Otra vez el profe Moreira



México, 10 de noviembre.- Ya no importa si las conclusiones en su contra son verdad, o como él dice, una inmensa calumnia. El daño está hecho, una vez más, contra Humberto Moreira.

Anuncios

¡Qué giro tan dramático de su destino!

Una vez más, van muchas, se le vincula con el crimen organizado. Con “Los Zetas” que, sabemos de sobra, tuvieron poder e impunidad en Coahuila por muchos años.

El señalamiento viene, una vez más, del extranjero. De la Universidad de Texas, Estados Unidos. Y está basado en el análisis de lo que han dicho testigos en sus juicios. Es decir, presuntos culpables. Implicados en el tema criminal.

Esta vez, también hablan de su hermano Rubén. O sea que al defenderse lo defiende a él, cuando está a punto de terminar su gobierno. Cuando el apellido Moreira se irá del poder local.

¿Estuvo vinculado con “Los Zetas”? El argumento habla de protección. Y de que hubo protección para estos criminales, la hubo de sobra. Desde la misma oficina del entonces Fiscal Jesús Torres Charles, que tenía a su hermano a cargo de un grupo especial fuera de la norma.

Humberto Moreira escuchó, me consta porque yo estaba ahí presente, del comandante de la Región Militar que se protegían actividades criminales de “Los Zetas” por gente de la Fiscalía. El mismo Armando Luna Canales, entonces titular de la Secretaría de Gobierno, pidió que viniese un jefe militar a hacerse cargo de las cárceles por el dominio de estos criminales ahí.

No se sabía, no lo supo nunca Humberto Moreira, que los jefes de “Los Zetas” viviesen en Coahuila.

¿Pudo haberlos protegido? Humberto no estaba en el tema de complicidades criminales, sino en lo político, y en la influencia inmensa de Rubén Moreira, que protegió siempre a Torres Charles. Me parece una fantasía siquiera pretender que recibió dinero de “Los Zetas” pero quienes así lo han dicho deben tener información de dinero entregado… a quienes supuestamente lo harían llegar hasta “arriba” y no lo hicieron.

Tiene razón Humberto cuando dice que esta publicación, este estudio, le hace mucho daño a él y a su familia. El problema es que cuando Felipe Calderón, entonces Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, le dijo que su Procurador (después cambiaría a Fiscalía) estaba coludido con criminales lo mandó, literalmente, al cuerno. Y en contrario, porque su lectura fue política, lo protegió y le dio más poder.

Su “priísmo” extremo, el considerar que Calderón hacía estos señalamientos por razones políticas en su contra, visualizar de forma equivocada la actuación de su Procurador, al que hizo Fiscal, hoy tienen un precio negativo extremo.

No se puede hablar del gobierno de Humberto Moreira sin la influencia inmensa de Rubén. Y cualquier señalamiento debe ser repartido entre ambos. Lo malo hoy que son enemigos a muerte, es que cualquier defensa también debe ser común, y eso no lo veremos.

De cualquier forma, el daño está hecho. Una vez más. Y el Profe Moreira no ve la luz del sol en paz. Su vida ha dado muchos giros enloquecidos estos años, este sexenio en que ha ido del poder del PRI a la ignominia y la cárcel. Peña Nieto está en deuda con él, pero estos escándalos dificultan enormidades que pueda cumplirle, al menos en lo político.

¿Será candidato? Ya lo fue, a diputado local, y Rubén consiguió que perdiese, se empeñó en derrotarlo con todos los recursos y todas las formas que le aprendió. ¿Qué sigue? Pues una vez más defenderse. Sin mucho éxito. Porque el asunto se establece en la percepción de culpabilidad que tiene encima, que no ha podido quitarse de encima.

A mí, que conocí de cerca su inmensa fuerza social, su liderazgo, sus capacidades, me da una enorme tristeza que su historia vaya en estos senderos, que siempre que sea mencionado sea por temas criminales.

 

Isabel Arvide

@isabelarvide

Estadomayor.mx



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *