Michoacán y las razones de Felipe Calderón…


Felipe Calderón. Foto: EspecialMéxico, 22 de mayo.-
 Los caminos quitarán, la querencia no. Y Felipe Calderón desde el extranjero sigue prendido de lo que suceda en Michoacán, su tierra, donde perdió la elección para gobernador.

Anuncios

En Tuiter, desde Estados Unidos, afirma que no se va a solucionar la inseguridad en Michoacán mientras los gobiernos locales no depuren a sus policías.

Se refiere al estatal y a los municipales obvio.

Por eso habría que preguntarle al gobernador de facto, porque el mando que le otorgaron lo hace estar por encima del mandatario local, el general Salvador Cienfuegos, si es verdad.

O si en su estrategia, como responsable del mando único de todas las autoridades, federales y locales, de Michoacán va a sustituir a todas los policías, que deben ser varios miles, por soldados.

También preguntaría si tiene la capacidad legal para hacerlo.

Aunque en la práctica Michoacán ya sufre un Estado de Sitio, una situación de emergencia por la cual la federación, la persona misma del titular de la Sedena, es decir el Ejército ha tenido que hacerse cargo de la seguridad, falta la declaratoria formal.  Que, obviamente, desaparece los poderes legítimamente elegidos como tales.

Si puede, si decide que debe hacerlo, habrá que sustituir a las policías corruptas, ineficientes, al servicio de los criminales, con soldados.  Pregunto, honestamente lo ignoro, si tiene la potestad legal para hacerlo sin intervención del Congreso.

Si lo hace así, si en Michoacán se ponen a soldados como policías y se controla así la inseguridad, la violencia, el crimen organizado, el tráfico de drogas, por qué no hacerlo en otras partes del país, como Tamaulipas o Nuevo León…

Esta posición, tan incómoda para la institución militar, aunque la disfrute el general Salvador Cienfuegos (tal parece según las fotografías), es una ratificación de la necesidad de sacar a los soldados de sus cuarteles.

Sólo que nos habían dicho, o yo escuché mal quién sabe, que iba a ser al contrario.

Ahora lo que me pregunto es si Felipe Calderón tendrá razón en lo que afirma en tuiter de que primero hay que cambiar a los policías locales para imponer el orden.

Porque si no es sustituyéndolos con soldados no veo cómo el nuevo “mando único” pueda ofrecer buenos resultados.

Otra opción, todo esta tan alrevesado, es que con los mismos policías corruptos e ineficientes, se consiga poner orden en Michoacán de orden superior.  Entonces surgirán las versiones de que hubo un pacto previo con alguno de los grupos criminales y será, precisamente, la figura del general Salvador Cienfuegos quien cargue con esto.

Isabel Arvide

@isabelarvide

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *