Los 198 años de la Armada de México, entre el desarrollo tecnológico y los recortes presupuestales

Ciudad de México, 22 de noviembre.- Empeñada en lograr la autonomía tecnológica para no depender de potencias extranjeras, inmersa en el cumplimiento de nuevas misiones de combate a la delincuencia y con responsabilidades más amplias para hacer cumplir sus dos tareas fundamentales (la defensa del territorio y la vigilancia costera), la Armada de México cumple 198 años de haber sido creada enfrentando escenarios paradójicos.

Anuncios

Mientras acelera su crecimiento en materia científica y tecnológica a partir del fortalecimiento de instituciones y la formación de cuadros jóvenes para apuntalar estas áreas, la llegada de un nuevo gobierno empecinado en abanderar una dura política de austeridad amenaza con echar para atrás o frenar sensiblemente la proyección del poder nacional por la vía naval.

Con un estado de fuerza de 64 mil 866 integrantes (de los cuales cerca de 7 mil son mujeres), una flota naval de 268 unidades de superficie, una flota aeronaval de 142 aparatos (77 aviones y 65 helicópteros), 1,204 unidades terrestres y una estructura operativa integrada por 32 Batallones de Infantería de Marina, una Unidad de Operaciones Especiales (UNOPES) que integra a tres Grupos: FES del Golfo, del Pacífico y del Centro, 2 Batallones de Comandos Anfibios y un Batallón de Fusileros Paracaidistas (BIM-FUSPAR), la Marina intenta avanzar en otros ámbitos más allá del campo de batalla contra la delincuencia.

Sin sacudidas internas o escenarios de inquietud e inconformidad como los mostrados hace unas semanas en el seno del ejército tras los pronunciamientos de generales en retiro criticando la forma de gobernar y las relaciones del mando supremo con la tropa, los oficiales y jefes, la institución que dirige el almirante Ojeda Durán parece tener controlada esa parte de la relación con el gobierno de López Obrador.

Es en ese contexto en el que la Armada de México llega a 198 años de actividad, con más planes que posibilidades y menos tiempo para consolidarlas.

Documentos e informes elaborados por la Semar muestran hoy avances importantes en ciencia y tecnología, muestran no solo proyectos, sino también avances relevantes como la construcción de la Patrulla Oceánica de Largo Alcance (POLA) ARM Reformador 101, el buque más moderno y avanzado en su tipo entre las flotas navales latinoamericanas.

Sobre esto, la Marina señala en sus documentos que “es un buque diseñado para la protección del tráfico y comercio marítimo, de instalaciones estratégicas, así como a buques de bandera mexicana que participen en operaciones de ayuda humanitaria.

“Esta unidad tiene un desplazamiento de 2,570 toneladas, una propulsión combinada diésel mecánica o diésel-eléctrica (13,410 HP), una velocidad de 27 nudos (50 km/hr), una eslora (largo) de 107.50 metros, cubierta de vuelo, autonomía en la mar mayor a 20 días, un alcance de 5,000 millas náuticas (9,260 km) a 14 nudos (26 km/hr). Su tripulación está conformada por 122 elementos (personal femenino 40%).

“Además, cuenta con sistema de armas, autodefensa (misiles de defensa puntual, señuelos y medidas electrónicas), armamento, misiles para amenazas marítimas, torpedos anti submarinos, montajes navales, calibres 57 y 25 mm, sensores, radares de exploración para operaciones de búsqueda, rescate y vigilancia marítima de largo alcance y un sistema Sonar de profundidad variable”.

La construcción de la POLA se planeó en 2015 y su costo se estimó inicialmente en 5 mil 600 millones de pesos. Más tarde, ya durante las primeras etapas de su construcción, se conoció que el costo era ya superior a los 10 mil 500 millones de pesos.

Aun así, el de la POLA es un programa esencial para el desarrollo tecnológico de la Armada ya que su puesta en marcha, además de elevar significativamente las capacidades tecnológicas del personal y de proyectar a la Semar en el extranjero, dotará a la institución de activos fundamentales para la defensa territorial y para cumplir misiones más complejas y avanzadas que deberán traducirse en una mayor profesionalización del personal.

Sin embargo, con la sombra de presupuestos cada vez más breves o más selectivos en cuanto a las asignaciones para programas clave, la Marina que hoy encabeza el almirante José Raúl Ojeda Durán podría ver peligrar el programa de las POLAs, con el que se busca construir una ambiciosa flota de ocho naves de este tipo en un plazo máximo de 20 años.

Este proyecto comenzará a rezagarse si la política de austeridad republicana de López Obrador se mantiene en todo su sexenio. En marzo de este año, el almirante José Luis Sierra, director general de Construcción Naval, reiteró en entrevistas que esta nave debe ser una parte vital de la flota naval mexicana.

Pero, ¿cómo se han manejado los presupuestos para la Marina? Datos de la Secretaría de Hacienda indican que en el sexenio del presidente Felipe Calderón la Marina recibió 94 mil 332 millones de pesos.

Los presupuestos para seguridad y defensa ejercidos por Marina y Sedena en ese sexenio ascendieron en conjunto a alrededor de 354 mil 298 millones de pesos. Con Peña, los presupuestos para el Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina crecieron de manera histórica, pero sin alcanzar nunca el 1% de Producto Interno Bruto (PIB) del país.

El Ejército y la Fuerza Aérea recibieron en total 420 mil 001 millones, 766 mil 764 pesos y la Marina pasó a ejercer 158 mil 536 millones, 882 mil 495 pesos (7 mil 393 millones en el mandato del priista.

En conjunto, el Ejército, la Fuerza Aérea y a Marina recibieron durante el sexenio anterior la cantidad de 578 mil 538 millones, 649 mil 259 pesos, aproximadamente. En el gobierno anterior la Marina presentó 506 Proyectos, de los cuales 138 tuvieron presupuesto asignado y 368 no. Pese a esto, Sedena y Semar solicitaron a Hacienda ampliaciones presupuestales para concluir la mayoría de los proyectos anunciados.

En 2019 la Marina está ejerciendo 29 mil 583 millones, 375 mil 192 pesos, de los cuales 2 mil 565 millones, 282 mil 228 pesos son para Construcciones Navales y 243 millones, 934 mil 228 pesos se están aplicando en Investigación y Desarrollo.

Para el 2020, de acuerdo con las previsiones de Marina, el presupuesto solicitado a Hacienda es de 33 mil 557 millones, 785 mil 594 pesos. De esa cifra, 3 mil 072 millones, 603 mil 3348 pesos serán para Construcciones Navales, para se complete parte de los 49 proyectos (buques) que no se hicieron por falta de dinero. De esa cifra solo se lograron 15 proyectos en el sexenio anterior.

Otros horizontes

Los documentos navales indican que la Marina buscará continuar con lo avanzado en tecnología para consolidar proyectos en materia de construcción naval, de detección y alerta temprana, de fabricación de aeronaves no tripuladas, de construcción de sistemas de radar, de sistemas de tiro para buques de vigilancia, de sistemas de entrenamiento para tiradores de infantería de Marina.

Para lograrlo se ha modernizado el Sistema Educativo Naval, creando un modelo integral basado en competencias. Con la consolidación de la Universidad Naval, la Secretaría de Marina-Armada de México forma el recurso humano con una educación superior y media superior y fortalece vínculos con importantes instituciones académicas nacionales e internacionales, señala la Marina.

A nivel operativo la Armada de México ha aplicado en años recientes tecnología de vanguardia a través del Sistema de Búsqueda y Rescate Marítimo con el que se responde a las llamadas de auxilio de buques y embarcaciones, rescate de náufragos, apoyo con servicios médicos en altamar y traslado de enfermos y heridos.

El Centro Coordinador Nacional de Búsqueda y Rescate coordina las operaciones de Búsqueda y Rescate en aguas marinas mexicanas, brindando atención a través de los mandos y unidades navales, así como de las Estaciones Navales de Búsqueda y Rescate y Vigilancia Marítima.

En el ámbito terrestre este centro coordina con las autoridades de Protección Civil y autoridades Municipales, Estatales y Federales para que lleven a cabo las operaciones de búsqueda y rescate y apoyo a la población civil.

En el plano internacional, personal de la Armada de México participa con personal de la Organización de las Naciones Unidas en Misiones de Mantenimiento de la Paz, con lo cual consolida su participación en operaciones y ejercicios multinacionales en los que toma parte desde finales de 2003.

Estos son los ejercicios navales en los que la Marina ha participado:

  • Tradewinds: Tiene la finalidad de aumentar la interoperabilidad de las naciones participantes y mejorar la seguridad en el Caribe, fortaleciendo el desarrollo de sus Fuerzas Navales.
  • UNITAS Fase Pacífico: Participan marinas de Latinoamérica, con el objetivo de conducir operaciones combinadas mediante el empleo de una fuerza multinacional en una situación de crisis, bajo mandato de la ONU, con el fin de mejorar la interoperabilidad y entrenamiento en la operación de una fuerza de tarea naval multinacional.
  • UNITAS Fase Atlántico: Los objetivos son, mejorar la interoperabilidad entre las fuerzas multinacionales, mantener las buenas relaciones diplomáticas y fortalecer la confianza mutua. Participan países latinoamericanos.
  • UNITAS Fase Caribe: Busca enfrentar a las nuevas amenazas (narcotráfico, el tráfico de armas y explosivos, el lavado de activos, el tráfico de especies, terrorismo, piratería y contrabando), lo que permite mejorar la interoperabilidad entre las fuerzas multinacionales.
  • Bold Alligator: Su objetivo de organizar e integrar una coalición multinacional, ejercitándose en las operaciones anfibias, buscando elevar y nivelar las capacidades de interoperabilidad entre las fuerzas navales de las naciones participantes, para actuar y responder ante una situación de crisis internacional.
  • Dawn Blitz: En este ejercicio se desarrollan operaciones anfibias y de interoperabilidad al nivel de Brigada Expedicionaria de Infantería de Marina, para fortalecer las capacidades de reacción y respuesta operativa de los medios de superficie, aéreos y de Infantería de Marina.
  • Rimpac: Este es el ejercicio naval más grande del y su finalidad es mejorar la interoperabilidad entre fuerzas armadas de países del Océano Pacífico, como medio para promover la estabilidad en la región para el beneficio de todas las naciones participantes y así promover y mantener las relaciones de cooperación para garantizar la seguridad de las rutas marítimas y la seguridad en los océanos del mundo.
  • Panamax: Se lleva a cabo con las fuerzas de seguridad de Panamá para incrementar la capacidad de acción combinada entre los países participantes y realizar operaciones que permitan garantizar el libre acceso al Canal de Panamá. Se efectúan procedimientos de interdicción marítima en contra de actividades ilícitas en el mar (terrorismo, narcotráfico y crimen organizado).

Ciencia y tecnología

Esta es un área de especial interés en la Marina, ya que poco a poco los resultados obtenidos aquí se van sumando a la operatividad de la institución con los avances obtenidos, por ejemplo, en el Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Armada de México (INIDETAM), creado en 2001 pero que paulatinamente ha recibido recursos para sacar adelante varios proyectos necesarios.

La modernización y desarrollo de armamento, la capacitación y adiestramiento en el manejo de sistemas aéreos no tripulados son solo parte de lo que ahí se cristaliza. El INIDETAM estudia e integra proyectos investigación y desarrollo de manera independiente o en coordinación con otras instituciones, con el fin de apoyar las operaciones de las Fuerzas, Unidades y Establecimientos Navales.

Sus proyectos en desarrollo son los siguientes:

Sistema de Enlace de Datos de la Armada de México (SEDAM)

El Sistema de Enlace de Datos de la Armada de México (SEDAM) recolecta, integra y despliega información táctica proveniente de los sensores de unidades de superficie, aéreas y terrestres, compartido a través de los medios de comunicaciones disponibles con otras Unidades y/o Mandos Navales
Objetivo: Dotar a las Unidades operativas (superficie, aéreas y terrestres) y Salas de Mando y Control con Sistemas de Enlace de Datos, a fin de realizar un intercambio de información en el desarrollo de las operaciones para integrar un panorama operacional común.

Sistema de Mando y Control (SICCAM)

Sistema Informático que permite la visualización en tiempo real del Panorama Operacional Común (POC) de la Armada de México, integrando información de fuentes interna y externas a SEMAR y proporciona herramientas para el Seguimiento y Control de Operaciones.

Objetivo: Incrementar las capacidades de respuesta operativa de la Armada de México mediante el desarrollo o mejoramiento de las herramientas y funcionalidades que proporciona el SICCAM para facilitar el seguimiento y control de las operaciones en el Centro de Mando y Control de la Armada de México (CC2) y Salas de Mando y Control (SC2) en Mandos Navales.

Sistema de Monitoreo y Control de Planta Propulsora de Buques (DISICOM)

Sistema que permite en una unidad de superficie el control y monitoreo de la planta propulsora, maquinaria naval auxiliar y video vigilancia; así como el monitoreo de los motogeneradores, niveles de tanques de combustible, aceite, agua potable, lastre y sentinas, planta frigorífica, sistema de gobierno.

La Marina tiene además otros proyectos en conjunto con la propia Sedena y con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). Entre los más relevantes y avanzados están:

CATVIR
Consiste en el desarrollo de un sistema de entrenamiento de tiro con armamento portátil, basado en escenarios a la medida simulados por realidad virtual. Se usan armas modificadas para disparar un haz láser no visible que emula el impacto real de un disparo y un sistema de captura de dicho haz que evalúa el desempeño del tirador.

Así mismo, un sistema neumático que emula la patada generada por un arma derivada de los procesos de retroceso y recuperación. Las armas se comunican inalámbricamente con el sistema, lo que permite que el tirador de desplace libremente dentro del stand.

El uso de este sistema permite hacer más eficiente el entrenamiento del personal en tiro con armas portátiles; ya que se cuenta con un registro del desempeño de cada tirador, de acuerdo a los estándares de evaluación de la Secretaria de Marina – Armada de México, con el que se puede evaluar a cada elemento de manera individual y darle un mejor adiestramiento utilizando diferentes escenarios.

SPARTAAM
Desarrollo e integración de un Sistema Aéreo No Tripulado (UAS) en instalaciones del INIDETAM, por personal perteneciente a la SEMAR, con el propósito de contar con un sistema de recolección de información de inteligencia que fortalezca las capacidades de ISR y apoye las operaciones que conduce la Unidad de Inteligencia Naval.

SIVISO
Sistema de Vigilancia Marítima por Sonar integrado por cuatro tipos de sonar (sonar portátil, sonoboya pasiva, Sonoboyas activa y sonar de profundidad variable) integradas en un contenedor portátil para dar capacidades de detección subacuática a un buque Patrulla Oceánica; r para detectar blancos subacuáticos hasta una distancia de 6,000 yardas por medios acústicos y comunicación por radiofrecuencia hasta 15,000 yardas.

Radar de vigilancia aérea (TZINACAN)
Sistema que consiste en un prototipo de radar de vigilancia aérea tipo 3D, el proyecto en conjunto deberá traducirse en la construcción de un sistema de radares que “proporcione información de distancias, marcación y altitud de objetivos aéreos para protección de instalaciones estratégicas en el territorio nacional”.

Jorge Medellín / @JorgeMedellin95 / EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *