El hilar fino del General Sandoval

Ciudad de México, 4 de julio.- El secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval, a diferencia de sus antecesores es un hombre con el oído muy fino, que sabe escuchar.

Anuncios


Y, obvio, escuchó las manifestaciones fuertes, muy fuertes y para muchos lo que sigue de legítimas, de los militares retirados. En contra. Por distintos motivos.

Las que expresaron en redes sociales, bajo su nombre, o con seudónimo. Y que se magnificaron ante el desarme festejado de soldados en La Huacana, Michoacán.

Manifestaciones tan duras que, además, se convirtieron en críticas contra el comandante supremo de las fuerzas armadas, Andrés Manuel López Obrador. Y que recibieron, eran muchas, la orden-petición de que no continuar.

El general secretario escuchó. Y también preguntó cuáles eran las demandas, nunca satisfechas, de militares retirados. Ahí encontró que quieren trabajar, que siguen siendo útiles, que tienen detrás una vida de disciplina y servicio, y que su pensión no les alcanza. Por eso el SAT está por nombrarlos en Aduanas.

El gobierno de López Obrador quiere, no se puede cuestionar esto, limpiar las instituciones que son un miasma, donde lo que ha regido, con consentimiento, por muchos años, es la corrupción. Aduanas es una de ellas.

Que militares retirados vayan a puestos de control, de mando a esa dependencia oficial, en entidades federativas que tienen los mayores problemas de contrabando de droga, de armas, es buena señal para todos. Implica un reconocimiento a su honestidad.

Hacía dentro, es un mensaje excelente porque el general Sandoval está detrás. Porque es legítimo que los militares en situación de retiro, jefes muchos de ellos, tengan una buena opción de servir y de ganarse un sueldo de forma legítima. Con esto, además, se abre una opción distinta de las policías estatales y municipales donde han estado rebasados por temas políticos.

Hacía dentro del Ejército esta acción del general Luis Cresencio Sandoval marca, otra vez, una diferencia. Y, supongo, que de eso se tratan los cambios tan indispensables, de ver, de escuchar, en la oficina del Tercer Piso…

Isabel Arvide / @isabelarvide /EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *