Dispararon marinos en defensa propia, señala Marina



México, 6 de junio.- Los elementos de la Secretaría de Marina (Semar) atacados durante la tarde del cuatro de junio por decenas de civiles en Ciudad Guzmán, Jalisco, usaron sus armas de fuego haciendo disparos al aire para disuadir a sus agresores y evitar así una situación mucho más complicada y grave, señaló la institución.

Anuncios

Como resultado de la agresión, un marino resultó con heridas en el rostro y varios golpes por pedradas y otros dos fueron lesionados por golpes con palos y otros objetos. Uno de ellos requirió atención médica inmediata.

La Semar emitió un comunicado para explicar lo ocurrido durante la tarde del lunes cuatro de junio en Ciudad Guzmán, en donde un grupo de marinos fue atacado por civiles con piedras y palos cuando se efectuaba una supuesta manifestación en ese sitio para exigir la salida de las tropas navales a las que en los últimos meses se ha acusado de desapariciones forzadas y ejecuciones.

En un comunicado de prensa emitido este martes, la Marina precisó que la agresión a sus tropas sucedió cuando el grupo de Infantería de Marina había llegado a Ciudad Guzmán para abastecerse de algunos productos.

En esos momentos, un nutrido grupo de civiles que estaban en la manifestación se dio cuenta de la presencia de los marinos y les gritaron ofensas y amenazas. Se acercaron a las unidades en las que estaban esperando a otros compañeros que compraban víveres en una tienda y los increparon por la desaparición forzada de varios civiles ocurrida en los últimos meses.

Mientras los rodeaban comenzaron a arrojarles piedras. Una de las rocas se estrelló en la cara de un marino que fue auxiliado por sus compañeros para salir de ahí. Mientras sus compañeros lo ayudaban a caminar, más civiles se acercaban y azuzaban a otros para golpear a los marinos, quitarles sus armas y obligarlos a irse.

Un video capta los momentos en que el personal naval, con calma, tratando de repeler las agresiones -varios civiles se les acercan y los patean y les lanzan piedras y palos por la espalda-, camina con el marino herido hacia una de las camionetas que es apedreada y pintarrajeada con ofensas y sobre todo con las siglas “CJNG” (Cártel de Jalisco Nueva Generación).

Uno de los agresores se acerca y grita “no llores, puto”, mientras otro, de frente, mientras los marinos tratan de abrirse paso, le asesta un golpe en el rostro al elemento que ya va herido. Otro más patea a los marinos en las piernas y la espalda. Los marinos avanzan lento sin responder agresiones o insutlos.

En ese video no se aprecian los disparos hechos al aire por los marinos. Las imágenes de esa parte de la agresión fueron tomadas por personas distintas y en ellas solo se ven policías municipales avanzando sobre una calle y de fondo se escuchan algunas ráfagas de ametralladora.

Las notas periodísticas de los medios locales mencionaban disparos al aire por parte de los marinos, quienes decidieron regresar por sus camionetas pese a las agresiones de que estaban siendo objeto. Los disparos no aparecen en los videos tomados por habitantes de Ciudad Guzmán, aunque se escuchan claramente las ráfagas de metralla y en ocasiones los disparos de armas semiautomáticas.

Esta no es la primera agresión de este tipo que sufre personal de la Marina. El 14 de junio de 2017 un convoy de camionetas pick up de la Marina que patrullaban un tramo carretero cerca del poblado Cuesta Blanca, en el estado de Puebla, cuando sorprendieron a un grupo de ladrones de combustible tratando de desplazarse con 15 camionetas cargadas con bidones de gasolina robada.

Los marinos los detuvieron y cuando intentaban llevárselos detenidos, los huachicoleros pidieron apoyo vía radio y consiguieron que decenas de vecinos los apoyaran atacando a los marinos con palos, piedras y disparos de arma de fuego.

El personal naval tuvo que retirarse ante las amenazas de los civiles de detenerlos y quemarlos vivos.

 La Marina emitió un comunicado señalando que el personal naval disparó al aire para dispersar a los civiles que los atacaban y para evitar una confrontación y una situación de mayor gravedad.

La Semar señaló que los marinos fueron atacados cuando se reabastecían en Ciudad Guzmán, Jalisco.

La dependencia indicó que “los hechos ocurrieron cuando personal naval circulaba a bordo de vehículos oficiales por una avenida de dicha ciudad, donde recibieron agresiones directas por parte de citado grupo, quienes presuntamente se manifestaban por la presencia de elementos de esta Institución en el estado de Jalisco”. 

Ante esta situación,” el personal naval actuó de manera disuasiva, con base en el Manual del Uso de la Fuerza de Aplicación Común de las tres Fuerzas Armadas, con el fin de disminuir el nivel de la agresión y reducir el peligro de bajas de civiles y de personal naval, por lo que al ver que su vida se encontraba en peligro efectuaron disparos disuasivos al aire para dispersar a la multitud y evitar se generara un altercado, que pudo haber resultado en consecuencias de otra naturaleza”, explicó la Marina.

Es necesario resaltar que el personal de la Institución, en apego a la doctrina y valores navales, no repelió las agresiones físicas y verbales sufridas por los manifestantes, inclusive cuando fueron agredidos de manera directa, mientras trasladaban a un elemento naval que por la naturaleza de sus heridas, requería primeros auxilios de manera inmediata, agregó.

La Marina añadió que colabora con las autoridades federales para el esclarecimiento del caso y “reitera el compromiso con la sociedad mexicana de respetar su derecho inalienable a la libre expresión y manifestación de ideas; un derecho que, sin duda, contribuye a la construcción de una ciudadanía crítica y a la altura de las instituciones democráticas que hoy en día poseemos las y los mexicanos”.

Al final, la secretaría “condena enérgicamente cualquier acto que atente contra la sociedad mexicana, además respeta el derecho de los ciudadanos para organizarse y manifestarse libremente, sin dañar a terceros”.

 

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estadomayor.mx



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *