“Sacar al Ejército de las calles” y su curioso significado

México, 3 de mayo.- En un evento realizado en Coahuila hace un par de semanas, el Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos fue tajante en una declaración: “Yo levantaría ambas manos si hay que votar para sacar al Ejército de las calles”.

Anuncios

Dicha declaración concuerda con el discurso planteado por prácticamente todos los integrantes del gabinete del Gobierno Federal, cuyas tareas involucren la seguridad nacional, ONG’s y personajes públicos, quienes ante los elevados índices de violencia, las violaciones al estado de derecho y el fracaso de la estrategia emprendida durante el sexenio pasado para combatir al crimen organizado, han destacado que el Ejército mexicano no debería estar cumpliendo con tareas policiacas y por ende, el regreso de las tropas a sus cuarteles es imperativo.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, no es ajeno a este planteamiento. Durante su campaña electoral destacó como la “nueva estrategia” de seguridad el retiro paulatino de la calles por parte de la Fuerzas Armadas, cuyas tareas serían tomadas por un nuevo cuerpo: la Gendarmería Nacional, la cual en su inicio estará formada por personal del Ejército y Marina (unos 30 mil elementos aproximadamente). Mantengamos este dato en mente.

En ese sentido, las Fuerzas Armadas presumieron a lo largo del mes pasado, la reducción de elementos desplegados a lo largo y ancho del país destinado a tareas de combate al narcotráfico -de 50 mil soldados en el sexenio anterior a 32 mil 253 en la actualidad-, lo cual supondría un primer logro en la aplicación de la nueva estrategia en materia de seguridad implementada por la actual administración.

Sin embargo, el retiro de las tropas no ha significado la reducción en los índices de violencia o en la desarticulación de los grandes cárteles y en cambio, por si fuera poco, se ha dado la proliferación de los llamados grupos de autodefensa ante la incapacidad de las autoridades para proporcionar seguridad en ciertas zonas del país.

Pero más allá de lo evidente y conocido por todos, se tiene que analizar el retiro de las tropas en otro sentido: la cifra de soldados retirados coincide con el número de elementos deseados por la Gendarmería Nacional.

Ante la poca claridad en la formación de dicho cuerpo, tanto en su organización como en sus políticas de reclutamiento, se puede suponer que en realidad los elementos sacados de las calles están siendo llamados a sus cuarteles para ser adiestrados en las tareas como nuevos gendarmes.

Al parecer el “sacar al Ejército de las calles” es simplemente ponerle un uniforma diferente.

Angel Silva Juárez

Estado Mayor

 

 

Anuncios

  2 en ““Sacar al Ejército de las calles” y su curioso significado

  1. Avatar
    03 de mayo del 2013 en 15:29

    EXCELENTE ARTICULO, SI BIEN ES CIERTO QUE LAS COSAS Y LOS FRACASOS SEGUIRAN IGUAL SEXENIO TRAS SEXENIO HAY FALLAS Y TODOS EN SU MOMENT QUIEREN HACER LEÑA DEL ARBOL CAIDO, PERO NADIE HA SIDO CAPAZ DE ERRADICAR LA PROBLEMATICA TAN TERRIBLE DE INSEGURIDAD QUE EXISTE EN EL PAIS,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *