Guanajuato en descomposición



Salamanca sin policía y patrullada por guardias de seguridad privada. Policía federal y Policía Militar insuficientes ante la ola de criminalidad que sacude Guanajuato, donde los asesinatos de policías habían dejado hasta principio de junio un total de 37 víctimas en todo el estado. Día a día, sin la beligerancia de Guerrero ni la anarquía de Tamaulipas, Guanajuato se convirtió en el último lustro en uno de los estados mas violentos, gran parte debido a la corrupción de las autoridades en sus diferentes niveles de gobierno, quienes toleraron el crecimiento y expansión de las bandas criminales dedicadas al robo de combustibles que vía ductos atraviesan territorio guanajuatense.

Anuncios

México, 13 de junio.- Al medio día del viernes primero de junio, una acción armada ejecutada con rapidez y precisión, retrató de cuerpo entero al gobierno del panista Miguel Márquez en Guanajuato. Un grupo de policías viales del municipio de Salamanca, que a esa hora habían estacionado dos patrullas para montar un retén de revisión vehicular sobre la Avenida del Sol, aledaña a la colonia La Gloria, en las proximidades del llamado Puente Negro, fueron atacados a tiros sin que tuvieran armamento de cargo con el cual defenderse.

Desde meses atrás agentes de la corporación se habían inconformado porque las autoridades municipales y del gobierno del estado, no les habían entregado armamento para poder realizar sus labores en una de las ciudades guanajuatenses donde la violencia generada por las bandas dedicadas al robo de combustible de los ductos de Pemex, han impuesto su ley a golpe de asesinatos de agentes policiacos.

Los primeros reportes de ese día señalaban que se trataba de cinco agentes asesinados, pero horas después uno más que resultó herido, perdió la vida debido a la gravedad de las heridas.

Medios locales comenzaron a difundir que seis policías de vialidad habían sido asesinados por un comando armado quienes los atacaron con armas largas. Los seis cuerpos quedaron tendidos sobre el asfalto junto a las patrullas en unas imágenes que fueron difundidas en redes sociales donde se podía apreciar que varios de los fallecidos tenían disparos en la cabeza.

En las horas posteriores al ataque, agentes ministeriales del estado, Policía Federal y Policía Militar, realizaron una búsqueda de los atacantes sin que pudieran dar con su paradero. Solo se dijo que viajaban a bordo de dos camionetas en las que se dieron a la fuga.

La crisis de seguridad que vive Guanajuato no es algo que haya pasado de largo para la secretaría de la Defensa Nacional. Desde diciembre pasado cuando hubo cambio en la comandancia de la doceava región militar, con la llegada del general de división Javier Cruz Rivas a Irapuato, sede del cuartel general, la preocupación estaba instalada en los altos mandos dada la beligerancia y poder corruptor de las mafias “huachicoleras”.

En abril pasado tocó turno a la comandancia de la 16 zona militar con sede en Sarabia, Guanajuato, donde fue designado como comandante el general de brigada Bernardo Ramírez García.

Ambos militares con experiencia de mando de tropas, fueron los encargados del despliegue de las primeras unidades de Policía Militar, cuyas últimas brigadas puestas en macha en este sexenio fueron creadas para brindar seguridad en los municipios mas conflictivos del país. Se le ha dado tal importancia a la corporación en la entidad, que el mes pasado entró en operación una nueva base para una brigada entera, poco mas de tres mil efectivos, que se tenía contemplado vigilaran 46 municipios guanajuatenses.

Fin de gobierno estatal sin control

Siete días después del ataque que privó de la vida a los seis agentes de vialidad, el  gobernador anunciaba que a falta de elementos de fuerzas de seguridad, gran parte de la corporación en Salamanca habían renunciado y otros habían solicitado su baja por jubilación anticipada, el municipio había decidido contratar una empresa de seguridad privada para que se hiciera cargo de la vigilancia de calles, colonias, parques y jardines.

Miguel Márquez declaró que debido a la emergencia de seguridad en todo el estado, de momento no había efectivos disponibles porque el mando único estaba instalado en varios municipios y no alcanzaban los policías.

“Vienen alrededor de dos mil 300 elementos de la policía estatal pero ahorita no los tenemos todavía, es que asumimos el mando de varios municipios, entonces ahorita no tenemos capacidad para enviarles más policías a Salamanca, pero se ha reforzado con la Policía Federal, con el ejército”, dijo el gobernador a varios medios hace unos días.

Será el gobierno municipal de Salamanca el encargado de pagar a la empresa de seguridad privada quienes se harían cargo hasta donde el tiempo les dé, mientras se reorganizan las fuerzas estatales, para brindar el servicio de “proximidad”.

Márquez volvió sobre el punto que le costó la vida a los seis policías de vialidad a principio de mes, dijo que los guardias privados harán sus rondines de vigilancia pero no estarán armados.

La capacidad de fuerza para reforzar la seguridad, el mandatario se la adjudicó a la Policía Federal, la cual será la encargada de encabezar las operaciones por o que se es facilitarán 20 patrullas para su movilidad en la entidad.

Sobre el periodo en el que Salamanca estará vigilada por seguridad privada, Márquez aseguró que la contratación será por jun tiempo determinado, sin precisar fechas, aunque su gestión está a meses de concluir al frente del gobierno del estado.

“Es un apoyo adicional al tema de proximidad. Es un asunto que se le está metiendo por un determinado tiempo, acuérdense que la Policía Federal se hizo cargo de la seguridad con el mando único y ellos quieren tener más presencia, sobre todo en lo que es el tema de parques, jardines, más proximidad con los ciudadanos”.

Márquez entregará la gubernatura en septiembre próximo con un legado donde la violencia e inseguridad se convirtió en la principal preocupación de los guanajuatenses.

 

Juan Veledíaz

@velediaz424

Estadomayor.mx



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *