“Misión cumplida”: en tiempo y debajo del presupuesto, se construyó el AIFA. Y una base militar.

México, 21 de marzo.- El día de hoy, 21 de marzo, se inauguró en tiempo y forma, el primero de los tres megaproyectos de la administración de Andrés Manuel López Obrador. En 29 meses -menos de dos años y medio- el agrupamiento a cargo del General Ingeniero Militar Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, cumplió cabalmente con las ordenes del Comandante Supremo: construir un aeropuerto funcional, práctico, eficiente y austero. Ya de por sí proeza de ingeniería, poco se menciona que además implicó la construcción de una nueva base militar, en el mismo tiempo y con el mismo presupuesto.

Anuncios

El Aeropuerto Internacional Felipe Angeles (AIFA) de uso mixto, civil y militar, se ubica en la base aérea militar más grande del país, con una superficie mayor que varias alcaldías de la Ciudad de México. Más grande que la Cuauhtémoc, Azcapotzalco o Venustiano Carranza, el AIFA alberga ahora a la base aérea más moderna de toda América Latina. Para la construcción del AIFA, la BAM Santa Lucía No.1, además de ceder cientos de hectáreas, tuvo que enfrentar la “reubicación”, es decir, la demolición y reconstrucción, de estructuras y edificios, incluidas la Comandancia General de la 37a Zona Militar, las unidades habitacionales y el Hospital Militar.

En su intervención, el General Vallejo le informó al Presidente López Obrador el haber cumplido su orden dentro del presupuesto y tiempo asignados, se cumplió con la misión. El 17 de octubre del 2019, en la ceremonia de arranque de obras, López Obrador recortó los tiempos y en público solicitó que el 21 de marzo del 2022, se realizará la inauguración. Así entre risas nerviosas, se dio la orden y el encargo de la obra a la SEDENA.

El proyecto inicial del Aeropuerto Internacional Felipe Angeles contemplaba “la construcción de dos pistas para servicio civil y una para servicio militar, siendo un aeropuerto de uso mixto. Además de las pistas, el proyecto del AIFA comprende la construcción de un edificio terminal, torres de control para aviación civil y militar, hangares, servicios aeroportuarios y de pasajeros, aduana, terminal de carga, área de paquetería, entre otras instalaciones” ( Nuevo Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles https://aeropuertoaifa.mx/2019_272/ ) . A lo largo de los 29 meses de construcción, las necesidades, infraestructura e instalaciones fueron aumentando.

Desde el inicio del proyecto, el Agrupamiento de Ingenieros Santa Lucía (AISL) trabajó de la mano con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para la realización de los sondeos previos a las excavaciones y para cuidar y salvaguardar cualquier hallazgo. Cuando fue necesario, se detuvieron las obras hasta que el INAH autorizara continuar con los trabajos después de efectuar los respectivos salvamentos arqueológicos y paleontológicos.

El rescate de restos paleontólogicos en 142 puntos de hallazgo, ahora tienen un museo para exhibirse. Además de los los restos de mamut, también se hallaron restos de caballos, camellos y bisontes, cuya antigüedad se ubica entre los 10,000 y 26,00 años a.C, así como esculturas, cerámicas y osamentas humanas. El Museo Paleontológico de Santa Lucía “Quinametzin” (Tierra de gigantes), tiene 5 salas de exhibición en una superficie de 1000 metros cuadrados donde se exhiben los 701 mamuts, 248 camellos, 72 caballos, 15 perezosos, 28 peces, 2 gliptodontes, 2 bisontes, 2 dientes de sable, 109 de otras especies y 36 no identificables. Junto a este museo, el nuevo Museo Militar de Aviación, el Tren Histórico Cultural y Tren Presidencial Olivo, forman un corredor cultural dentro de las instalaciones del AIFA.

La enorme labor de la construcción del AIFA aumentó su complejidad y dificultad con el arribo de la pandemia provocada por el COVID-19. A escasos meses de iniciar obras, se enfrentaron a problemas por parte de los proveedores, suministro de insumos y restricciones sanitarias. Los problemas de la pandemia no le ganaron al Agrupamiento de Ingenieros Santa Lucía.

Como si no fuera suficiente la pandemia, el proyecto creció y se le sumaron más instalaciones: un centro comercial, centro educativo, la remodelación de la antigua hacienda, la Escuela Militar de Materiales de Guerra, la Escuela Militar de Tropas Especialistas de la Fuerza Aérea, el Hotel de la Fuerza Aérea Mexicana “Santa Lucía”, la construcción y remodelación de hangares, la remodelación del Complejo Logístico y Construcción del Complejo Ferroviario, una zona de Helicópteros, Hangares MRO y su edificio Terminal así como la FBO con la remodelación de los hangares para los escuadrones de la fija y rotativa.

Además de que la BAM Santa Lucía nunca cesó operaciones.

