Choque de trenes AMLO vs Cienfuegos



México, 9 de octubre.- Un nuevo desencuentro entre el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y el general secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda, vuelve a enrarecer el ambiente previo al cambio de poderes en el país. En un mensaje difundido en redes sociales, el futuro presidente constitucional de México dijo que reinstalará en su cargo el comandante de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), el general Enrique Vallín Osuna, quien supuestamente fue removido de su cargo por haber filtrado o entregado datos sensibles sobre la Base Aérea Militar Número 1 de Santa Lucía (BAM-1) al equipo de colaboradores de López Obrador, en particular al ingeniero Javier Jiménez Espríu.

Anuncios

Si esto es así, si fue removido por eso, le ofrezco ponerlo en su cargo de nuevo, dijo Obrador en el mensaje sobre la situación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

El mensaje dura poco más de 17 minutos. En el minuto 09:23, López Obrador muestra documentos, hace una pausa y dice:

“Tengo información, lo voy a indagar, de que cesaron al jefe de la Fuerza Aérea, del Ejército, por dar información al ingeniero Jiménez Espríu sobre la Base Militar de Santa Lucía. No sé si fue el comandante general de las fuerzas aéreas del ejército (sic) o al encargado de la Base Militar de Santa Lucía.

“Si esto fue así, le ofrezco al general cesado injustamente que lo vamos a volver a poner en su cargo. Eso es una injusticia. No puede haber represalias de ese tipo”.

El general Enrique Vallín Osuna fue removido de la Comandancia de la FAM el pasado 15 de septiembre, unas horas antes del último desfile militar del sexenio peñista. En su lugar fue nombrado el general Manuel de Jesús Hernández González, quien estaba a cargo de la Región Aérea del Centro (RAC).

Vallín no estuvo en el desfile del 16 de septiembre. Al parecer las órdenes del alto mando fueron de no permitir su presencia en la plancha del Zócalo capitalino. El general Hernández González asumió el cargo en las primeras horas del lunes 17 de septiembre y de inmediato comenzó a hacer cambios en algunas áreas de la FAM.

Inició también un estudio sobre la situación en la que su antecesor dejaba el arma aérea, con un récord histórico de 60 accidentes e incidentes de todo tipo en el peor sexenio para la aviación militar en décadas (con Vicente Fox hubo 34 accidentes, 33 muertos y 48 heridos; con Felipe Calderón cayeron38 aeronaves, fallecieron 36 militares y otros 65 resultaron heridos).

Las versiones sobre la salida del general Vallín apuntaban primero al tema de su ineficacia para disminuir la siniestralidad en la FAM y su inacción para reforzar medidas preventivas y controles férreos en el personal y con el material de vuelo.

Luego surgieron versiones sobre supuestas filtraciones de datos al ingeniero Jiménez Espríu acerca de la viabilidad para construir dos pistas alternas en la BAM-1. A eso se sumaron otras versiones en las que se aseguraba que el alto mando militar estaba muy molesto, porque el general Vallín había autorizado la entrada del equipo de ingenieros y especialistas de López Obrador a las instalaciones de la BAM de Santa Lucía sin haberlo consultado con el general secretario.

Lo dicho por el presidente electo confirmaría la segunda versión y prefiguraría nuevas y profundas rispideces entre el futuro mandatario y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas y el actual secretario de la Defensa Nacional, el general Salvador Cienfuegos.

Durante la campaña presidencial del ex candidato de Morena, el general rechazó todos los señalamientos en contra del ejército por violaciones a los derechos humanos, mientras que López Obrador insistía en que en su gobierno las fuerzas armadas jamás serían usadas para reprimir al pueblo.

La postura obradorista se da a unas semanas de la consulta pública con la que el nuevo gobierno buscará conocer si la gente está a favor o no de que el NAICM se siga construyendo en Texcoco o si apoyarían la construcción de dos pistas alternas en la BAM de Santa Lucía, proyecto defendido por el nuevo gobierno y rechazado totalmente por el general Cienfuegos.

Además, será en esta coyuntura en la que López Obrador dará a conocer quiénes serán sus secretarios de la Defensa Nacional y de Marina, los últimos nombramientos que faltan en su gabinete de cara al día del cambio de poderes.

En la Sedena, el general Cienfuegos apoya la nominación de su subsecretario, el general Roble Arturo Granados Gallardo, mientras que en la Marina el almirante Vidal Soberón apoyaría la llegada del Oficial Mayor de la institución, el almirante José Luis Vergara Ibarra, para sucederlo.

 

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estadomayor.mx



Anuncios

  1 para “Choque de trenes AMLO vs Cienfuegos

  1. Pli
    10 de octubre del 2018 en 22:15

    Enhorabuena para mi General Vallin Osuna, hombre integro y militar exepcional! Yo considero que el trasfondo del problema va mas allá de la recepción del equipo de transición. El cambio se dio en cuanto comenzo a sonar en los medios la posibilidad de obtener la cuarta estrella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *