La historia se cuenta sola

Ciudad de México, 31 de marzo.- Secuestraron a unos militares, un general va a rescatarlos y se encuentra un presunto criminal que, disfrazado de representante internacional de Derechos Humanos le cierra el paso. Sucedió en Michoacan, justo donde meses después volverían a secuestrar a militares, La Huacana se llama el paraje, fueron testigos mas de 150 militares y policías. Punto.

Anuncios

A partir de esto la revista Proceso, desesperada en su debacle, inventa una reunión entre el general Ricardo Trevilla, Jefe de Estado Mayor de la SEDENA, y un criminal que, además fue detenido por ellos hace dos años.

Dice el primer mandatario que la calumnia tizna pero no mancha, y en este caso el semanario exhibió su falta de.ética y poco profesionalismo.

La pregunta es si un pésimo reportaje, sin sustento alguno, puede ser publicado sin intencionalidad política. La segunda pregunta es cuántos intereses creados, redes de corrupción todavía vigentes, pueden estar lastimando los militares al obedecer órdenes presidenciales que los han convertido en constructores.

La reportera que firma la mota es equis, alguien desconocida, que no tiene la mínima información sobre la realidad castrense, que no sabe del profundo desprecio que les merecen los sicarios, criminales, narcotraficantes a quienes persiguen, otra vez, por decisión presidencial. Y, es obvio, la “periodista” no tiene la mínima idea de quien es el general Ricardo Trevilla, un hombre intachable, que ha estado frente a la opinión pública hace muchos años.

¿Qué opinará el Presidente de la República de una revista que fundó Julio Scherer? ¿ A qué intereses $$$ corresponde este burdo intento de difamación? Ya supimos quiénes pagan los sueldos en “Latinus”, tendríamos que conocer, quiénes son los que mandan en ese Semanario…

Isabel Arvide / @isabelarvide / EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.