El AIFA es hoy el segundo aeropuerto con las pistas más largas del mundo, de 4,500 metros de largo. Sólo el aeropuerto de Denver tiene una pista más larga, con 4,877 metros. Las tres pistas del AIFA son de concreto hidráulico, de mayor calidad y con un menor gasto de mantenimiento frente al asfalto. De acuerdo al sitio de la construcción del AIFA:

En Texcoco, la construcción de una sola pista con rodajes, la pista número 3, superaba los 10,500 millones de pesos (MDP), presupuesto estimado de $10,556’677,301.47 pesos, únicamente con carpeta asfáltica. El tiempo de construcción para esta pista era de 3 años.

Ahora bien, en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, el sistema completo de 3 pistas y rodajes, con pavimento de concreto hidráulico, ayudas visuales y de navegación, drenaje pluvial es poco superior a los 7,700 MDP, un ahorro de casi 3,000 MDP en comparación al costo de una sola pista. Además el tiempo de ejecución total es de 2 años, un año menos que lo considerado para una sola pista.

Comparativos de costos de pistas Texcoco y el Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles https://aeropuertoaifa.mx/2019_4861/

El proyecto del AIFA integra una pista militar de 3,500 metros de largo, las dos pistas comerciales, la torre de control de 88 metros de alto inspirada en un arma y escudo azteca, un edificio que sirve de plaza comercial, estacionamiento, terminal de autobuses y tren rápido, terminal de pasajeros, zona de aduanas, manejo de equipajes, terminal de combustible , terminal de carga, servicios de apoyo a la operación, instalaciones para el Servicio Postal Mexicano, un centro de telecomunicaciones, estacionamiento para taxis y empleados, una subestación eléctrica, planta para manejo de aguas residuales. Servicios y edificaciones propios de una ciudad pequeña dentro de lo que ya era una ciudad pequeña, la base aérea militar más importante y grande del país.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) incrementó el presupuesto inicial de 79,305 millones de pesos (MDP) a 88,107 MDP. El AISL concluyó la obra del aeropuerto y la reubicación de las instalaciones militares incluyendo las nuevas estructuras, ejerciendo 74,535 MDP, casi 5 mil MDP debajo del presupuesto inicial.

Vestido con el uniforme de gala, el General Secretario Luis Cresencio Sandoval destacó en su discurso la importancia que esta obra prioritaria de la actual administración se haya encargado a la Secretaría de la Defensa Nacional y en particular, a los ingenieros militares. “La encomienda asignada al cuerpo de ingenieros militares no fue producto de la improvisación ni de la casualidad. Su labor y capacidades se han puesto de manifiesto durante décadas”, recalcó.

Más de 160,000 personas trabajaron estos 29 meses, en turnos día y noche, al lado de los ingenieros militares del Agrupamiento de Ingenieros Santa Lucía. El equivalente a la población económicamente activa de la ciudad de Pachuca.

Con el uniforme de campaña y el chaleco del AISL, el General Vallejo habló frente a los cientos de personas en la ceremonia: “Con humildad le decimos, como soldados mexicanos, le informamos que dentro del presupuesto, el tiempo asignado y con calidad, hemos cumplido con la misión.”

En 29 meses los ingenieros militares, el AISL a mando del General Vallejo, construyeron no nada más un aeropuerto, sino un aeropuerto, una terminal de aviación ejecutiva, una terminal de helicópteros, tres museos, vialidades de conexión, una terminal de tren suburbano, autobuses y una base militar. Frente al escrutinio y constante ataque de voces opositoras. Suficiente logro para que los medios nacionales e internacionales le dedicaran el espacio estelar este 21 de marzo, incluso con transmisiones especiales abarcando toda la mañana, más de 4 horas en vivo desde el Aeropuerto Internacional Felipe Angeles.

Mañana, 22 de marzo, con apenas algunas horas de descanso, el AISL y el General Vallejo, estarán con el uniforme de campaña, en la selva del sureste mexicano, construyendo los tramos más complejos del Tren Maya.

Bruno Cárcamo / @Bruno_m9 / EstadoMayor.mx

Numeralia del AIFA

  • El Aeropuerto Internacional Felipe Angeles de uso mixto civil y militar es la base aérea militar más grande e importante del país, con una superficie mayor a 38 km2.
  • El complejo del AIFA es el único en todo el país en utilizar gas natural en todas sus instalaciones.
  • Primer gran proyecto en México realizado con tecnología de Modelado de la Información para la Construcción (MIC).
  • El AIFA generó 160,000 empleos en plena pandemia COVID-19.
  • La longitud de cables para redes tendido en el AIFA equivale a dar la vuelta más de 5 veces a la luna, 18,605 kilómetros de cable.
  • En el AIFA se genera suficiente electricidad para una población de 50,000 habitantes.
  • El AIFA genera 5,653,00 Kwh de energía limpia al mes, eliminado la generación de 1,230,000 kg de dióxido de carbono al mes, equivalente a sembrar 740,000 árboles.
  • La pista central y norte con 4,500 metros de longitud son las segundas pistas comerciales más grandes del mundo después de la pista del aeropuerto de Denver con 4,877 metros.
  • El concreto utilizado en el AIFA equivale a construir 70 veces el Estadio Azteca.
  • Para la construcción del AIFA se recuperó de Texcoco el equivalente en acero para construir más de nueve veces la Torre Eiffel.

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.