Luces rojas en el camino

México, 5 de junio.- La polarización extrema que padecemos hizo que el PAN, la derecha, se convirtiese en la segunda fuerza electoral este domingo. Con todos sus asegunes, con sus crisis, con su falta de identidad, con sus broncas públicas. ¿Por qué? En gran medida por el miedo.

Anuncios

Porque llevamos seis meses de cambio. De ese verdadero cambio por el que votaron millones de mexicanos, pero que otros millones de mexicanos no entienden ni les gusta y, por el contrario, les produce mucho temor.

Meses en los que ha habido cambios positivos, pero, también, habrá que admitirlo desfases brutales. Como sucedió con la falta de medicinas en los hospitales.

Vivíamos regodeados, grandes sectores sociales, en la corrupción. Y el cambio brutal hacía una austeridad que más que republicana se siente extrema, es muy complicado. Lo que agrava el factor miedo, que es la segunda, para algunos la primera razón de esta aparente crisis económica. No hay dinero, no hay consumo, no hay empleos para los que fueron despedidos del gobierno.

Cada uno en su espacio vital vive, padece una parte de esta falta de circulante, desde los meseros hasta los grandes inversionistas.

A lo que debemos agregar el factor de los académicos. De todas las áreas, que recibían dinero oficial. De los académicos del sector público que hoy no pueden viajar al extranjero sin permiso presidencial directo y personal.
Y, también, la falta de dinero por concepto de publicidad en los medios.

Todo esto, lo que se percibe como un atasco ya muy largo, contribuye a un sentimiento de temor generalizado. Que se expresó en las urnas, sobre todo Tamaulipas, a favor del PAN.

En Puebla hubo un “bajón” inmenso de MORENA, pese a que su candidato Miguel Barbosa haya ganado. Esto en cifras de números de votos por partido, sin incluir a los “aliados”.

Si MORENA comienza a bajar su aceptación, y digo el partido no el primer mandatario que está instalado en los índices de popularidad más grandes que haya tenido un Presidente, en provincia, estaremos frente a un peligroso retorno de una derecha ensabanada bajo las siglas del PAN, que no se va a parecer a los gobiernos que ya vivimos.

El PRI está a punto de dejar de existir. No fue opción en lo absoluto. Su dirigente debería haber renunciado al conocerse los resultados. De tal forma que solamente tendremos a MORENA, con sus grandes grupos sociales, principalmente los beneficiados de los programas de apoyo sexenales, y al PAN acaparando el descontento de los que tienen dinero, pero, y aquí habría que ser muy cuidadoso en el análisis, en la prospectiva a futuro, de aquellos que se han visto lastimados por medidas de este gobierno.

Que son empleados, clase media, clase media baja, clase media muy baja, oficinistas, universitarios, académicos, amas de casa con niños, sectores que tienen educación… Insisto habrá que leer con gran calma, sin prejuicios, lo que sucedió en esta elección a favor de la derecha. Y sobre todo en Tamaulipas, ese Norte donde han comenzado tantos movimientos sociales…

Isabel Arvide / @isabelarvide / EstadoMayor.mx

Anuncios

  1 para “Luces rojas en el camino

  1. Avatar
    Luis Campos Campos
    08 de junio del 2019 en 14:57

    No se entiende a que se refiere Arvide con la expresión de Luces Rojas. Seis meses es mucho tiempo para darse cuenta de las luces rojas que ha encendido el Gobierno actual, junto con su partido y los partidos anexos que no quieren perder su privilegio con su antiguo compadre o compañero de bancada, tendientes a regímenes populistas y comunistas. Regímenes que de ninguna manera le conviene a México por múltiples razones. Arvide debería estar preocupada por esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *