Continúan enfrentamientos entre militares y sicarios en Tamaulipas

México, 25 de enero.- La violencia y los choques armados entre el Cártel del Golfo (CDG) y las tropas del Ejercito y la Marina en Tamaulipas van en aumento otra vez.

Anuncios

Ayer fueron seis los civiles armados abatidos por marinos en dos acciones distintas en la periferia de la ciudad de Reynosa. Los enfrentamientos se dieron un día después de que el Cabo de Caballería Héctor Julián Martínez Palao falleció tras el ataque de un grupo de sicarios del CDG que tenían como rehenes a trabajadores de una empresa.

En redes sociales, militares indicaron que el convoy del 19 Regimiento de Caballería Motorizado (19° RCM) atacado iba en apoyo a las instalaciones de la empresa Kimball Electrónicos de México, localizada en la colonia Nuevo Reynosa, en los límites fronterizos con los Estados Unidos.

Los datos disponibles señalan que en la zona había ocurrido un ataque del Grupo Escorpiones, banda criminal creada en 2009 por Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta, para hacerse cargo del cartel tras la captura de Osiel Cárdenas, su hermano y líder de la que entonces era la organización criminal más poderosa en el norte del país.

Tras el ataque, un grupo de sicarios habría tomado como rehenes a algunos trabajadores de la empresa, parapetándose al interior, fuertemente armados. Un convoy del 19 RCM que patrullaba la zona acudió al lugar y fue sorprendido por los sicarios. Fotos de lo ocurrido muestran uno de los vehículos Hummvee del ejército volcado en la calle Acultzingo, impactado sobre otros coches civiles.

En esa acción falleció el Cabo Martínez Palao. Otros seis militares del regimiento resultaron heridos en la volcadura. Blindados ligeros Sand Cat acudieron al lugar para apoyar a las tropas y se desplegaron en la zona.

Los sicarios del CDG circulaban en una camioneta Suburban negra, sin placas, pero con la leyenda GRUPO ESCORPIÓN pintada en los cristales traseros. Este vehículo fue abandonado luego de chocar con la parte trasera de un camión escolar.

Los militares iniciaron la persecución de los sicarios quienes se escondieron en otras fábricas y terrenos cercanos. Minutos después del enfrentamiento, civiles bajo las órdenes del CDG iniciaron bloqueos de calles y quema de llantas en varios sectores de Reynosa.

Los bloqueos y el caos vehicular aumentaron en la mañana del miércoles. Ayer, en dos hechos distintos, Infantes de Marina mataron a seis civiles en enfrentamientos. El primero fue en Reynosa, en donde cerca de las nueve y media de la noche los marinos se persiguieron a dos pistoleros del CDG en calles de la colonia El Círculo.

La persecución terminó cuando los sujetos se estrellaron contra un vehículo, lo que originó un nuevo enfrentamiento en el que murieron los civiles armados. En otro punto del estado, otros cuatro civiles armados murieron en un enfrentamiento con fuerzas federales con las que se encontraron en el libramiento de la carretera Monterrey-Matamoros.

En ese lugar, dos camionetas pick up -una sin placas y otra con identificación del estado de Texas (JLJ-7284)- atacaron a los militares para luego huir por una brecha en al que fueron alcanzados y abatidos.

Los civiles muertos vestían uniformes militares camuflados y llevaban un arsenal compuesto por 10 armas largas (un fusil Barret, tres AK-47, dos Sigsauer y cuatro carabinas M-4), así como cargadores abastecidos y chalecos tácticos.

Mientras los mandos de la 8ª Zona Militar (General Adelfo Castillo López) y del Sector Naval de Matamoros (Almirante Arturo David Lendeche) se reunieron para reforzar, el Cabo Héctor Julián Martínez Palao recibía los honores postmortem en las instalaciones del cuartel.

 

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estadomayor.mx

Anuncios

Deja un comentario