Faltó discutir su inocencia o culpabilidad

Cuando un hombre ha llegado a un punto tal de corrupción que no tiene aún la conciencia de su perversidad, no se puede contar ya con él”.

Anuncios

 MERLÍN DE DOVAL

Florence Cassez. Foto: EspecialMéxico, 29 de enero.- El 23 de enero de 2013, recordaremos que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, otorgó el Amparo de la Justicia Federal a la Francesa Florence Cassez, la cual fue detenida el 9 de diciembre de 2005 por el delito de secuestro y sentenciada por un Juzgado Federal a 60 años de Prisión.

A partir de esta fecha se ha criticado la decisión de la Primera Sala de la Suprema Corte en el caso Cassez, lo han hecho a partir de la idea de que los Ministros dejaron ir a una persona que era culpable de haber participado con una banda de secuestradores.

Más allá del rencor, el coraje y la frustración que ante todo es legítima y que ha polarizado la opinión pública; debemos hacer un alto para analizar los elementos que se aportaron al expediente judicial, sin sentimentalismos; esto para intentar acercarnos lo más posible a la verdad de lo que llevó a la Corte a determinar la libertad de Cassez.

Hay muchísimas dudas en este asunto, pero muchísimas dudas, una de ellas es las pruebas aportadas por las autoridades ministeriales en donde acusan a Cassez por portación de armas, sin embargo en las declaraciones de los policías que intervinieron en la detención todos coinciden en que no había armas donde supuestamente fueron encontradas, además en ninguna de las armas que luego “aparecieron” había huellas de Cassez. La duda es ¿esas armas fueron sembradas por la policía? (no habría sido la primera vez que sucede en México, recordemos el caso del Ing. Jorge Hank en Tijuana, Baja California.

Las víctimas más creíbles (Cristina e hijo) no recordaron haber visto a Florence Cassez, sino hasta que llamó a un programa de televisión para exhibir la falsedad del montaje televisivo. Hay al menos otros dos testimonios que contradicen en todo las circunstancias de la detención según las autoridades; ninguno fue tomado en cuenta por los jueces.

¿Quiénes son los verdaderos culpables de todo esto?, las autoridades judiciales, ministeriales, los medios de comunicación, ¿quién es culpable o inocente?; porque en nuestro México “nunca pasa nada”.

Mediáticamente, en este asunto el culpable es el pueblo de México que no sabe decir ya “basta a la impunidad”, ya que los culpables de todo este reality show han de decir “ya ves no pasa nada”.

Es por ello, que el secuestro en nuestro país arroja resultados impredecibles, lo que nos conlleva a la necesidad de revisar y mejorar el sistema judicial penal que actualmente opera, y así poder sancionar estos ilícitos hasta las últimas consecuencias.

Actualmente el secuestro se ha vuelto un problema cotidiano y que ha logrado una evolución conforme pasa el tiempo. Lo más grave de este asunto es que la sociedad mexicana, extravió el concepto de ley, por tanto, la metáfora “que se haga justicia” está perdiendo su significado; es precisamente por esta causa que ha aumentado la delincuencia en este país.

Por si fuera poco, las aprehensiones o (montajes) de los dirigentes de las bandas de secuestradores son sucesos muy importantes por parte de las autoridades. Estos líderes mafiosos llegan a crear fama, como en el caso de la banda de los “Zodiacos” y otros que gracias a sus grandes rescates y la crudeza de sus “modus operandi” muestran que la eliminación de este problema se ve lejana.

Ante todo, este caso empezó torcido y con violaciones constitucionales para la quejosa, ya que a partir de la detención irregular y del posterior montaje al que se prestaron autoridades y medios de comunicación e incluso las víctimas, llevó a que la Corte otorgara un amparo liso y llano por (dudas razonables) para que Florence Cassez, este en este momento en su país de origen.

Solo quiero terminar con lo dicho por la Ministro Olga Sánchez Cordero que manifestó sobre el caso de Florence Cassez, “nunca nos pronunciamos sobre su inocencia o culpabilidad eso quedo totalmente ajeno a lo que nosotros revisamos…”. Entonces quien es inocente o culpable.

Ricardo Tejeda

Doctor en Derecho

 

 

Anuncios

  13 en “Faltó discutir su inocencia o culpabilidad

Deja un comentario