Piden liberar a marinos acusados de desapariciones forzadas

Ciudad de México/20 abril.- Familiares de algunos de los 30 marinos detenidos por haber presuntamente cometido desapariciones forzadas en contra de civiles en 2018, impulsan en redes sociales una petición para que las autoridades judiciales liberen a los elementos navales debido a diversas irregularidades en la investigación y a la violación de los derechos humanos de los detenidos.

Anuncios

Los promotores de la petición hecha en la plataforma Change.org aseguran que los marinos fueron engañados para reunirlos y llevarlos detenidos a Reynosa, Tamaulipas, en donde se les informó sobre las acusaciones en su contra por presuntamente haber cometido desapariciones forzadas en Nuevo Laredo, entre febrero y mayo de 2018, en el marco de un amplio despliegue de fuerzas especiales de la Marina para enfrentar a los cárteles de la droga con fuerte presencia en esa parte del país.

En la petición, que busca recabar cientos de firmas de apoyo para conseguir la liberación de los marinos o al menos la atención y un encuentro con el presidente Andrés Manuel López Obrador, se señala que los navales fueron detenidos injustamente, recordando los señalamientos de organizaciones de derechos humanos, las Recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y diversas investigaciones en las que se ha hablado y escrito sobre las desapariciones forzadas ocurridas en Tamaulipas.

En el texto se asegura que no existen pruebas para acusar a los marinos de las desapariciones forzadas, “no se tiene ninguna prueba de que los marinos detenidos sean culpables de un delito”.
La petición de apoyo denuncia también que los marinos fueron entregados para mantener la impunidad, ya que no toca a los altos mandos, quienes, advierte, son los verdaderos culpables, sino a personas honestas y trabajadoras “que estuvieron en el lugar y momento equivocados, para cumplir con fines políticos y a intereses que nada tienen que ver con la justicia a las víctimas”.
Esta es la petición que circula en redes sociales:

“En días pasados se realizó la detención de 30 marinos, de bajos rangos en la Marina Armada de México, esto como resultado de “investigaciones” y “recomendaciones” de Derechos Humanos por operativos realizados en Tamaulipas en años pasados.

“A pesar de la imagen que se ha dado de este caso ante los medios nacionales e internacionales, no se tiene ninguna prueba de que los marinos detenidos sean culpables de un delito y desde su presentación ante las autoridades hay serias irregularidades, como que hayan estado incomunicados por varios días o que sus superiores les hayan dado información falsa para entregarlos a la Procuraduría. Muchos de ellos aún no han podido ver a sus familias y la mayoría no contamos con los recursos para pagar un abogado particular.

“Hoy, más de 30 familias que dependían directamente de ellos, estamos desamparadas, sin ingresos, sin seguro social y con miedo por la seguridad y la injusticia hacia nuestros familiares.
Cada uno tiene nombre, esposas, madres, hijos, fueron formados por la Armada de México y en más de una ocasión arriesgaron su vida por defender a la nación, le han dado el prestigio que tiene a esta institución mismo que hoy tambalea por haberles dado la espalda y actuar con esta indiferencia.
“Fueron entregados para mantener la IMPUNIDAD, que NO TOCA A LOS ALTOS MANDOS, los verdaderos culpables, sino a personas honestas y trabajadoras que estuvieron en el lugar y momento equivocados, para cumplir con fines políticos y a intereses que nada tienen que ver con la justicia a las víctimas.
“No tenemos afinación política, sólo queremos que este caso no quede impune y en el olvido como cientos más, los queremos libres y a salvo, NO SOMOS MONEDA DE CAMBIO DE NINGÚN PARTIDO POLÍTICO, somos familias destrozadas por otra injusticia de este sistema y exigimos justicia para quienes dieron todo por la seguridad de este país.

“Queremos tener una reunión con el Presidente Andrés Manuel López Obrador para explicar las irregularidades del caso y que se le de voz, sólo queremos que esta pesadilla termine para todas las familias y elementos afectados”, finaliza la petición.

Hasta 60 años de cárcel

¿Cuál es la pena privativa de la libertad que enfrentarían los 30 marinos si finalmente se les declara culpables de la desaparición forzada de civiles?
La Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desa-parición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas publicada en noviembre de 2017 establece en su artículo 30 que “Se impondrá pena de cuarenta a sesenta años de prisión, y de diez mil a veinte mil días multa a las personas que incurran en las conductas previstas en los artículos 27 y 28.
El texto señala también disposiciones específicas de reducción se sentencias si os involucrados colaboran revelando datos para ubicar a las personas desaparecidas.

El Artículo 33 de la misma ley indica lo siguiente:
Las sanciones para el delito de desaparición forzada de personas previstas en esta Ley, pueden ser disminuidas, conforme lo siguiente:
I. Si los autores o partícipes liberan a la víctima espontáneamente dentro de los diez días siguientes a la desaparición, disminuirán hasta en una mitad;
II. II. Si los autores o partícipes proporcionan información efectiva que conduzca a la localización con vida de la Persona Desaparecida, disminuirán hasta en una tercera parte;
III. III. Si los autores o partícipes proporcionan información efectiva que conduzca a la localización del cadáver o los restos humanos de la Persona Desaparecida, disminuirán hasta en una cuarta parte, y IV. Si los autores o partícipes proporcionan información efectiva que permita esclarecer los hechos o identificar a los responsables, disminuirán hasta en una quinta parte.

Los 30 Infantes de Marina fueron detenidos el 9 de abril y trasladados a la prisión del Campo Militar Número 1 de la Ciudad de México para enfrentar acusaciones por la desaparición forzada de varios civiles ocurrida en 2018 en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Los marinos fueron presentados ante un juez federal de Control de Procesos en Reynosa, Tamaulipas, ante quien sus defensores solicitaron primero la ampliación del término jurídico a 144 horas para resolver su situación.

Transcurrido éste los abogados lograron que el juez admitiera un recurso de ampliación para efectuar una investigación complementaria por seis meses, para aportar las pruebas a favor.
A los marinos se les trasladó a la Ciudad de México a petición de sus abogados y de la secretaría, esto para garantizar su seguridad mientras se decide su situación jurídica. Se les acusa de haber cometido las desapariciones forzadas en el 2014, según la Marina, pero autoridades federales señalan que se trataría de casos ocurridos entre febrero y mayo de 2018.

En un comunicado, la Marina señaló que “con relación a los hechos ocurridos en el 2014 (sic) en Nuevo Laredo, Tamaulipas, se pusieron a disposición de la Fiscalía General de la Republica (FGR), 30 elementos navales el pasado 9 de abril; dando cumplimiento a ordenes de aprehensión, por presuntamente efectuar actos contrarios a la realización de sus deberes”.

Esta acción se llevó a cabo en estricto apego al protocolo de actuación, instrumentándose las acciones por parte de la FGR a fin de que se realicen las investigaciones pertinentes. Citadas ordenes de aprehensión corresponden a los hechos ocurridos en citado estado, donde personal naval que se encontraba desempeñando labores de vigilancia y disuasión, relacionado con el presunto delito de desaparición forzada de personas, indicó la Marina.

En éste y en todos los casos en que personal naval sea probable responsable de actividades tipificadas como delito, actuará con estricto apego a la ley, procediendo con rigor, contundencia y transparencia a la ciudadanía, añadió la secretaría.

La SEMAR recordó que, de acuerdo con el principio de presunción de inocencia que rige en materia penal, “se presume la inocencia del personal naval involucrado en tanto el Juez de la causa no declare su responsabilidad mediante sentencia condenatoria”.

En ese contexto, la secretaría aseguró que colabora para que las autoridades encargadas de administrar y procurar justicia en México, sean quienes realicen las investigaciones necesarias, asimismo queda atenta de la resolución que se emita, siempre respetuosa de los derechos humanos.

Postura de la FGR
Sin embargo, la Fiscalía General de la República dio una versión diferente. Señala que “derivado de las desapariciones suscitadas de febrero a junio de 2018 en el Municipio de Nuevo Laredo, Tamaulipas, y como resultado de las investigaciones realizadas por la Fiscalía Especializada en Investigación de los delitos de Desaparición Forzada, se logró obtener órdenes de captura en contra de elementos de la Secretaría de Marina, Armada de México”.

Las órdenes “fueron cumplimentadas en 9 de abril de 2021, siendo puestos a disposición del Juez Federal que los reclama en Reynosa, Tamaulipas, ante quien se celebraron las audiencias iniciales de formulación de imputación el sábado 10 de abril de 2021”.

Según la FGR, “el personal de Marina y defensores solicitaron que se les resuelva su situación jurídica en el término de 144 horas; por ello, los 30 elementos de Marina quedaron sujetos a la medida cautelar de prisión preventiva y se fijaron los días miércoles 14 y jueves 15 de abril de 2021 para la continuación de las audiencias iniciales de vinculación a proceso”.

Las audiencias se efectuaron y el juez de Reynosa vinculó a los 30 marinos a proceso penal por el delito de desaparición forzada y ordenó que se les enviara a la prisión del Campo Militar 1-A de la Ciudad de México para garantizar su seguridad en los próximos seis meses.

Jorge Medellín / @JorgeMedellin95 / EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *