Rechaza Tribunal Militar el Reconocimiento de Inocencia al general Martínez Perea

El Tribunal Superior Militar (TSM) rechazó otorgarle el Reconocimiento de Inocencia al general Ricardo Martínez Perea, quien purgó 15 años de prisión en diversas cárceles luego de ser acusado de delitos contra la salud por su supuesta colaboración con el Cártel del Golfo (CDG) que encabezaba Osiel Cárdenas Guillén.

Anuncios

Para el TSM, los argumentos presentados por los abogados del general Martínez Perea fueron insuficientes y por lo tanto la petición para que se le aceptara plenamente el incidente de Reconocimiento de Inocencia y que se procediera en su favor, resultó improcedente.

Familiares y abogados del general Martínez Perea han anunciado en un comunicado que interpondrán un amparo y probablemente llevarán el caso hasta la Corte Internacional de los Derechos Humanos (CIDH) para que revise el caso y le pida al Estado mexicano analizar y corregir la resolución del tribunal militar.

La audiencia para que el TSM diera a conocer su fallo sobre el incidente de Reconocimiento de Inocencia ocurrió el pasado martes 3 de abril, pero la notificación a sus abogados se dio hasta el miércoles, con el resultado señalado.

La defensa del general basó su argumento en dos elementos: el amparo 142/2017 ganado por el Teniente Coronel y abogado Eduardo Navarrete, defensor del capitán Pedro Maya Díaz, con el que se le logró reincorporar a la Sedena, y la “Directiva para Fortalecer la Moral y la Disciplina en el Ejército y Fuerza Aérea Mexicana”, publicada el 5 de febrero por el general secretario Luis Crescencio Sandoval para mejorar las condiciones y ambiente de trabajo de los integrantes de las fuerzas armadas.

La directiva aborda en uno de sus apartados el tema de las denuncias anónimas como instrumento para iniciar causas penales en el medio militar. El general secretario establece que a partir de la fecha las denuncias anónimas quedan descartadas como instrumentos para sancionar, castigar o iniciar investigaciones contra personal castrense.

Las denuncias anónimas “son una forma poco honorable y cobarde de denunciar algún hecho, poniendo demás en estado de indefensión a la persona que se señala”, indica la directiva.

Este texto fue presentado por los abogados del general para apoyar la petición de Reconocimiento de Inocencia, ya que el proceso contra Martínez Perea inició por una denuncia anónima en la que se mencionaban diversos hechos, pero nunca se le señalaba de manera específica ni se mencionaba su nombre.

El general Martínez Perea fue detenido en el 2001 junto con el Capitán Pedro Maya Díaz y el Teniente Antonio Quevedo Guerrero, a quienes se acusó de manera anónima, mediante un fax enviado desde una papelería cercana a las instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) de colaborar con el CDG haciendo detenciones, sin detenido, de operadores de cárteles u organizaciones rivales a la de Cárdenas Guillén.

Martínez Perea, Maya Díaz y Quevedo Guerrero fueron sentenciados a 15 años de cárcel en 2003, en un Consejo de Guerra Ordinario que los halló culpables de delitos que años más tarde, mediante peritajes independientes, amparos y fallos en casos conectados al suyo, las acusaciones en su contra se fueron diluyendo.

Gilberto García Mena, El June, trabajaba para el CDG en el poblado de Guardados de Abajo, municipio de Miguel Alemán. Fue detenido en 2001 cuando se ordenó la captura del general y sus subalternos, integrantes del 21Regimiento de Caballería Motorizada (21° RCM) que operaba en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

En 2007 El June fue sentenciado a 54 años de prisión con otros coacusados. En 2008 ganó un amparo y se le redujo la sentencia a 42 años de prisión, además de que solo se le pudieron comprobar delitos por portación de armas de fuego de uso de las fuerzas armadas.

En 2014, tras ganar varios amparos, García Mena fue liberado ya que el Ministerio Público Federal, es decir la entonces PGR, no pudo comprobar los cargos de delincuencia organizada y narcotráfico.

Los argumentos de la defensa del general Martínez Perea durante todos estos años se basan, en parte, en estos escenarios en los que diversas instancias jurídicas han resuelto que no se configuraron los delitos que los llevaron a prisión.

En su comunicado, los familiares y abogados señalan a los integrantes del TSM que negaron en definitiva darle el Reconocimiento de Inocencia al general Ricardo Martínez Perea. Ellos son: el Magistrado Presidente por ministerio de ley, el General Brigadier José Carlos Beltrán Benítez, quien fue Director General de Derechos Humanos de la Sedena bajo la administración del general Salvador Cienfuegos.

También están el general el General Antonio Alcántara Pastor y el General Hilario Mejía García.

En el texto, se señala también que “el Tribunal Militar tenía la oportunidad de hacer un hecho histórico y subir la moral de las tropas que tanto han sufrido con compañeros procesado injustamente por denuncias anónimas, y reivindicarse al corregir sus errores del pasado, prefieren seguir omitiendo su responsabilidad en sentencias a militares por anónimos, carente de pruebas y testigos a oídas”.

Jorge Medellín/@JorgeMedellin95/EstadoMayor.Mx

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *