CNDH emite recomendación a Sedena por caso Palmarito



México, 21 de septiembre.- El 3 de mayo del 2017, en la comunidad de Palmarito, estado de Puebla, militares fueron atacados con armas largas por un grupo de “huachicoleros”, civiles armados dedicados al robo de combustible. Los militares solicitaron apoyo al 17° batallón de la policía militar.

Anuncios

Hasta ahí todo parecía otro enfrentamiento entre huachicoleros y elementos del ejército mexicano, además de policías estatales. De acuerdo a la narración oficial de los hechos, los delincuentes se  protegieron detrás de mujeres y niños.

Sin embargo, un medio local difundió días después un video en el que se veía a un militar disparando contra un civil en el piso, provocando la difusión en medio locales e internacionales de una ejecución extrajudicial así como violaciones flagrantes a los derechos humanos por parte del Ejército Mexicano. La narración oficial de los hechos se hizo a un lado.

Lo que sucedió las siguientes semanas fue un ir y venir entre versiones distintas, videos nuevos, versiones encontradas, declaraciones de miembros de la sociedad indignados por la ejecución de un civil desarmado por militares. Pero también indignación al ver el vídeo en su totalidad sin editar, ya que muestra cuando el civil, quién traía un chaleco táctico, ya en el piso, saca de entre sus ropas un arma de fuego y mata por la espalda a un soldado ante el asombro y sorpresa de sus compañeros. Las distintas versiones continuaron hasta que los medios de comunicación nacionales y paginas especializadas en temas de Seguridad Nacional,  brindarán la reconstrucción de los hechos que acontecieron ese día.

De acuerdo a los hechos en los videos, el personal militar ingresa al poblado alrededor de las 20:15 horas. Hay un primero contacto con los civiles armados alrededor de las 20:40, al detener una camioneta negra en la que viajaba una persona con un chaleco táctico antibalas. Esta persona es detenido y colocada boca bajo en el suelo. Justo en ese momento, saca de entre sus ropas un arma de fuego y dispara por la espalda a un soldado. Acto seguido, el soldado cae muerto, en una acción inmediata y respondiendo al fuego, se observa a un militar disparar contra el sujeto. Momentos después, arriba una camioneta blindada y enfrenta al personal militar. Se puede observar el armamento de las personas en la camioneta, los mismos pudieron ser sometidos por el personal militar. En el vídeo se puede ver como el personal militar trata de proteger su integridad física ya que les disparan de diferentes puntos del poblado. Se observan luces artificiales para advertir de la presencia tanto del personal militar como de elementos de seguridad pública. El saldo de este acontecimiento fue de 10 personas muertas, 6 eran civiles y 4 militares; 26 personas lesionadas, 14 civiles y 12 militares y 13 detenidos.

A poco más de un año y cuatro meses, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), emitió la recomendación 12VG/2018, un documento de 525 páginas donde se determina que la SEDENA y el gobierno de Puebla violentaron los derechos humanos de los ladrones de combustibles conocidos como
“huachicoleros”, exigiendo una reparación integral del daño a las victimas por medio de una INDEMNIZACIÓN, asistencia médica y psicológica. Esto, a los ojos de este abogado especializado en temas militares y de Derechos Humanos,  es una resolución peligrosa y que deja un antecedente negativo.

La CNDH emite una recomendación en contra de seis distintas instituciones, sin aparentemente tomar en cuenta la emboscada que sufrieron elementos de la policía militar y policías estatales de Puebla, quiénes fueron cazados y perseguidos por el poblado. Los hechos en los vídeos muestran como de forma artera y cobarde, uno de los delincuentes mata por la espalda a un soldado. La recomendación olvida los artículos 8.1 y 8.2 de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos -conocido como Pacto de San José- donde se mencionan las garantías judiciales de todo acusado de cometer un delito y que también tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se establezca legalmente su culpabilidad; lo mismo sucede con el articulo 20 Constitucional en su apartado “B”, sobre los derechos de los imputados, que menciona “que se presuma su inocencia mientras no se declare su responsabilidad mediante sentencia emitida por el Juez de la causa”, en este caso en contra del soldado imputado.

La recomendación de la CNDH,  que perjudica a la Institución Militar, viola el principio más elemental de la Comisión misma, el respeto a los Derechos Humanos y del debido proceso del Sargento  José “N” “N”, el cual en estos momentos sigue su proceso por el delito de Homicidio Calificado por la supuesta ejecución extra judicial.

Surgen varias preguntas: ¿se pierde de vista que una recomendación de la Comisión es una sentencia de facto? ¿a caso se olvida que ningún juez en México dejará libre a un imputado después de dicha recomendación? ¿la intención es parte de un momento político para aparecer en juego y a la vista del próximo gobierno?

Lo que sí queda claro es que el Sargento José “N” “N” ya ha sido sentenciado por el simple hecho de que a ningún juez en  más de 24 años ha dejado en libertad a ningún elemento que haya sido involucrado en una recomendación de la CNDH, dato que sé ya que tengo años litigando este tipo de casos.

Siguen las preguntas: ¿el militar no tiene Derechos Humanos? Es increíble ver esta clase de recomendaciones que abren la puerta a que los miembros de grupos criminales tengan impunidad a la hora de delinquir y que además la justicia criminaliza a quiénes tratan de proteger a la sociedad.

Recordemos que los militares no son los enemigos de México, al contrario, son quiénes luchan contra esos enemigos. Como lo dijo alguien más sabio que yo,  cuando el peligro ha pasado y la catástrofe ha sido solucionada, Dios es olvidado y el Soldado es Procesado.

 

*Lo escrito en este artículo representa el punto de vista de un analista experto en su materia, el cual no representa la postura de esta casa editorial*

 

César Gutiérrez Priego

Estadomayor.mx



Anuncios

  1 para “CNDH emite recomendación a Sedena por caso Palmarito

  1. Lilia
    22 de septiembre del 2018 en 11:14

    Y el daño psicologico que les causaron estos “angelitos ladrones de combustible”, a los soldados que participaron en ese evento donde queda? Deberian poner una demanda cada uno de estos soldados en contra de esos delincuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *