Mayor Clemente Yáñez



México, 24 de febrero (Redacción).- Cuando se habla de un militar en funciones de seguridad pública se cometen muchos errores.

Anuncios

El primero de ellos es equiparar “origen militar” con “jefe militar” y “trayectoria militar” con carrera militar.

En ello contribuye la ignorancia civil, de los medios de comunicación y de los grados militares.

¿Es lo mismo retirarse cómo general qué cómo Mayor?

Definitivamente no.

Basta citar los años de servicio activo,  dato que no consigna el currículo del mayor Clemente Yáñez, recién nombrado titular de la dirección de seguridad pública municipal de Saltillo en lugar del general Marco Antonio Delgado Talavera.

Los militares adquieren el grado inmediato superior para efecto de retiro.  Lo cual significa que cuando el mayor Yáñez se retiró tenía, a lo mucho, quince años en el servicio activo y había alcanzado el grado de Capitán, y con obviamente con ello, poco mando y menos responsabilidad.

No es el caso de otros jefes militares en funciones de seguridad pública, como el mayor Julián Leyzaola ahora en Tijuana que tiene una carrera policíaca donde lo menos significativo es su origen militar o su grado.

Un general que se retira como divisionario tiene, en promedio, cincuenta años de servicio activo.  Ese es el punto de comparación.

Yáñez Carrillo publica solamente una parte de su currículo.

Ahí se afirma que es egresado del H. Colegio Militar, y se hace énfasis en “logros” que no lo son, como haber sido comandante del Cuerpo de Cadetes… o sea algo que hizo hace muchos años, como estudiante.  Y luego ya. Su carrera militar no tuvo  ninguna otra comisión de importancia.

Y no fue, queda claro, a la Escuela Superior de Guerra, por lo tanto no es diplomado.  No pasó por la primera etapa de Educación Superior de las fuerzas armadas, lo que debe haber sido definitivo para no haber ascendido a otros grados superiores.

Además no dice, en su presentación formal, si pidió su retiro de forma voluntaria o fue dado de baja.

Esto en cuanto a su formación militar, la cual por lo visto es muy reducida y no puede traducirse como garantía ni de experiencia ni de conocimiento.

Por lo tanto que se presuma que ocupa un puesto donde estuvo un general adquiere un valor mediático de manipulación social y es, por lo menos, relativo.

No que Talavera fuera muy eficiente, pero esa es una historia a contar en otro espacio.

Precisamente por esto, por no tener experiencia, no haber asistido a la Escuela Superior de Guerra, no contar con suficiente antigüedad, concluyo su incapacidad para ocupar un puesto de responsabilidad.  Y menos al lado de Jefes Militares quienes venían con  otras historias personales, con experiencia y nombre.

Yáñez Carrillo me contactó por Internet, luego por celular, y me hizo llegar su “historia personal”.  Buscaba chamba, sobre todo porque se dio a conocer los altos sueldos y prestaciones superiores, en comparación a otras entidades, para los jefes militares en Coahuila.

Otro impedimento para su contratación, además de que nos pareció, en plural, sospechoso su interés fue que vivía en Saltillo.

Y los Jefes Militares que llegaron a formar parte del Modelo Coahuila venían sin intereses locales, sin ataduras familiares, sin nada que pudiese estorbar su desempeño que se esperaba en contra, precisamente, de intereses creados en las policías locales por este tipo de vínculo.  Ese tejido social perverso que se teje entre quienes forman parte de grupos criminales en una población y/o institución policiaca.  Que son nudos ciegos en el cambio estructural de las policías locales.

Venía también de ser funcionario en una cárcel, en Morelos.  Y cuando a los funcionarios de seguridad pública, civiles o militares, no los recomiendan sus logros o la ciudadanía a la que sirvieron, quiere decir que no hicieron bien su trabajo.

¿Por qué Yáñez Carrillo no siguió una carrera en las cárceles de Morelos o del país?

De chambita en chambita hasta llegar a Wal-Mart o una de estas cadenas de mercados donde trabajaba cuando quiso entrar con nosotros.  Esto antes, vale la pena buscar y rebuscar, que fuese secretario de Seguridad Pública de Apodaca, Nuevo León. Un municipio con unos problemas de inseguridad y violencia inmensos. Obvio, no resueltos por Yáñez Carrillo.

¿Cuál era la necesidad de traerlo a Saltillo?  O mejor nos preguntamos por los intereses de Jericó Abramo en tal personaje…

En  cuanto a las pruebas de confianza que dicen haberle impuesto, con todo éxito al mayor Yáñez, simplemente me permito recordar que uno de los problemas graves, que deterioraron nuestra relación, que tuve con Jesús Torres Charles fue nuestra, militar y mía, desconfianza a dichos “exámenes”.

Muy sencillo:  todos los policías municipales que los Jefes Militares nos reportaban como no aptos para el servicio, por corruptos, incapaces o hasta enfermos, aprobaban las pruebas aplicadas por la Fiscalía… mágicamente.  Ninguno consumía drogas, todos eran educados, profesionales, capaces y demás…

Solamente que en los hechos, de inmediato, día a día se demostraba lo contrario. Esos policías que pasaron los exámenes de Torres Charles trabajaban con los Zetas, como parte de su organización criminal.  Ahí están las órdenes de aprehensión.

En la Dirección de Seguridad Pública de Saltillo, que ironía, 81 de esos policías, como casi una sexta parte reprobaron hace pocos días.  O sea que reprobaron entre los reprobados.

Al tiempo.  No hay plazo que no se cumpla ni realidad que no termine por imponerse.



Anuncios

  5 en “Mayor Clemente Yáñez

  1. 19 de marzo del 2017 en 10:10

    Los generales del Ejército Mexicano en lo único que son expertos es en robar y lo peor es que nisiquiera lo hacen de manera consiente ya que piensan que es su derecho divino, pasar por sobre los demás sin respeto y que les hagan su trabajo es una constante en su forma de vida.
    En mi humilde opinión tomaron la decisión acertada.

  2. santos martinez rosales
    04 de agosto del 2014 en 14:39

    Sra Isabel Arbide: mis respetos y mi admiración para usted, la he seguido muy de cerca en sus publicaciones siempre muy centradas y veraces, pero al Mayor Yáñez Carrillo lo conozco en persona y se de su capacidad policial porque tiene la suficiente experiencia. Es falso que tuviera poca experiencia en el mando de tropas y menos responsabilidad, pues no fueron solamente 15 años de servicios en el ejército, porque el mínimo de tiempo de servicios para pasar a situación de retiro es de 20 años. Él no fue comandante del Cuerpo de Cadetes cuando era estudiante del Colegio Militar, nadie en esa situación puede ser comandante de ese Cuerpo. Su formación militar no es reducida y lo que se traduce como garantía en la función policial, es su experiencia y conocimiento de la carrera que actualmente desempeña. De los directores de Seguridad Pública del Modelo Coahuila, a usted se le coló una persona ineficiente, sin ningún conocimiento en la función policial y altamente corrupto, justifica la posibilidad de que usted no se percatara de ello, pero existen elementos que demuestran lo contrario y no actuó usted en consecuencia para removerlo de sus cargos para evitar su enriquecimiento ilícito.

  3. 17 de marzo del 2014 en 22:16

    señora isaabel, porque no darle el beneficio de la duda al mayor yañez, no nada mas a quien recurre ante usted solicitando su amparo, lo va a impulsar y a levantar con sus comentarios, el hecho que no fuera a la supeior de guerra, no lo hace menos merecedor de oportunidades,yo al menos estoy en la mejor disposicion de competir culturalmente con cualquier elemento de estado mayor, en su participacion CONRADO, mencviona algo muy cierto., ese comun denominador maldito de la soberbia, los Generales de Usted, TODOS, son reconocidos como soberbios y Prepotentes, bajese poquito de nive señora Isabe, y Usted que se precia de ser periodista, conozca en verdad lo que es esa MAGNIFICA iNSTIUCION, pero no por boca de sus amores, sino por la Reallidad, yo al menos espero de todo corazon que le vaya bien al mayor, alla en mi tierra, LOS MILITARES QE FUERON CON MOREIRA, SOLO NOS ENDEUDARON, ahora se debe cuantiosa fortun a, gracias a ese Gobernador, de que presumen, de habernos chingado…….QUIZAS, no aabe a quien no se lo merece, no sea Prepotente, es por su bien, Usted no es DIPLOMADA, portese como gente del pueblo, Usted vale mucho,ANIMO, siga en conjunto con bibiano, que les vaya bien a los dos, necesitan el trabajo, apliquense en su tarea, el como policia y usted como proveedora, animo,….graciasl

  4. CONRADO
    14 de julio del 2012 en 01:52

    Es importante destacar que el hecho de que algunos militares hayan estudiado una limitada Licenciatura en Administración Militar y un Curso de Mando y Estado Mayor no los hace expertos en el tema de Seguridad Pública, por que esa es una función meramente policiaca, y la preparación policiaca requiere capacitación para policía, la cual es distinta a la militar, lo que si es necesario que un Policía tenga Instrucción Militar, ahora en cuanto a la preparación policiaca, son fjunciones totalmente distintas la de Prevención del Delito que debe ser proporcionada por la Policía Preventiva y la de Procuración de Justicia en la Investigación del Delito por parte de la Policía de Investigación, Policías que deben de tener una capacitación adecuada para ello y la cual no tienen los militares, por que esa no es su función, ahora bien, un Militar puede llegar a constituirse en un Exelente Policía, pero tiene que tomar la capacitación policiaca correspondiente y como en todo oficio o profesión, es la Práctica la que lo va a llevar a ser maestro en la materia y no mayores años de servicio en la milicia, como erroneamente se ha venido comentando, lo que nuestro País necesita es una Policía Nacional con Capacitación Policiaca y no nadamas con Disciplina Militar como limitadamente lo proponia Doña Josefina Vazquez Mota en su Campaña, Nuestros Señores Generales deben de prepararse mas para estar en aptitud de asumir y dirigir con exito no nadamas a la SEDENA., sino a cualquier otra Secretaría de Estado, como lo hacian los Generales Revolucionarios despues de concluida la Revolución, últimamente se han limitado a concretarse en hacerse pedazos para obtener unicamente la Sría. de la Def. Nal., su preparación Politica y en materia de Leyes deja mucho que desear, y esos eran antes sus rubros fuertes, lo mas lamentable es que las opiniones que mas arriba se emiten en contra del General Miranda Sánchez de Aroogante, Doberbio, Prepotente, parace el comun denominador de los Oficiales de Estado Mayor actual, lo cual no exactamente eran las cualidades de los Generales Fundadores del PRI., ahí les dejo mis reflexiones, esperando despertar en sus conciencias las necesidades actuales de nuestra nación y ojalá todos pongamos nuestro grano de arena para poner orden en nuestra casa, impulsando inclusive la Verdadera Reconciliación Nacional, sin que ello signifique el indulto a los Criminales, pero si la oportunidad a los Jovenes para sustraerlos de las garras de aquellos.

  5. CONRADO
    14 de julio del 2012 en 01:31

    Muy estimados Señores mios, considero que la Descomposición Social que actualmente vive nuestro País, no la solucionarán ni los Policías, ni los Militares, ya que se requiere de Politicas Públicas mas ayá del Tema de Seguridad Pública, son aquellos problemas que tiene nuetra nación en materia de Seguridad Nacional, nuestro Pais no cuanta con Politica de Seguridad Nacional y por lo tanto no cuenta con un Plan de Defensa Nacional que Garantice siquiera la Seguridad Interior, menos aún la Seguridad Exterior de la Nación, Nuestros Aparantes Profesionistas de la Milicia tienen una muy reducida preparación en esa materia, por eso solamente contamos con dos o tres Planes de Defensa Militares, pero un Completo y Verdadero Plan de Defensa de una Naciín es mucho mas ambiciso y extenso que el Uso de la Fuerza Militar para Defender a una Nación, como Ustedes han de saber, el uso de la Fuerza Militar es el último recurso que una Nación útiliza para la Defensa de sus Intereses, antes se agotan otros recursos de carácter politico, economico e ideologico inclusive, entre los que destaca el “Enbargo Económico” pero ello no implica una inactividad de las Fuerzas Armadas en dicha Materia, pero el Verdadero Potencial Militar incide en una adecuada y eficiente Inteligencia Militar que proporcione a Gobierno de la Nación la Información Veras y oportuna para establecer los mecanismos precisamente de carácter politico, economico y de cualquier otra indole, tendientes a atender los fenomenos sociales, antes de que lleguen a los extremos de constituirse en cuanto a la Seguridad Interior, en una Lamentable Descomposición Social, así que no me vengan con que los Diplomados son la Solución al Problema Policiaco, es posible que puedan aportar mecanismos de solución, mas no es posible que constituyan la solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *