¿Quiere ver a Raymundo Collins? Marque el 911



México, 3 de agosto.- A partir de su llegada a la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México no ha soltado el chaleco antibalas. Y gracias a eso se han detenido aproximadamente 150 asaltantes cada día, se han resuelto secuestros y evitado robos de vehículos en el momento.

Anuncios

¿Diferencia con su antecesor? Del tamaño del planeta Tierra. No sólo porque personalmente acude al lugar de los hechos, supervisa, ordena, sino porque todos los “arreglos” en lo oscurito que tenían paralizada a la policía, para decirlo de una manera amable, se desbarataron.

En el argot policiaco se repite mucho una frase: “lo de antes como antes, lo de hoy como hoy”. Y vaya que se cumple en las oficinas de la zona rosa.

Los helicópteros están vigilando todo el día. Las patrullas en la calle. Y el sentido común prevalece. Es decir, vigilar las zonas donde ha habido mayor número de asaltos. Darse por enterado. Hacer su chamba. Enfrentar a los malos.

Dejar de un lado las complicidades con criminales que nos han tenido con “el Jesús en la boca” por mucho tiempo.

¿Con esto es suficiente? Diría que es bastante. Que se trata de un cambio radical. Que la policía sea eso: policía. Sea autoridad que cuida a los ciudadanos.

No lo era. ¿Asunto de dinero? Quiero suponer que, de muchos intereses y mucha incapacidad, enormes incapacidades consentidas. Los que se fueron no iban pobres.

¿Cómo se termina con la corrupción en el interior de una institución como la policía de la Ciudad de México, que tiene mayor número que muchos ejércitos en el mundo? No aceptando dinero. Collins al llegar a su oficina llamó a todos los jefes y les dijo, justamente, que no había cuotas, que no había petición de dinero por parte de ninguno. Y punto. Si no permea arriba…

¿Y la inseguridad? ¿Es suficiente con la presencia de la policía? Quiero suponer que es un principio incuestionable. Presencia comprometida, supervisada desde la misma oficina de Collins, al que no le cuentan mentiras.

¿Hay delincuencia organizada en la Ciudad de México? Es obvio que sí. ¿Podrá Collins contra ésta? Diría yo que, si alguien puede confrontarlos de frente, es Raymundo Collins. Sabe quiénes son y no les tiene miedo, no acepta negociaciones ni cochupos.

Paso a paso.

Collins tiene vocación por la seguridad. Conoce los entretelones de la policía de la Ciudad de México desde hace muchos años. Sabe de qué lado mascan las iguanas poderosas y ha salido incólume de muchas batallas.

¿Cuatro meses alcanzan? No sé si para el cambio profundo que se necesita. Por lo pronto unos días, semanas apenas han alcanzado para romper con apatía, simulación y complicidad.

Por lo pronto si le roban la bicicleta, si lo intentan asaltar, si oye pasos en la sala de su casa, si se da cuenta de que lo vienen siguiendo, marque el 911 que está funcionando. La policía va a llegar. Y muchas veces también su jefe…

 

Isabel Arvide

@isabelarvide

Estadomayor.mx



Anuncios

  3 en “¿Quiere ver a Raymundo Collins? Marque el 911

  1. Pli
    07 de agosto del 2018 en 18:23

    Lástima que no entró antes, me hubiera gustado verlo, conocerlo hace 2 meses que mataron a mi amigo afuera de un café en donde colindan la delegación iztapalapa coyoacan y Benito Juárez. Me hubiera gustado conocerlo para presentarle a mi hijo de 8 años que estaba parado a lado de mi compadre y que hoy no duerme y no sale a la calle por miedo a los encapuchados.
    Me hubiera gustado conocerlo y que me ayudara a darle los primeros auxilios mientras se desangraba por la falta de una ambulancia que tardo más de 30 minutos en llegar.
    Me gustaría conocerlo para que viera la escasa presencia policiaca que hay en el lugar. Ese día no había patrullas en la zona desde las 16:00 y tardaron casi 30 minutos en llegar. Así como van a atrapar a los responsables, así como se va a prevenir el delito. Así cómo le van a devolver la vida a mi amigo!
    Uno más que se lleva Hiram entre sus cuentas, si se llevó un peso por cada ilícito cometido en su gestión, el señor Almeida se fue millonario!

  2. leonardo
    05 de agosto del 2018 en 20:15

    orden dada no supervisada se la lleva la chingada, si realmente ha sido así felicidades solo falta sacar a la mafia de esa institución la antigua guardia policial que lleva años ahí, haciendo lo que ellos quieren con familias enteras reclutadas por ellos mismos (hermanos, suegros, tíos, primos, cuñados, compadres, amigos y muchos otros con moches).

  3. Luis Campos Campos
    03 de agosto del 2018 en 12:24

    En hora buena, felicidades por un elemento así, ojala y lo imiten, haber si hace escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *