El futuro de la Policía Militar

La llegada del general de brigada José Luis Valdez Chávez como nuevo comandante de la Tercera Brigada de Policía Militar, que a finales del año pasado se creó en Sinaloa, generó expectativas sobre el papel que tendrá esta corporación una vez que entre en operaciones la Guardia Nacional. Con uno de los perfiles militares más destacados, con experiencia operativa, en labores de inteligencia militar y combate al narco, Valdez Chávez dejó entrever cuáles serán sus misiones inmediatas. Envió un mensaje a los clanes de la droga, y puso de relieve el viraje en el rumbo de la política de seguridad interior, donde el retiro paulatino del ejército abrirá el camino a la llegada de la Guardia Nacional.

Anuncios

México, 24 de marzo.- Se llevó el reflector la mañana del miércoles 20 de marzo en las instalaciones de la comandancia de la Tercera Brigada de Policía Militar, ubicadas en El Sauz, a las afueras de Culiacán, Sinaloa. Hasta ese momento muy pocos sabían quién era el general de brigada José Luis Valdez Chávez, que ese día asumió como nuevo comandante de la Brigada en la entidad.

Valdez Chávez, es un oficial de infantería que se graduó como subteniente del Colegio Militar en 1979; hace unos días llegó a una entidad que conoce desde que inició su recorrido de casi cuatro décadas de servicio en el ejército. Muy joven recién graduado participó al mando de una sección del 26 batallón de infantería en la “Operación Cóndor”, la primera campaña contra el narco articulada como Fuerza de Tarea en los años setenta, y lo hizo desde la zona de Chihuahua colindante con Sinaloa y Durango.

El hoy general de brigada dijo en su llegada a Culiacán, que las funciones de la Tercera Brigada de Policía Militar que encabezará no serán las de perseguir a los narcotraficantes para enfrentarlos, sino para coadyuvar con todas las corporaciones locales y federales en beneficio de la seguridad. Para ello resumió su misión en lo que llamó “proximidad social”.

Viniendo de quien venía ese mensaje tenía una doble interpretación implícita. Primero precisó que por instrucciones del comandante supremo, el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, realizar esa “proximidad social” implicará “acompañar a las policías municipales, estatales y federales en patrullajes preventivos” que realizan y que les permiten tener un mayor acercamiento con la sociedad. Y segundo, dejó abierta la puerta para las futuras tareas que le tocaría realizar a la Guardia Nacional, una vez que comience su operación que se contempla ocurra a mediano plazo utilizando la estructura con que cuenta la Policía Militar, la Naval y la Policía Federal.

El general estuvo acompañado en el evento de su colega, el también general de brigada Maximiliano Cruz Ramos, comandante de la novena zona militar en Culiacán, el secretario general de Gobierno de la entidad Gonzalo Gómez Flores en representación del gobernador sinaloense Quirino Ordaz Coppel, entre otros funcionarios locales.


Policía Militar en Sinaloa

A principios de los años 90 el entonces mayor Valdez Chávez regresó a Chihuahua, en concreto a Ciudad Juárez de nuevo al 26 batallón de infantería, para participar en la Fuerza de Tarea Marte, que sustituyó a la Cóndor, para labores de combate a la siembra y tráfico de droga que se producía en la zona serrana de esta entidad en su colindancia con Sinaloa y Durango.

Su experiencia contra el narco le valió para ser seleccionado y asistir al curso de comando y estado mayor general en Fort Benning, Georgia, sede de la antigua “Escuela de las Américas”, donde se graduó para posteriormente quedar adscrito a la sección segunda, inteligencia militar, del Estado Mayor de la Defensa Nacional.

Su preparación no solo incluyó el curso de mando y estado mayor general en la Escuela Superior de Guerra (ESG), que le valió graduarse como Diplomado de Estado Mayor, sino también la maestría en administración para la seguridad y defensa nacional, en el Colegio de Defensa Nacional, siendo ya coronel, y un diplomado en planeación, programación y presupuesto en el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP).

A este respaldo académico militar, el general Valdez Chávez sumó una experiencia operativo que lo mismo lo llevó a estar comisionado en Reynosa, como subjefe de Estado Mayor de la octava zona militar, que en Santa Gertrudis, Chihuahua, donde fue jefe de Estado Mayor del Agrupamiento de Servicios Generales de la base militar más grande en extensión territorial del país.

En el inicio de los años duros de la violencia, entre 2002 y 2003, fue comandante del séptimo batallón de fuerzas especiales, en Monterrey, Nuevo León; después pasó como subjefe del del cuartel general en la comandancia de la doceava región militar en Irapuato, que comprende los estados de Guanajuato, Querétaro y Michoacán.

El conocimiento del terreno más la experiencia administrativa-operativa la dieron a Valdez Chávez los bonos necesarios para llegar a Culiacán como uno de los comandantes de Policía Militar con el perfil más amplio para hacer frente al proceso que se avecina.

Días antes de su llegada a Culiacán, el teniente coronel Cristóbal Castañeda Camarillo, un oficial de infantería con licencia que se desempeña desde el año pasado como secretario de Seguridad Pública en Sinaloa, anunció que en el estado la Guardia Nacional tendrá siete bases donde quedarán desplegados dos mil 100 efectivos, cada una con 300 elementos. El proceso se prevé que sea paulatino, se contempla que tengan cuarteles al norte en Ahome, El Fuerte, y Guasave; en el centro en Salvador Alvarado, Navolato y Culiacán, y al sur en Mazatlán.

A los dos mil 100 efectivos se les sumarían los tres mil 500 policías militares que tienen su base en El Sauz, sede de la Tercera Brigada de Policía Militar que comanda el general Valdez Chávez, en un cuartel inaugurado a finales del sexenio pasado que vino a reforzar la presencia militar en todo el estado.

Camarillo no lo dijo, pero en el medio militar se sabe que el surgimiento de la Guardia Nacional implicará una mayor canalización de recursos de la federación que hará que las unidades de arma en labores de seguridad como regimientos de caballería, batallones de infantería y de arma blindada, tengan un repliegue operativo hasta pasar a segundo plano.

No solo la orgánica de cada batallón que integrará la Guardia Nacional será similar a la de cualquier unidad de infantería, es decir divididos por pelotones y compañías, también la estructura de cada comandancia regional tendrá un Estado Mayor con sus tres secciones básicas, que serían recursos humanos, inteligencia militar y operaciones.

Y en estas tareas el general Valdez Chávez es un experto de primer nivel para lo que se podría vislumbrar sea la puesta en marcha de la Guardia Nacional.

Juan Velediaz / @Velediaz424 / EstadoMayor.mx

Anuncios

  2 en “El futuro de la Policía Militar

  1. Avatar
    Juan
    25 de marzo del 2019 en 14:58

    Sólo así se logran los objetivos al mexicano le gusta que le griten, maltraten pata que haga caso u obedezca

  2. Avatar
    andres benito
    25 de marzo del 2019 en 11:50

    a este general jose luis valdez chavez,, siempre ha sido prepotente, abusivo con los oficiales y tropa, asi se ha conportado toda su vida, pues en una ocasion estuvo a punto de ser procesado por abuso de autoridad cuanto estuvo en la S-4 (R.M.), cuando fue subjefe de la subseccion de programacion y evaluacion, solo es cuestion de buscar en los archivos de la procuraduria de justicia militar y sabran una parte negra de ese general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *