Descuido en el Hospital Central Militar



México, 13 de julio.- El Hospital Central Militar, otrora sinónimo de excelencia, escenario ahora de descuidos médicos en una tendencia de problemas en la atención de sus usuarios.

Anuncios

Se trata de una señora de edad avanzada, esposa de un militar en posición de mando. Desde su ingreso a una de las áreas de atención críticas del hospital, sufrió la falta de abastecimiento y equipamiento. La indiferencia de las enfermeras hacia las condiciones y su atención se resumieron en un “no tiene mucho caso hacerle más si total se va a morir“.

El equipo, literal, se está cayendo a pedazos. Cables sueltos que deberían estar en perfectas condiciones, no tienen recubrimiento y han sido reparados y vueltos a unir con cinta.

La paciente sufrió lesiones en su mano y vena al no haberle cambiado, revisado siquiera, la línea de suero…

Pareciera una historia exagerada, de esas que se cuentan para ahuyentar a una persona de una institución o un sitio. A ojos de varios médicos consultados por EstadoMayor.mx, hay una situación de descuido, tanto por parte del personal como en el mantenimiento y atención del equipo. Quizá los rumores alrededor de las condiciones y el decremento en la atención del Hospital Central Militar son ciertas.

En fechas recientes, la institución ha tenido que contratar a personal civil para llenar los vacíos y falta de personal militar. Los mecanismos de trabajo y rutinas del mundo civil pareciera que han tenido roces con el mando militar, lo que pareciera resultar en complicaciones que a su vez se traducen en la atención y afectación a los derechohabientes.

Si esta fue la atención que recibió la esposa de un militar de alto rango, ¿qué sucede para la tropa?. El Comandante Supremo, el Presidente de la República, ¿es atendido con cables sueltos? Recordemos que este hospital es dónde acude para su atención médica.

 

 

Redacción

EstadoMayor.mx



Anuncios

  8 en “Descuido en el Hospital Central Militar

  1. Monica
    16 de julio del 2018 en 20:05

    increible que sucedan estas cosas si el hospital fue certificado y es o era uno de los mejores no cabe duda todo cambia pero para mal que pena

  2. Luis Campos Campos
    16 de julio del 2018 en 11:25

    Es una pena, el honorable Hospital Militar era un ejemplo de atención, avance tecnológico y eficiencia, que fue lo que pasó. ¿Les alcanzó la corrupción?, ¿El nepotismo?, o simplemente se están aprovechando del cambio que se avecina.

  3. Alberto Carreon
    14 de julio del 2018 en 21:17

    El deterioro en la atención por parte del personal activo hacia el personal en situación de retiro en los espacios como hospitales y seguridad social, son extremadamente deficientes, es lamentable ver en lo que se ha convertido nuestra institucion otrora simbolo de eficacia y eficiencia, ahora demuestra apatia hartazgo, falta de preparación, falta de profesionalismo: para muestra un botón, a casi 8 meses de haber fallecido un compañero retirado Tte. contram. Nestor Rosales Flores, sus hijos que literalmente dependían de su pensión, a la fecha no han recibido un solo peso, (aun cuando en la pagina del issfam. señala que mientras tanto recibiran un 50 por ciento) Entre el depto. de trabajo social de la zona naval militar con sede en La Paz, B.C.S. y el personal del issfam. hacen hasta lo imposible para retardar el tramite, pidiendo hasta 5 veces en lo que lleva el tramite los mismos documentos. Realmente se siente la negligencia profesional de las personas que se supone estan para apoyar y orientar a los deudos.

  4. Ricardo Valdez Santiago
    14 de julio del 2018 en 13:27

    Pues se aprecia deterioro del cable, pero si lo tiene colocado es porque funciona. No es fácil tener esos insumos en perfecto estado ya que continuamente se están utilizando para atender a todos los pacientes. Si se acercan a otros hospitales institucionales se darán cuenta que el Hospital Central Militar se encuentra muy por encima de ellos en cuanto a recursos humanos y materiales. Mis felicitaciones para ese hospital y los médicos militares.
    Los comentarios de ese “reportaje” se aprecian muy amarillistas y con intentona de desestabilizar una institución.

  5. Daniel
    14 de julio del 2018 en 11:21

    Es cierto, lamentablemente también por negligencia falleció mi padre, que lo tenía una doctora a la fuerza en Neumo, cuando debería de haber sido tratado en Gastro, le limpieza de las salas nefasta, las enfermeras y enfermeros literalmente no ayudan, uno mismo tiene que estar al pendiente de todo.

  6. andres benito
    13 de julio del 2018 en 17:03

    lamentablemente en este sexenio, la atencion medica en los diversos escalones sanitarios ha decaido, ademas se suprimio la atencion en la tarde, ocasionando que para recibir este servicio se requiere casi dormir fuera de algun hospital militar, debido al crecimiento de personal militar y sus derechohabientes, ya no existe vocacion de servicio tanto de los mandos como del personal de sanidad, solo buscan como salir del paso, sin que presten atencion a quienes lo solicitan, quisiera que el actual srio. de la sedena se percatara de esa situacion y cuando menos realice algunas acciones positivas antes de que termine su mandato, de todos modos si no realiza los cambios necesarios en la politica de atencion medica, en algun momento tambien la necesitara, y es ahi donde la vida le pasara la factura correspondiente

    • Josue Nava
      14 de julio del 2018 en 21:55

      En este sexenio todo se ha hecho de forma que se vea “bonito” de afuera pero no muestran las deficiencias internas, hay todo un aparato para no mostrar las carencias que tiene el instituto armado, cadetes que se gradúan y mejor se salen y dejan esperar el famoso (año de penalización) para sacar su patente y ejercer afuera la especialización que tengan imagínate como vas a graduarte por ejemplo de piloto aviador para que te manden a X zona militar muy “trajeado de oficial” sentado en un escritorio para solo recibir llamadas o escribir oficios en Word… esa es una frustración profesional
      en todo están las deficiencias… desde las botas de plástico que dan que hasta los mismos elementos mejor se compran calzado “por fuera”, vehículos siniestrados o baleados que aun quedando inestables los reparan y los ponen a trabajar de nuevo y asi nos podríamos ir por todas y cada una de las deficiencias de esta administración no por nada… este sexenio las bajas son continuas

  7. Roberto tapia
    13 de julio del 2018 en 16:40

    De qué se admiran, ha dejado de ser un hospital con un personal de la mas alta doctrina ya que su formacion es mas civil que militar sin vocacion de servicio ni humana y los aspirantes qu3 en realidad desean ingresar al los planteles son rechazados e ingresan los que cu3ntan con alguna recomendacion o hijos de militares de de rango los cuales egresan d3 dichos planteles militares, como el caso que nos ocupa y propiamente de la escuela medico militar sin vocación de servicio ah pero estos ya se graduan y cuentan con una plaza, un sueldo y un grado y lo mejor una jubilacion, y ahora porque no se ve tambien el hospita de alta especialidad de la secretaria de marina en donde hace unas semanas atras se suicido un elemento, por cierto joven el cual se avento por el cubo de las escaleras, y los estudio de analisis clinicos con errores a su mismo personal asi como el robo de medicamentos y la falta de personal especializado para las areas e igual que el hospital centra tienen que contratar personal civil siin la formacion ni ética de servicio perdiendo con esto la credibilidad en estas instituciones de salud, pero el secretario de marina en su afan elitista cambio el perfil de ingreso con mas estatura en cualqiuer área okey altos y parecidos pero sin vocacion de servicio aclaro no todos, y el error es poner como directores de estos hospitales a mandos del cuerpo general no medicos como debería ser el caso, ahora la direccion la ocupa un almirante d3l cuerpo general, caen en el mismo error y errores que se multiplican en los derechoabientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *