“Debe de haber, no lo dudo, malos elementos; pero si ya no hay ese ambiente que había, vamos a poder limpiar”: AMLO sobre Ejército

Ciudad de México, 10 de enero.- El día de ayer, Isabel Arvide cuestionó al presidente López Obrador sobre la presunta participación de “altos jefes militares” con la delincuencia organizada y en actos de corrupción.

Anuncios

El presidente afirmó que previo a la designación del General Secretario realizó una “investigación” y “siempre en todo salía que el general Sandoval se le consideraba incorruptible”, uno de los motivos por los cuales le tienen “mucha confianza” al igual que al Almirante Secretario Ojeda.

“Es muy importante que los responsables de las secretarías sean gentes honorables, honestas. Y si ellos son rectos, íntegros, honestos, van a limpiar en cada una de sus secretarías. A lo mejor esto va a llevar tiempo, pero se va a lograr el propósito de limpiar todo el gobierno”, agregó el presidente.

A la reiteración de la periodista, López Obrador reconoció la posibilidad de que existan “malos elementos” en la Secretaria de la Defensa: “Debe de haber, no lo dudo, malos elementos; pero si ya no hay ese ambiente que había, vamos a poder limpiar. “

A continuación, la transcripción de la pregunta:

ISABEL ARVIDE: Buenos días, señor presidente. Isabel Arvide. Trataré de ser muy breve.

Usted ha hablado mucho de que en Palacio Nacional, en Los Pinos entonces, estaba gobernando los criminales, que ellos eran quienes mandaban, incluso usted mencionó el nombre de ‘el Chapo’ Guzmán, yo creo que había que agregar al ‘Mayo’ Zambada, pero todo lo que vemos, lo que sabemos y lo que hemos denunciado durante muchos años nos lleva hacia allá.

Anabel Hernández, en su nuevo libro que se llama El traidor, de lo que habla, lo que agrega todo esto que ya sabemos y que se ha dicho muchas veces es el diario del hijo del ‘Mayo’ Zambada, de Vicente.

Ahí él menciona nombre de generales a quien él entregaba dinero. Dice que Roberto Miranda, el general Miranda, que era el jefe del Estado Mayor Presidencial, incluso iba a Los Pinos a desayunar con él y le entregaba 250 mil dólares al mes; y así mencionaba también al coronel Adams, que en su momento era el jefe de la escolta del presidente Fox.

Entonces, habla de una verdadera corrupción, implicación de altos jefes militares, dando nombres, diciendo cuál era el sistema y quién era la persona que le entregaba el dinero, y cuál era el trabajo criminal que ellos hacían.

Esto no es nuevo, señor, yo en su momento, hace muchos años, hablé de los 60 millones de dólares que le entregaron al entonces secretario de la Defensa Nacional, el general Cervantes Aguirre, incluso daba yo el dato de que se los llevaron en una patrulla de la Policía Federal, que ahora sabemos que estaban todos al servicio de los criminales.

Mi pregunta es: Aquí es un área muy viscosa, donde nadie se atreve a investigar. Yo, como usted, creo que tanto el almirante como el secretario Cresencio Sandoval son absolutamente incorruptibles, no hay un elemento en contra de ellos. Sí, pero ¿y si no investigan el pasado?, ¿y si sigue la impunidad?, ¿si esta estructura criminal al servicio del crimen organizado en las zonas militares, en las regiones militares no ha sido desmantelado?

¿Qué pasa, señor? ¿cómo se puede llegar a desmantelar esto, a investigar, a castigar, si tal parece que cualquier denuncia contra un militar no sucede nada, no avanza?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Pues eso era antes. En efecto, así como le tengo confianza al almirante Ojeda, le tengo mucha confianza al general secretario, a Luis Cresencio Sandoval.

Ya lo he dicho en otras ocasiones, me tocó hacer una investigación. Antes de nombrarlo, indagué, apliqué cuestionarios, hice una revisión de todos los generales de división, incluso algunos retirados, porque se dieron casos en donde los secretarios de la Defensa estaban retirados y fueron nombrados, y tiene el presidente la facultad de hacerlo; bueno, el general Marcelino García Barragán estaba en retiro y fue llamado a la Secretaría y así otros casos.

Por eso hice la revisión y siempre en todo salía que el general Sandoval se le consideraba incorruptible, y para mí eso es muy importante. Porque insisto, el cáncer que estaba destruyendo a México, el principal problema era la corrupción, ya lo puedo decir, y digo que era, porque la corrupción mayor se daba de arriba para abajo.

Entones, es muy importante que los responsables de las secretarías sean gentes honorables, honestas. Y si ellos son rectos, íntegros, honestos, van a limpiar en cada una de sus secretarías. A lo mejor esto va a llevar tiempo, pero se va a lograr el propósito de limpiar todo el gobierno.

Y esto mismo es lo que yo puedo decir acerca de la Secretaría de la Defensa. Para mí, es una de las instituciones menos penetrada por la corrupción; es muy raro saber de generales que formen parte de la oligarquía en México o que sean potentados, en otros países es distinto.

Los integrantes del Ejército… Por eso nuestro Ejército, es diferente, es surgido de un movimiento revolucionario, los soldados, los oficiales vienen de abajo, la mayoría de los generales de división en activo deben de ser 30, 40, la mayoría hijos de campesinos, hijos de obreros, hijos de maestros, hijos de comerciantes, hijos de mecánicos. Entonces, esa institución se ha conservado. Claro, estuvo sometida a fuertes presiones, de todo tipo, afortunadamente –considero- no pudieron destruirla.

ISABEL ARVIDE: A la institución no, señor, pero ¿y los que sí están metidos?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Debe de haber, no lo dudo, malos elementos; pero si ya no hay ese ambiente que había, vamos a poder limpiar.

Y es muy importante esta institución, es uno de los pilares del Estado mexicano, la Secretaría de la Defensa, las Fuerzas Armadas en general, y nos están ayudando mucho, y vamos a estar muy pendientes.

Depende, Isabel, tú lo sabes, de la tolerancia, de que se permita la impunidad, de que se permita la asociación delictuosa. Si se es tajante en eso, si no se permite la impunidad, trátese de quién se trate.

Por ejemplo, él hablaba de militantes de Morena. Si militantes de Morena, autoridades de Morena, surgidas del movimiento que triunfó, que nos tiene aquí, se desvían, que no estén pensando que porque son de Morena ya no se les va a hacer nada, ya están protegidos. No, ellos son los primeros obligados a actuar con rectitud y serían… Digo, no es afán de venganza ni caer en los espectacular, pero que tengan cuidado porque para demostrar que no hay impunidad, no vaya a ser que se lleven sorpresas.

Que no estén pensando que: ‘Yo vengo del movimiento, yo soy fundador de Morena, yo soy compañero, amigo de Andrés Manuel, sí, desde el principio. Ah, sí, claro, todo eso es muy bueno. Somos amigos, compañeros, fundadores del movimiento, pero si te echas a perder, si te olvidas por qué llegamos a aquí… Llegamos para servir, en pos de otros, luchar para otros.

Entonces, se olvida eso y se piensa que: ‘Ah, esta es mi oportunidad’. ¿Cómo se decía antes? ‘Ya me colé y ahora a aprovechar’.

¿Qué predominaba como subcultura?

‘Si tienes un cargo, aprovecha, no seas tonto y hazte rico. Si no lo haces es que eres un tonto’. Eso ya no, ahora el que se mete en eso corre muchos riesgos y afecta a su familia, que eso también lo deben de estar pensando, porque no sólo son ellos son sus hijos, imagínense la vergüenza para un hijo.

¿Qué culpa tienen los hijos, niñas, niños? Ya saben cómo son los niños en las escuelas, esos no andan con diplomacia, esos les dicen a sus compañeritos: ‘Tu papá…’, van directo, son impecables, implacables, duros, no andan ahí con medias tintas, no, no, no. Entonces, ¿qué necesidad de eso?

Se requiere por eso pensar en cambiar las cosas y yo creo que vamos avanzando, vamos avanzando bien. Y sí hay muchos buenos elementos, muchos buenos elementos, bueno, el pueblo es la principal cantera que se tiene para la transformación moral del país, para la purificación de la vida pública.

Pero en todos los medios de comunicación, ustedes, la mayoría, o sea, que no todos pueden ser señalados como periodistas oficialistas, por decirlo de alguna manera.

¿Qué hace aquí, por ejemplo, Miguel? Imagínense, este hombre.

Redacción / EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja un comentario