Cuarteleras

México, 6 de marzo.- Un militar en retiro o con permiso será la próxima cabeza de la Guardia Nacional, cumpliendo así con la designación de un civil a mando de esta nueva fuerza policial.

Anuncios

Con la aprobación este día de los congresos de los estados de Quintana Roo, Tamaulipas, Puebla y Sinaloa, se cumple el requisito de contar con la aprobación de 17 congresos para efectuar reformas constitucionales y promulgar la ley de la Guardia Nacional.

Uno de los puntos de mayor controversia fue quién ocuparía el mando de los elementos que integrarán esta nueva fuerza de seguridad pública, provenientes de la policía naval, militar y la federal, con organizaciones y la sociedad civil demandando este fuera precisamente bajo un mando civil.

En ocasiones pasadas, el mando siempre ha sido tema de discusión. Los elementos castrenses no suelen aceptar un mando civil como su superior, situación que ya se ha presentado con anterioridad en fuerzas similares, como la Gendarmería en la administración pasada.

La ubicación de un militar en retiro o con permiso del servicio activo, lo ubica como un civil a cargo de estas funciones, dando solución tanto al tema de un civil al mando como loa capacidad operativa y de respuesta de la recién aprobada Guardia Nacional.

En días pasados, muchos medios publicaron uno de los borradores con la integración del equipo, armas y personal para los batallones de la Guardia Nacional. Si algo saltó al vista, fueron dos puntos: el armamento y equipo a la par de personal capacitado con licenciaturas en áreas jurídicos y sociales, además de operativas. Así, un mando militar con permiso o en retiro, da la certidumbre y cumple con las exigencias de todas las partes.

Redacción/EstadoMayor.mx

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *