Relevos militares de cara a la transición



Agosto comenzó con un reacomodo en cinco regiones militares del país donde el reflector está posado al comenzar el periodo de transición. El primero es Guerrero, donde la situación explosiva que se vive en el puerto de Acapulco y más de la mitad de los municipios de la entidad, le dan categoría de “foco rojo” al territorio del que se hizo cargo desde el miércoles pasado el general de división Juan Manuel Rico Gámez. El segundo es Veracruz, donde la figura del general José Luis Sánchez León regresa por sus fueros al cierre del sexenio. El tercero es Chiapas, donde uno de los oficiales que mejor conoce la entidad y Centroamérica asume el mando de las tropas en la frontera sur del país.

Anuncios

México, 6 de agosto.- Cuando comenzaba el mes de junio del 2014 el entonces general de brigada Juan Manuel Rico Gámez dejó la comandancia de la 35 zona militar en Chilpancingo, luego de dos años al frente de las tropas desplegadas en el norte, centro y Tierra Caliente del estado. Cuando salió de Guerrero (su lugar lo ocupó el general Alejandro Saavedra Hernández a quien le “explotaría” el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa), había en la entidad al menos 10 grupos de civiles armados, algunos de los cuales operaban como brazos ejecutores de la delincuencia organizada.

El pasado miércoles 1 de agosto el hoy divisionario tomó posesión en el cuartel de Cumbres de Llano Largo, Acapulco, como nuevo comandante de la novena región militar, que abarca las dos zonas militares en que se divide el estado. Cuatro años después que dejó la entidad, el general regresó y en Guerrero existen 18 grupos armados, gran parte de ellos caracterizados por esa línea muy tenue que divide a algunas policías comunitarias de las “infanterías” de la delincuencia organizada.

De acuerdo a un reporte de la Policía Estatal Preventiva, dado a conocer por el periódico Reforma el jueves 3, entre estos grupos de reciente creación están Tecampanera de Teloloapan; Policía Comunitaria de Heliodoro Castillo (Tlacotepec); CRAC-PC Pueblos Fundadores ubicado en Chilapa y Malinaltepec, en la región de la montaña, caracterizada por su elevada producción de amapola y alta marginación social; Guardia Rural de Ejidos de Guerrero en Zihuatanejo, y la Policía Comunitaria de Tepecoacuilco.

“Sabemos que Guerrero es un estado con una situación un poco compleja que requiere mucho análisis, requiere el trabajo conjunto de la sociedad, de sus fuerzas armadas y de su gobierno para generar esas condiciones que todos queremos en la entidad”, declaró el general a los medios locales tras su toma de posesión a la que asistió el Oficial Mayor de la Sedena, el divisionario Eduardo Emilio Zárate Landero.

Rico Gámez es el militar con la hoja de servicios mas sobresaliente que de cara a los cuatro meses que faltan para el relevo en la presidencia de la república, encabeza la segunda rotación de mandos territoriales del 2018 en todo el país. Tras su paso por Chilpancingo estuvo poco más de un año adscrito en el Estado Mayor de la Defensa donde fue subjefe de inteligencia, en noviembre del 2015 ascendió a general de división y semanas después asumió el mando de la sexta región militar con sede en La Boticaria, Veracruz.

Pocos generales manejan la información con la que el general Rico Gámez regresa a Guerrero. Conoce a fondo la importancia estratégica del golfo de México para el tráfico de drogas y armas, sabe de las estructuras de protección política y económica detrás de las bandas dedicadas al robo de combustible en ésta entidad y en Puebla. Y está al tanto del tercer negocio más lucrativo de la delincuencial trasnacional: la trata de personas. Estos son los delitos de más alto impacto en la jurisdicción que estuvo a su cargo en los últimos dos años y medio y que abarcan las zonas militares del norte y sur de Veracruz, Puebla y Tlaxcala.

Rico Gámez quizá sin proponérselo, se coloca con este nombramiento en Guerrero como uno de los generales de división a tomar en cuenta en la sucesión en la secretaría de la Defensa Nacional, En las próximas semanas el proceso seguirá su curso con un “corte de caja” el día del desfile del 16 de septiembre. Se sabe que existe una fuerte carga simbólica pues solía ocurrir que el mando castrense que encabezaba la parada militar era el hombre a encabezar la dependencia hasta hace pocos sexenios.

Estoicismo frente a la adversidad

Los medios fueron muy críticos con él, y casi nadie puso el foco en los grupos del crimen que tenían asolada a la región de Tierra Caliente del Estado de México, dijo una fuente castrense sobre la figura del general de brigada José Luis Sánchez León, el militar que el mismo miércoles 1 de agosto asumió el mando de la sexta región militar con cuartel en La Boticaria, en Boca del Río, Veracruz.

En junio del 2014 Sánchez León era el comandante de la 22 zona militar en Santa María Rayón, Estado de México cuando tropas de su jurisdicción abatieron a 22 presuntos delincuentes en una bodega en la comunidad de San Pedro Limón, municipio de Tlatlaya, en la región calentana que colinda con Guerrero y Michoacán.

Por este caso se investigó a comandante del 102 de infantería y a un pelotón de soldados que estuvo involucrado en los sucesos. La justicia militar proceso a tres militares a los que imputó el delito de homicidio.

El general resultó sin responsabilidad y tres meses después del caso fue relevado de la comandancia de zona. Pasó a Guadalajara como jefe de Estado Mayor de la quinta región militar, tras varias comisiones el pasado miércoles Sánchez León se colocó en la antesala de ascender al grado de divisionario después de asumir el mando de la sexta región militar, un puesto reservado solo para militares de este rango.

Donde también hubo cambio fue la doceava región militar. Nueve meses después de que el general Javier Cruz Rivas asumiera el mando de la comandanciaen Irapuato que abarca las zonas militares de Michoacán, Guanajuato y Querétaro, su lugar fue ocupado por el divisionario Ángel Prior Valencia.

Para nadie pasó por alto que en los últimos meses la descomposición de Guanajuato es tema de los medios nacionales e internacionales, al igual que la reactivación de los grupos armados ilegales en la región calentana de Michoacán. Prior Valencia conoce esta parte del país ya que hace algunos años, poco antes de asumir la dirección de Educación Militar y la rectoría de la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea, fue comandante de la 17 zona militar en Querétaro.

El viernes pasado donde hubo también relevo fue en la comandancia de la séptima región militar con sede en Tuxtla Gutiérrez y jurisdicción en el estado de Chiapas y Tabasco. El general de división Carlos Ramón Carrillo del Villar asumió el mando en sustitución de su colega Luis Alberto Brito Vázquez.

Brito Vázquez como Carrillo del Villar, son oficiales de artillería, y ya habían tenido experiencia de mando de tropas en la frontera sur. El primero en Tabasco en la 38 zona militar en Tenosique, y el segundo en la 31 en Rancho Nuevo, Chiapas.

Carrillo del Villar fue agregado militar en la Embajada de México en Bogotá, Colombia en 2015 y jefe de Estado Mayor en el cuartel de la octava región militar en Oaxaca. Su regreso a Chiapas, con conocimiento estratégico de lo que sucede en Centroamérica, se da después de haber sido director del arma de artillería.

Otra comandancia de región que también tuvo cambios fue la décima con jurisdicción en Campeche, Quintana Roo y Yucatán. Al cuartel de Mérida llegó un viejo conocido de los periodistas, el general de división Francisco Aguilar Hernández, quien relevó al general Gustavo Nieto Navarro.

Aguilar fue varios años titular del área de comunicación social de la Sedena. El acto de su toma de protesta fue encabezado por el subsecretario de la Defensa Nacional, Roble Arturo Granados Gallardo, quien aparece en el reflector como uno de los aspirantes a suceder al general Cienfuegos al frente de la Sedena.

Varios de los militares relevados, fueron condecorados hace un par de semanas ya que llegaron a la edad reglamentaria de retiro.

 

Juan Veledíaz

@velediaz424

Estadomayor.mx



Anuncios

  1 para “Relevos militares de cara a la transición

  1. leonardo
    07 de agosto del 2018 en 22:16

    Condecorar a militares es lo último que le queda a 100fuegos para tratar de remediar todo el mal que hizo al personal del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, pues ya está de salida pero ya todo lo mal que hizo no lo remedia con una simple condecoración solo mamadas para la foto hipócrita, el peor Secretario de la Defensa Nacional por muchos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *