesaria para apoyar el combate estos siniestros. Estas aeronaves están equipadas con helibaldes con capacidad para cargar hasta 3 mil litros de agua por viaje.

El Reporte Semanal de Incendios que elabora la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) señala que, “en lo que va del año, se han registrado 1,991 incendios forestales en 32 entidades federativas, afectando una superficie de 50,614.80 hectáreas”.

De esta superficie, el 96.90% correspondió a vegetación en los estratos herbáceo y arbustivo y el 3.10% a arbóreo. Las entidades federativas con mayor presencia de INCENDIOS fueron: México, Ciudad de México, Michoacán, Puebla, Chihuahua, Chiapas, Jalisco, Veracruz, Morelos y Tlaxcala, que representan el 82.37% del total nacional, señala la CONAFOR.

En este contexto y con 52 nuevas conflagraciones en la primera semana de abril localizadas al sur de la Ciudad de México y con el aviso de una nueva oleada de calor y el inminente estallido de nuevos incendios forestales, los Mi-17 rusos están en el momento más acuciante de la temporada de fuego.

De hecho, las bajas en la flota de los Mi-17 obligaron al Vicealmirante Rosendo Carlos Márquez Diaz, Coordinador General de Aeronáutica Naval, a dejar en el aire el envío de uno o dos de estos aparatos a sumarse al combate del incendio registrado en Tepoztlán, Morelos, en el que la Guardia Nacional y la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) aportaron tres aparatos Mi-17 para enviarlos luego a Tamaulipas a realizar la misma misión.

La Marina-Armada de México cuenta oficialmente con 140 aeronaves, de las cuales 75 son de ala fija y 65 son de ala rotativa o ala móvil. De estos últimos, 21 son helicópteros rusos adquiridos en distintas etapas entre 1994, 2006, 2009 Y 2011. De hecho, la de los Mi-17 es la flotilla aeronaval más numerosa desde el 2000, seguida por los 14helicópteros AS565 MBe Panther y loa UH-60M Black Hawk, utilizados para apoyo en operaciones especiales.

Mandos navales consultados sobre cómo ha afectado a la flota de helicópteros rusos Mi-17 la guerra en Ucrania, país en el que se localizan algunas de las firmas revelaron que tres aparatos Mi-17, indicaron que algunos de los aparatos han tenido que quedarse en tierra como consecuencia directa del enfrentamiento bélico entre rusos y ucranianos, esto porque al menos tres de las aeronaves de ala móvil estaban por recibir mantenimiento programado en Ucrania.

En mayo de 2019, tras el acci8dnetye de uno de los Mi.-17 navales en el que murieron 6 personas (5 marinos y un civil) que combatían un incendio0 forestal en Querétaro, el especialista en seguridad nacional y administración militar, Íñigo Guevara, recordó en una colaboración que los Mil Mi-17-1V, llegaron a las fuerzas armadas mexicanas en el año de 1994.

De este material aéreo se compraron 55 helicópteros en total, entre 1994 al 2006 y algunos más en los años 2009 al 2011. Estos últimos, señalaba Guevara, con mayor tecnología, fueron distribuidos de la siguiente manera: 24 fueron para la Fuerza Aérea, 27 para la Armada de México y 4 más para la Policía Federal.

El especialista apuntaba que la Marina había adquirido 27 de estos helicópteros: 16 a Rusia, en 1994 y 1996 y otros dos en 2002, de segunda mano, en Colombia; 5 más, nuevos, en 2005, comprados con recursos del Fondo de Desastres Naturales y 4 de la versión mejorada Mi-17V-5 comprados entre 2009 y 2011también a los rusos.

Para junio de 2018 la Armada de México planeaba incrementar la flota aeronaval en más de 30 aparatos y para ello había solicitado con anticipación recursos para esa compra, pero esto sucedió justo al final del sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando el presidente electo Andrés Manuel López Obrador ya había anticipado en su campaña electoral que no habría más gastos innecesarios, mucho menos en material bélico.

La compra de los Mi-17 aeronavales no se realizó. Lo mismo ocurrió con la compra de dos helicópteros NH-90 de Airbus con los que se iba a dotar a la POLA ARM Juárez 101 y a otro buque patrulla oceánica. La segunda opción en lugar de los NH eran los UH-60M navalizados, de los que se planeaba comprar seis. Lo que acabó sucediendo fue redirigir el presupuesto para priorizar el mantenimiento y refaccionamiento de los Mi-17, los caballos de batalla DE LA Mariona, del Fuerza Aérea Mexicana y de la Guardia Nacional.

Nada con Rusia: SEDENA

En el caso de los Mi-17 rusos de la FAM, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) indicó a Estado Mayor que sus 19 aparatos siguen operando con normalidad y prueba de ello es, precisamente, que sigu8enn volando en apoyo a misiones de combate a incendios forestales.

Sin embargo, pilotos y personal de tierra del Escuadrón Aéreo 303 señalan que ya comienza a haber problemas refaccionamiento y que las misio0nes de los Mi-17 se están restringiendo a lo estrictamente necesario y urgente, como es la ayuda a población civil y el transporte de tropas para operaciones especiales esto sigue recayendo en las flotas de los escuadrones 101 y 111 de los Black Hawk UH-60M.

Sobre las operaciones de los helicopteros rusos, la SEDENA señala: “los helicópteros MI-17 continúan operando de manera normal de acuerdo a las misiones asignadas a la F.A.M., empleando el refaccionamiento existente en el Escuadrón Aéreo 303, sin que haya restricciones para su empleo.

 “ Asimismo, existen cuatro contratos de servicio de mantenimiento a diversos componentes que utilizan las referidas aeronaves; sin embargo, su obligación contractual corresponde a empresas civiles de ambos países, sin que haya relación con el gobierno ruso”, precisaron los mandos de la Dirección General de Comunicación Social de la secretaría.

Todas operativas

En la Guardia Nacional, cuya flota aérea está integrada por 56 aparatos -20 drones, 12 aviones y 24 helicopteros- el problema con el mantenimiento, refaccionamiento y operación de sus Mi-17 es menos acuciante ya que solo cuentan con tres de estas unidades, heredadas de la extinta Policía Federal.

El servicio de mantenimiento programado más reciente que recibieron los tres aparatos de la Guardia Nacional se dio a partir de una adjudicación directa hecha en mayo de 2021, cuando se eligió a la empresa Aerocross S.A de C.V. para hacerse cargo del trabajo, que tuvo un costo mínimo de 523 mil 400 dólares y un máximo de 1 millón 113 mil dólares.

La Guardia Nacio0nal explicó y justificó ampliamente por qué eligió a Aerocross para el mantenimiento de sus Mi-17, señalando que cuenta con la experiencia, con el personal y los conocimientos para el trabajo requerido. El mantenimiento se completó antes de que concluyera 2021 y en diciembre, los aparatos ya estaban de regreso en las instalaciones de la Guardia Nacional.

Esta compañía tiene oficinas en el Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT), pero también puede enviar las aeronaves a sus talleres en la provincia de Vieitebsk, en Bielorrusia.

Previo al contrato con Aerocross, la Guardia Nacional habían firmado un contrato abierto con la empresa Sociedad de Reparación de Material de Aviación de San Petersburgo, SPARC, AO, para mantenimiento, refaccio0namiento y overhaul de los Mi.-17.

@JorgeMedellin95

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.